Inicio > CULTURA, NAVEGACION, PERSONAL > UN PAR DE HOMBRES NOTABLES (Jaime…)

UN PAR DE HOMBRES NOTABLES (Jaime…)

Jaime y José María no se conocen. Y ya no tienen posibilidad de hacerlo porque uno vive casi en el mar y otro permanentemente en los cielos.

Yo solo conozco (conocí) a José María. Pero ambos son objeto de mi más profunda admiración y quiero reflejarlo en este blog.

A Jaime (Tolosa, 1975) algunos le llaman “El caballero de la Mancha”. No por identificarle con el Quijote, aunque seguro que algo de quijote tiene, sino porque su apellido es, precisamente, Caballero y su hazaña más notable ha tenido lugar en la Mancha; en el Canal de la Mancha.

Conózcanla.

JAIME CABALLERO, NADADOR

JAIME CABALLERO, NADADOR

El 6 de agosto del año pasado, Jaime Caballero se lanzó a las frías aguas de Dover con el objetivo de cruzar a nado, ida y vuelta sin detenerse, el Canal de la Mancha.

A las 8 am me eché al agua y todo comenzó sin grandes complicaciones ni sorpresas hasta que a la segunda hora empecé a sentir frío y a pedir té caliente…

A las sexta-séptima hora aproximadamente empecé a ver unos objetos flotando y bajo el agua de diversos colores y me resistí a pensar que eran lo que me temía pero pronto empecé a sentir en mis propias carnes que efectivamente eran medusas. Me picaban por todo el cuerpo y esto unido al frío y al festival de olas que tuve durante una media hora al pasar por un banco de arena me hizo pensar seriamente en abandonar…

Al aproximarme a la costa francesa empezaron unas fortísimas corrientes que me impedían mantener un punto de referencia único. Cada vez que miraba para adelante tenía que cambiar de objeto ya que nos íbamos hacia el Oeste con el riesgo de superar Cap Gris Nez y perder la posibilidad de tocar tierra. Pero lo hice.(www.jaimecaballeronadador.com)

Tras “tocar”, literalmente, costa francesa al sur de Calais y sin detenerse, viró 180º para retornar  a Folkstone, a 17 kilómetros de Dover.

Completados casi cien kilómetros, teniendo en cuenta el arco necesario para compensar corrientes, y más de 24 horas de bracear sin descanso, finalizó su hazaña.

Con una temperatura de 13-14 grados, lo digo por experiencia, un simple chapuzón en el mar resulta bastante  desagradable. Piensen en más de 24 horas seguidas nadando en mar abierto, con olas, corrientes y sin protección de neopreno, pues las normas de homologación de records lo prohíben.

Su cuerpo acabó plagado de picaduras de las medusas. Sus huellas se dejan ver en brazos, piernas, cara, espalda… Ni un solo rincón de su cuerpo quedó a salvo. “Tengo infección en la sangre por las picaduras, estoy con antibióticos y me vigilan una marca en la pierna, no se vaya a extender la infección”.

Tardó dos horas en completar los últimos 1.500 metros por las corrientes. “Era frustrante, en el barco creían que estaba desorientado porque no avanzaba”.

Brazada a brazada, para un total de 85.550, se dirigió a Inglaterra. Tragó más agua de lo normal. Sufrió de lo lindo para ingerir alimento. Los plátanos se los tragaba casi enteros. Masticar era un suplicio: “Me metía debajo del agua para comerme los bollos de mermelada. En la superficie me era imposible, tragué un montón de agua cada vez que abría la boca”.

De nuevo las corrientes le alejaron del destino final. Tomó tierra exhausto, desfallecido, como nunca antes le había ocurrido. Su temperatura corporal casi no llegaba los 31 grados. Una hora después las mantas térmicas apenas elevaron esta marca hasta los 33. (http://www.marca.com/2013/08/08/mas_deportes/deportes_aventura)

TRAVESÍA COMPLETADA

TRAVESÍA COMPLETADA

¿Qué puede motivar a un hombre a emprender una aventura como esta, con el sufrimiento asegurado y un evidente riesgo de perder la vida?

Seguramente sus motivaciones son parecidas a las de Jeanne Sócrates, que a sus 70 años dio la vuelta al mundo en solitario a bordo de su Nereyda

O a las de Jessica Watson o Laura Dekker, que hicieron lo mismo con 16 y 14 años…

O las de José Luis Ugarte, en la regata  Around the Globe del 93, a los 65…

O las de Teresa Perales, record de medallas olímpicas que, cuando no nada, tiene que estar en su sillita de ruedas…

O, por pasar del mar a las montañas, las de Carlos Soria que coronó el Anapurna a los 73 años…

O las de Edurne Pasabán, la brava vasca que, a sus 27 años fue la primera mujer del mundo en conquistar los 14 “ochomiles” que unen, casi, la tierra con el cielo.

O, por pasar de los montes a los hielos, las de Amundsen, Scott o Shakelton, conquistadores de los polos…

O, volviendo al mismo mar de Jaime, las de Philippe Croizon que, sin brazos ni piernas, cruzó a nado el mismo Canal de la Mancha desde Folkstone a Calais, justo la ruta inversa que la que nadó Jaime en su travesía de regreso.

Estos grandes hombres y mujeres, cuyas hazañas he tenido el honor de relatar en este blog y que pueden leer pinchando sus “links“, alimentan su corazón del coraje, pundonor, espíritu de superación y desprecio por el riesgo que les impele a nadar durante días en duras condiciones, navegar durante meses por mares peligrosos, conquistar las más elevadas cotas de la tierra y ser los primeros en llegar a donde antes nadie ha llegado.

En ocasiones, superando sus propias limitaciones físicas que a cualquier mortal le impedirían incluso llevar una vida normal.

Suelen ser, además, gentes modestas, que no lo hacen por presunción, por dinero o por vanidad. Seguramente todos ellos tienen parecida modestia a la de Jaime, que expresa sus proezas con esta reflexión:

No hay nada noble en ser superior a otra persona. La verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo.

Siempre adELAnte

Siempre adELAnte

Pero Jaime Caballero, el hombre de la Mancha, tenía otra motivación además de la de la superación continua. Precisamente la que me ha inducido a “emparejarle” con mi querido amigo José María, al que él no conoció.

Mañana les hablaré de esa otra motivación y también de José María, que no sé si sabría nadar aunque era gaditano, que nunca escaló ni exploró los polos y que, probablemente, nunca navegó.

Pero que fue, como todos aquellos superhombres, paradigma de pundonor, superación y, por encima de todo, de dignidad.

Anuncios
  1. Corsario
    11 febrero, 2014 en 9:51 AM

    Este tio no es humano, es un extraterrestre!!

    Yo que he sido un nadador mediocre de larga distancia se lo que nadar El English Channel ( tengo que averiguar porqué aquí se llama el Canal de la Mancha) ida y vuelta significa, sobre todo sin traje de neopreno, simplemente es increible, y encima las j…medusas, solo faltan unas aletas de tiburones blancos siguiendo al nadador para completar la escena.

    Hace muchos años lo cruzó una nadadora catalana, Montserrat Trashorras creo que así se llamaba, hable con ella varias veces cuando yo estaba metido en esto de natacion de larga distancia. Tambien conocí a una bombera de Ciudad Real que se hizo Gibraltar ida y vuelta en 9 horas, sin neopreno, Maria Luisa Cabañeros.

    La natacion de larga distancia es algo así como la meditacion transcendental, llega un momento que estas como anestesiado y no sientes nada, y sigues y sigues. El verdadero cansancio, fisico y mental, lo sientes después.

    Para completar estas azañas no solo se necesita tener una forma fisica prodigiosa, tambien poseer una mente sobrenatural, de otra manera no se comprende.

    Abrazos

    corsario

    • 11 febrero, 2014 en 2:06 PM

      Creo que el nombre viene del francés “manche” (manga). Como la Manga del Mar Menor. De todas maneras, en español queda más representativo que “El Canal Ingles” (The englisgh Chanel).
      Todas son hazañas notables. ¡¡Ninguna como la tuya de cruzar el de Giblaltar a los 50 tacos!! Pero para mí la mas notable fue la de Philippe Croizon, con unos apéndices para suplir su carencia de brazos y piernas.
      Eso si es espíritu de superación.
      Abrazos Corsario.

  2. Corsario
    11 febrero, 2014 en 11:12 PM

    si señor eso de nadar sin brazos ni piernas si que es difícil, creo que hacia trampas y se ayudaba con las orejas..

    Una de las mejores marcas, 3 horas, la tiene un italiano sin una pierna.

  3. S. Guadiana
    22 febrero, 2014 en 11:06 AM

    Ufff, menuda hazaña, solo leerlo he pasado frío, angustia y agotamiento.

    Este hombre y los protagonistas de otras hazañas que nos has contado son personas especiales, son sobrehumanos y mi imaginación no llega a alcanzar como pueden ser o funcionar sus mentes.

    Creo en la superación, creo en el auto-reto, pero a un nivel más, digamos doméstico, más comodón, quizás por no haber tenido que afrontar verdaderas dificultades como puedan ser las limitaciones físicas permanentes o quizás por que mi naturaleza es más mediocre, en ese sentido, más de enfrentarme y superar las dificultades ordinarias que se me presentas, sin meterme en berenjenales y buscar yo esos retos sobrehumanos y con esto llego a aclarar la duda que acabo de plantear… es por mi propia naturaleza que no me enfrentaría a ese tipo de retos por ello no puedo imaginar como son las mentes de estas superpersonas.

    Tema resuelto

    Otro abrazo

    Guadiana

    • 24 febrero, 2014 en 8:03 PM

      Muchos son los llamados y pocos los escogidos… Muchos son los que proyectan y pocos los que realizan.
      Gentes como Jaime, como Jeanne, como Jessica o Laura, como Teresa, como Edurne o Carlos, como los navegantes solitarios y como los exploradores de antaño, hay muy pocas.
      A mi me pasa como a ti, no te preocupes. Somos gente del montón. Pero seguro que también tenemos, tanto tu como yo, algo de escogidos.
      Lo decía alguno de los evangelios apócrifos, en versión borgiana: “Nadie es la sal de la tierra; nadie, en algún momento de su vida, no lo es.”
      Besos

  4. S. Guadiana
    22 febrero, 2014 en 12:09 PM

    Y de nuevo con tu permiso, aquí también voy a poner algo de música.

  1. 18 enero, 2015 en 2:40 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: