Inicio > CULTURA, EDUCACION Y SOCIEDAD, MUSICA > HOMO PREDATOR (cazar o no cazar, that is the question)

HOMO PREDATOR (cazar o no cazar, that is the question)

¡Alto pinar!
Cuatro palomas por el aire van.
Cuatro palomas
vuelan y tornan.
Llevan heridas
sus cuatro sombras

¡Bajo pinar!
Cuatro palomas en la tierra están.

(Lorca)

Con motivo del desafortunado encuentro entre el Rey de España y los Elefantes de Botswana (Salomón, Ahmed y otras majestades) y de todo lo ocurrido en consecuencia, muy especialmente la disculpa real, el debate ha cambiado de dirección. La Corona está ya razonablemente tranquila y ahora se habla de la ética de la caza. De si es legítimo, desde consideraciones humanas, no legales, cazar.

El debate no llega a ser ideológico (en el sentido habitual del término) por la sencilla razón de que la caza es afición transversal: tanto caza la “gente de izquierdas” como la “gente de derechas”. Claro que, siendo en general más pobres los de izquierdas (a estos efectos excluyo a los que se llaman socialistas) que los de derechas”, aquellos suelen cazar pájaro, liebre y conejo y estos más bien ganado grande (que también llaman “caza mayor”).

Que aquellos cacen en cotos “del pueblo” y estos en cotos privados, no hace al caso, no afecta al fondo del asunto, pues de la ética de cazar se trata. Sin contar con el hecho de que una parte de la población rural (generalmente la menos favorecida) vive de la caza.

Todos recordamos aquellas fotos del juez estrella, dizque de izquierdas, y del entonces ministro de justicia, dizque de izquierdas, posando tras un plantel de buenos venaos y cochinos. Muchos cazadores hemos coincidido, también, con prebostes de la izquierda -también de la derecha, naturalmente- que se dejaban invitar a monterías celebradas en Castilla La Mancha, Extremadura o Andalucía. Eso sí, todos pagábamos menos ellos. ¿Es, pues, cuestión de ideología?

No, no es cuestión de ideología. En lo más visceral es un debate clasista. El que, aunque quisiera, no puede, envidia y critica al que, queriendo, puede. Por eso casi nadie se mete con la caza pequeña; porque a esa, casi todo el que quiere llega. La caza mayor es otra cosa: es más cara y elitista. Es esa por tanto la que hay que condenar. Ley de vida, condición humana. También es cierto que no es lo mismo acabar con la vida de una codorniz que con la de un venado; ni igual es que la víctima sea un corzo que un elefante. Ley de vida, condición animal.

Pero por encima del debate clasista hay, es innegable, un debate ético. Matar sin necesidad, sea por placer, por deporte o por negocio está lejos de lo que se puede llamar un comportamiento ético. Yo mismo que, aun pecando de vanidad, me considero persona equilibrada, con valores éticos consolidados e incapaz de hacer daño conscientemente, cazo. Y cazando, mato animales a distancia y sin riesgo para mi integridad física utilizando para ello armas de fuego. No me disculpo ante los demás y ni siquiera sufro por esa aparente contradicción. Y no porque esté por encima del debate; simplemente, no me lo planteo.

Y, si lo hago, lo resuelvo con un tijeretazo que no admitiría un segundo asalto, ni de ataque ni de defensa: “será instinto atávico de homo predator”, me digo, “al fin y a la postre, el hombre siempre ha cazado”.

Y es que no es fácil encontrar argumentos a favor de la caza y los que se encuentran es fácil rebatirlos. Porque no son argumentos a favor, sino tan sólo razones por las que abolir la caza no sería una buena idea hoy por hoy.

Mucho más complicado es atacar las razones de los abolicionistas porque, desde una perspectiva ética, tienen razón. Y no me refiero a esas exageradas citas de ciertas celebridades, de las que esta del primer presidente de la RFA es un ejemplo:

“La caza es un eufemismo cobarde que se asigna al asesinar de modo especialmente cobarde a criaturas indefensas. La caza es una especie de enfermedad mental“ (Teodor Heuss)

Dije antes que soy cazador. Añadiré que no me considero cobarde, sanguinario ni asesino de animales y que soy más bien, como la mayoría de los cazadores, un tipo normal, más bueno que malo y amante de los animales. ¿Por qué, entonces, cazo?

Muchos, como yo, se hacen la misma pregunta. Veamos las respuestas más comunes:

–          Los animales “salvajes” son dañinos para la agricultura. Bien, en algunos casos pudiera ser así. Los ciervos y los jabalíes, incluso los conejos, provocan daños en las cosechas y de las cosechas viven los agricultores. Y no hablemos de los lobos en las cabañas ganaderas de la mitad septentrional de España.

–          Si no hubiera cazadores, no habría caza. También es cierto, como lo es en el debate sobre los toros de lidia. Si la caza no generara dinero, no querrían los dueños de fincas, o los pueblos, tenerla en sus tierras. Por otro lado, mucha caza se cría (y por tanto nace) para “ser cazada”. Si se prohibiera la caza, esos animales no nacerían.

–          La caza genera trabajo en el mundo rural. Como dato, es absolutamente cierto, si bien es una consecuencia –positiva– de la caza, no una justificación de su ejercicio.

–          La caza es “un hecho cultural ligado a nuestra tierra y a la condición humana. Sin comentarios.

–          La caza atrae el turismo que, a su vez, genera riqueza en otros sectores.

Todos estos son argumentos que servirían, en su caso, para analizar las consecuencias negativas de la supresión del ejercicio de la caza pero, siendo todas ellas de carácter material,  no justifican por si solas su ejercicio.

Sin embargo, de una cosa si estoy seguro. Siendo este, como he comentado antes, un debate “clasista” y no ideológico, y aunque estos argumentos puedan ser “tangenciales” al enfoque ético, estoy absolutamente convencido de que si se hiciera un referéndum entre los más afectados, es decir la población rural, sobre la abolición de la caza, el resultado sería abrumadoramente contrario.

Por eso creo que, además de clasista, es un debate de salón.

Con todo lo dicho yo, cazador, aceptaría de buen grado algunas limitaciones. Me refiero a las que tendieran a “equilibrar” las ventajas respectivas de las partes en juego: cazador y víctima. Por ejemplo, la prohibición de visores telescópicos y aparatos de visión nocturna, la limitación de la capacidad de balas en la recámara, la regulación de cercados, eliminación de reclamos, etc. En definitiva, hacer el ejercicio de la caza más esforzado y deportivo. Disfrutaríamos más y se mataría menos.

Hay otro aspecto del debate que no quiero dejar de mencionar. ¿Hablamos de cazar o de matar animales? Porque “asesinos de animales”, en el sentido de la cita de Da Vinci que cierra esta entrada, tanto son quienes matan cazando como quienes matan (o mandan matar, excluyamos a los matarifes profesionales) animales de rebaño o de granja, nacidos en ella y condenados de por vida a la cautividad.

Porque, aun a riesgo de que me acusen de demagogo, igual que cuando se debate la muerte del toro en el ruedo, quizá quepa preguntarse: si el objeto a proteger es la vida y la dignidad de un animal ¿Es menos ético matar por estoque de torero o tiro de cazador, tras años de vida animal en libertad que matar a cuchillo o  por electrocución tras años de vida en cautividad?

Lo sé; es demagogia. Pero queda dicho.

Que conste; reitero que soy cazador y, aunque no uso pieles, como carne. Aún así, estaría dispuesto a aceptar un mundo más “justo”, en el sentido que con cierta hipocresía pretenden los animalistas, pero con todas las consecuencias. No matemos animales; ni en la caza, ni en la pesca (que, curiosamente –será porque siendo animales de sangre fría son menos sensibles-, siempre queda fuera del debate) ni en la ganadería. Digo –de boquilla– que estaría dispuesto porque se que nadie lo va a plantear.
Así, llegaremos a lo que decía Leonardo da Vinci:

“Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano. Llegará un día en el que los hombres como yo, verán el asesinato de un animal como ahora ven el de un hombre. Verdaderamente el hombre es el rey de las bestias, pues su brutalidad sobrepasa la de aquellas. Vivimos por la muerte de otros. Todos somos cementerios.” (Leonardo Da Vinci)

Leonardo no se refería sólo a la caza. Todos vegetarianos.

 

Os dejo con una bonita sevillana de Rafael del Estad. En la Sierra.

 

 

Con una buena escopeta, y mi perro perdiguero

Y mi perro perdiguero
Con una buena escopeta
Y mi perro perdiguero
Con una buena escopeta
Y mi perro perdiguero

Y mi perro perdiguero
Paso ratos en la sierra
Que no los compra el dinero
Que se disfruta queriendo
A la escopeta y al perro

Es mi mejor compañero
En la sierra y en el llano
No lo cambio por na
Porque me trae a la mano
La cacería a matar

 

 

Anuncios
  1. 20 abril, 2012 en 11:25 PM

    Padre,

    Con lo largos que suelen ser tus artículos he estado esperando hasta el final para ver si entrabas en lo que yo considero que es el motivo real de todo este debate y me ha extrañado que no lo hayas hecho.

    Desde mi punto de vista los motivos son varios:

    Primero los habituales…

    – Los “escándalos” que cada vez son más frecuentes de la casa real; drogas, divorcios, estafadores, matrimonios con hijas de taxistas….(a esto haces alusión pero tratándolo como un “desvío” de la información cuando yo lo veo como una gota más que puede llegar a colmar el vaso)
    – Los republicanos que cada vez que pasa algo saltan

    Luego los concretos de este tema;

    – El que tu planteas como debate de clases que no estoy seguro si es de clases, de Republicanos vs. Monárquicos o de ambos dado que no en el 100% de los casos cuando uno es Republicano es de Izquierdas y viceversa (aunque no entiendo porque debe ser así)

    – Los que yo considero y a los cuales no entiendo como tu, que lo analizas todo con mucho “sentido común” y no se te suele escapar un detalle:

    1. Que el Rey se ha ido de caza (y no a una montería en Cáceres) en unos momentos en los que hay gente que no tiene para comer.Esto ha sido muy criticado y no solo por los de Izquierdas. El debate ha derivado a los presupuestos de la casa real, digo yo, si tiene un presupuesto es para gastarlo pero quizás ahora no era el momento o quizás ese dinero podría haberse invertido en otra cosa o quizás el rey, cuando “recibe el ingreso” podría haber dicho “mi presupuesto de caza de este año pal pueblo”. Quizás esta aventura ha sido patrocinada por otros pero entiendo que no es la única que ha tenido el rey este año y si podría hacerlo con las que patrocinamos los españoles.

    2. Que no se ha ido a cazar animales de esos que quedan aún por exterminar. He leído por ahí en varias fuentes (lo que no quiere decir que sea real) que su presa en ese destino estaba al borde de la extinción…En seguida ha salido la foto de aquel viaje (del que yo no tenía ni idea y seguro que muchos tampoco del ultimo Bisonte o Búfalo de no recuerdo donde). Esto a los más “verdes” les ha machacado y les ha dado muchos argumentos.

    Luego el debate ha ido por otros derroteros mucho más absurdos que no considero dignos de mención aunque lo haré para que sepas de que hablo, que si lo de su hermano, que si lo de Frolian e incluso mezclando tocino con velocidad hablando de políticos que habían muerto a causa de armas de fuego.

    Me gustaría saber tu opinión al respecto de estos dos últimos puntos que planteo

    Por ultimo decir que he actualizado algo en diferentes redes sociales que ha traido mucha miga, venía a decir lgo así como ”

    “Mantener la casa real nos cuesta 20 cts al año por español. Juancal-lo es un buen tipo y me gusta q me represente, nada mas q decir”

    resultado ” 31 “me gustas” de mis amigos más de derechas y unos 25 comentarios de los más de izquierdas…

    Esto me da que pensar:

    Los de derechas (desde mi punto de vista con menos cultura social) dicen “me gusta” a cada comentario que favorece al rey pero sin comentar, no saben porque les gusta pero les gusta

    Los de Izquierdas, luchadores, inconformistas me han metido caña por ese comentario y mi defensa ha ido por los siguientes derroteros:

    – El que esté libre de pecado que tire la primera piedra
    – Los Reyes siempre han sido cazadores desde que tenemos monarquías, esto no quiere decir que deba ser siempre así pero por ahora lo es e igual que a alguien que le han educado para matar no es el el único culpable de la gente a la que mata (se que tu y yo no teneos una opinión muy común en este sentido) el rey que tiene sangre de cazador en la sangre es incapaz de verlo así.
    – Que cuando se critica a alguien Rey, UNdargarín, Roldán, Gil o el Dioni me gustaría ver cuantos de ellos (críticos) en una situación parecida hubieran resistido la tentación (la crítica no es ala pero la auto crítica tampoco y el decir, “lo que el rey ha hecho esta mal pero yo no se si hubiera actuado de otra manera” tampoco estaría mal)

    Para terminar, los que se ceban con todo se han cebado también con la disculpa

    Los de derechas – Monárquicos lo han aplaudido

    Los de Izquierdas Republicanos:

    Unos no es que lo hayan aplaudido pero han aceptado la disculpa (aunque nunca olvidarán)

    Otros han dicho que el rey ha pedido perdón aconsejado por sus asesores

    Yo suelo siempre, en toda situación (casi) tratar de entender todas las posturas y ponerme en la piel de la persona a la que Juzgo y pienso con lógica creo que no se si salio del rey y los consejeros le dieron que debía hacerlo o fueron estos últimos los que tomaron la iniciativa y al rey le pareció bien, me da igual, supongo que habrá habido un poco de cada y el porcentaje no me importa.

    ¿Conclusiones?

    Si dejáramos de pensar que siempre tenemos la razón tanto unos como otros y empezáramos a ver ” en gris” en lugar de en “blanco o negro” todo nos iría mejor

    Si dejaramos de convertir todo lo que ocurre en un debate potlítico (el fútbol es política, la caza es política) también nos iría mejor

    Si los políticos tuvieran en cuenta mi primera conclusión empezaríamos a ir palante en lugar de un paso adelante y dos atrás

    Asta aquí mi intervención que creo que ha superado a tu post en número de palabras

    • 21 abril, 2012 en 9:25 PM

      Joder, hijo, dices que mis entradas son largas,….
      Me parecen muy interesantes tus reflexiones y acertadas tus conclusiones. Como te veo “con ganas”, comentaré sobre ellas. Pero antes, y ya que hablamos de caza, el disparo de tu comentario (más bien ráfaga) está muy lejos del objetivo de mi escrito.
      Verás que sólo he utilizado el asunto del Rey para dar entrada a las reflexiones que quería expresar: un debate sobre la caza. Desde luego que he obviado todo lo que tu consideras que debía haber tratado (“…para ver si entrabas en lo que yo considero que es el motivo real de todo este debate y me ha extrañado que no lo hayas hecho”). Pero es que yo no quería tratar el debate monarquía-república, ni entrar en una crítica o alabanza del Rey.
      Si has leido la entrada anterior (Salomón, Ahmed y otras majestades) habrás visto que en la entrada no quería hablar del Rey, sino de los elefantes.
      Lolota también se extrañó y en su comentario a esta entrada enfocaba el asunto del Rey y de la Monarquía-República. Verás también que le contesté cumplidamente entrando en el asunto.
      Pero ni en la entrada anterior ni en esta he querido, conscientemente, hablar del asunto del que media España habla. Unos a favor, otros en contra. Simplemente, lo he utilizado como excusa para hablar de lo que otros no hablan. De elefantes y de la ética de la caza.
      Dicho todo esto, diré:
      1. Que me ha parecido una absoluta inconsciencia e irresponsabilidad la aventura del Rey. Por varias razones: (a) La inoportunidad; esa semana España estaba convulsa: bolsa derrumbada, YPF, prima de riesgo por las nubes, recortes por todos lados, etc. (b) La incoherencia; no hace mucho, el Rey decía públicamente que no podía dormir pensando en un 31% de paro juvenil, que teníamos todos que arrimar el hombro para salvar España, que….(c) El secretismo; nadie sabía, ni el gobierno por mucho que ahora digan que si, que el Rey estaba de caza de elefantes casi toda la semana, mientras la reina estaba en Grecia, y (d) con la que está cayendo en la Casa Real, especialmente lo del corrupto yerno y anecdóticamente -aunque lo han sacado de quicio entre unos y otros- lo del pequeño Froilán, no eran momentos de dar ocasión a un nuevo escándalo.
      2. Manifestada mi más profunda crítica, me parece descabellado que se abra por este asunto un debate social y mediático sobre monarquía o república. Y me parece inconcebible que los monárquicos acérrimos defiendan a capa y espada el comportamiento, incluso éste, del Rey. ¿Es que un monárquico, por el hecho de serlo, tiene que justificar este comportamiento remontándose a los servicios -indudables- que ha prestado el Rey a la democracia? ¿Es que un republicano, por el hecho de serlo, tiene que denostar la monarquía por este comportamiento particular? Si lees el post Dos Años Después (gracias por tu felicitación? hablaba de la radicalización de esta masa social que somos todos, aunque algunos tratemos de escapar. Somos del PP o del Psoe, monárquicos o republicanos, del madrid o del barsa, del el mundo o de el país. Y según de donde seamos (quién nos ha comido el coco) defendemos o atacamos sin apenas analizar los datos, las razones, las expectativas o las presiones.
      3. En cuanto a presupuestos y exterminios. La casa real tiene un presupuesto. Malo es que se haya reducido sólo un 2% cuando el resto de ministerios han recortado una media del 17%, incluso obra pública e inversión en I+D+I. Pero ese presupuesto no está subdividido en partidas (tanto para caza). No es cierto (hay mentiras, grandes mentiras y estadísticas) que nos cueste 20 cts por español. Eso sumaría 10 millones de euros. Te aseguro que es mucho más. Que el coste haya salido del presupuesto, seguro que no. Entra dentro de los intercambios interesados entre paises y de la amistad entre monarquías. Kayali, el que parece le invitó y del que ahora se habla mucho, era cliente mío (un árabe con mucha clase y muy vinculado a las familias reales) ha tenido que ver, seguro, con el contrato para la construcción del AVE a la Meca que han ganado empresas españolas. El coste de esta aventura, digamos que es inmaterial o que está bien empleado, lo haya asumido Kayali o el presupuesto.
      Los elefantes no están amenazados de extinción. Aunque sean animales monóparos y con tiempo de gestación muy prolongado, al no tener predadores naturales se expanden enseguida. Hace bastantes años estuvieron en peligro en algunas zonas. Hubo un movimiento internacional de protección mediante la prohibición, con fuertes sanciones, del comercio de marfil. En diez años tuvieron que hacer eliminación selectiva en muchos paises africanos porque los elefantes destrozaban las cosechas y empobrecían a la población rural. Y, que yo sepa, el Rey no ha otros cazado animales que pudieran estar en peligro de extinción.
      En fin, finalmente, aunque mis entradas no entraban en este debate, entre Lolita y tu me habéis obligado.
      Y creo que mi contestación ha sido tan larga y prolija, o más, que tu comentario.
      Muchas gracias y muchos besos.

  2. Greta
    21 abril, 2012 en 12:49 AM

    Qué curioso Bolo! antes de que saliera todo esto del Rey, tuve una discusión con una amiga que se ha hecho vegana y no entiende que yo, siendo ecologista, no lo sea. Fue una acalorada discusión, mucho más de las que he tenido estos días con tu hijo Jaime y tu hermano Manolo acerca de los elefantes y el Rey. 
    Con mi amiga, yo argumentaba que la naturaleza es muy sabía y que nos había hecho genéticamente omnívoros, ella me ponía videos de mataderos y granjas que me hacían vomitar.

    La verdad es que acabé “perdiendo un poco” la discusión porque nuestra ética final era muy similar. Sigo comiendo jamón serrano, huevos y el pescado que “caza” mi novio.Me escudo en que los cerdos de bellota y las gallinas de corral viven muy bien (solo como huevos ecológicos), y que el arpón es mucho menos dañino que la red. En fin, que mi pecado de gula, al igual que el tuyo de ira, puede más que la moral y además ambos buscamos, y encontramos, buenas razones para seguir obedeciendo a nuestros instintos más primarios.

    Aún así, y dejandome llevar por la soberbia, diré que me avergüenzo del Rey que me representa, por cazador cobarde y porque me merecen más respeto sus trofeos sangrantes de guepardos, elefantes, osos borrachos y bisontes en peligro de extinción que sus lágrimas de cocodrilo.

    Y como ofrenda de paz te envío este link http://m.youtube.com/watch?v=eg_rl3TSKZI. Golden birds, precioso tema folk sobre la crueldad hacia los animales, es de Levon HElm, que falleció ayer, seguro que lo conoces.

    Un beso muy fuerte

    • 21 abril, 2012 en 9:42 PM

      Hola Gretita
      ¿”Vegana” es vegetariana?
      No sabía de tus discusiones con Pitu y Manús sobre estos asuntos.
      El riesgo de estas discusiones es que siempre perdemos. Los cazadores contra los no cazadores y los omnívoros contra los vegetarianos. Porque donde hay muerte de un ser vivo para aprovechar a otro (nosotros) algo hay de malo. Yo evito estas discusiones o, si entro en ellas, digo al principio: “mira, al final te voy a dar la razón, pero eso no debe impedir que dialoguemos un rato sobre el asunto”.
      A propósito, ¿a qué llamas “mi pecado de ira”? No suelo ser irascible; al contrario, planteo los debates con las palmas hacia arriba y sin cartas escondidas; pocos asuntos y ninguna persona me mueven a la ira.
      Moral es un concepto muy serio como para verse afectado por estas cosas terrenales. Ni por cazar ni por comer carne sufre la moral lo más mínimo. Un día te invitaré a comer solomillo de corzo, cazado, cargado, desollado, aviado y cocinado por mí. Te aseguro que será lo mismo que si te comes una ración de jabugo. la única diferencia es la manera en que ha muerto nuestra víctima y de dónde viene cada una. La primera, del campo, asesinada por un cobarde e inmoral cazador. La segunda, del corte inglés o de mercadona; lo que hubo antes de la tienda nadie se lo plantea.
      Ya lo se; como decía en mi entrada en demagogia.
      Tus sentimientos contra el rey, por las razones que expones, supongo que son extrapolables a cualquier cazador. La única diferencia es que él te representa; los demás, no.
      Escucharé con cariño a los pájaros dorados, pero no como ofrenda de paz, sino porque tu me lo mandas y porque me gusta la música.
      Un beso muy fuerte.

      • Greta
        21 abril, 2012 en 10:43 PM

        Hola Bolo, los veganos no comen ni visten nada que proceda de animales, ya sea leche, miel, huevo, etc…..es una filosofía de vida más q una dieta.
        A mi me encanta el buen discutir, y cuantos más en contra más me divierto, y los amigos de Pitu son los mejores para discutir, no te puedes imaginar el ataque de risa que nos dió a mi hermana y a mi con sus comentarios.
        Por supuesto que me representa y por eso me indigna, aunque cualquier cazador que cace especies protegidas también.
        Tu afición por la caza es lo que yo llamo tu pecado de la ira, y respecto a mi pecado de gula: para cuando el solomillo?

      • 22 abril, 2012 en 7:37 PM

        ¿Y lana? Porque extraer lana de los animales no les daña; al contrario.
        “Especies protegidas”. Creo que hay un catálogo de especies protegidas, que ni los reyes (excepto saltándose los reglamentos CITES y otros) pueden cazar. Y no creo que JC I lo haga. Yo creo que el concepto de “protegidas” que utilizas es tuyo propio, no el oficial. Y, para ti, seguramente todas las especies, quizá con excepción de las molestas moscas, las arañas y las ratas, son protegidas. Y me parece bien.
        Por eso te indignan (me da a mi la sensación) los cazadores de cualquier especie que tu consideres protegida. Y te indignarán de más a menos (me atrevo a imaginar), en función de la “clase social” del cazador y de la “importancia” de la víctima.
        Un rey, un aristócrata, un millonario o, simplemente un político, te repelerá más que un ciudadano normal. Un tipo que caza un elefante será mucho más sanghinario que el que caza un jabalí, y este que el que caza un conejo.
        En fin, Greta, son reflexiones propias sobre reflexiones ajenas que, como suele suceder, seguramente son equivocadas.
        Mi afción por la caza es seguramente pecado; pero no de ira.
        Besitos

      • Greta
        25 abril, 2012 en 1:49 AM

        Bueno, yo no son vegana pero supongo que un vegano alegaría algo respecto al trato de las ovejas en un sistema de producción de lana no ecológico, la verdad yo tampoco entiendo muchos de estos planteamientos veganos.
          
        Por lo que te conozco se que no pecas de ira, todo lo contrario, era solo un juego de palabras.

        No te equivocas en muchas de tus reflexiones acerca de las mías, en otras creo que si. Protegida significa “PROTEGIDA” en el término oficial. El elefante se encuentra en el anexo I del Cites (Convenio sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres) excepto en determinados países (Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbawe), en los que está en el apéndice II y a los que se autoriza cierto comercio muy limitado. Así que efectivamente la caza de elefante es legal en Botswana, cosa que nunca cuestioné. 
        No investigué respecto a las crías de elefante. Aquí http://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=2714155 puedes encontrar entre otras fotos del Rey con su presas, una de una cría de elefante. Increible! También lo puedes ver con otro trofeo de caza en el 2002, un rinoceronte.”La última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) aporta un buen número de malas noticias para la biodiversidad. La peor de ellas es que declara al rinoceronte negro en África Occidental, el rinoceronte negro occidental (‘Diceros bicornis longipes’) oficialmente como Extinta.Pese a los programas de conservación, el 25% de los mamíferos está en peligro de extinción. Las reevaluaciones de varias especies de rinocerontes muestran que, además de la extinción del rinoceronte negro occidental, la subespecie del rinoceronte blanco en África Central, el rinoceronte blanco del norte (‘Ceratotherium simum cottoni’), se encuentra al borde de la extinción y ha sido clasificada como Posiblemente Extinguida en Estado Silvestre.”

        Como decía cualquier cazador de especies protegidas ( en el término oficial) me indigna, más si son crías, y más si es mi representante él que lo hace porque entiendo que un rey debe reinar para todos y creo que mi postura la comparten muchos españoles.

        No es una postura republicana, ni roja, ni de lucha de clases… No soy radical en ningún aspecto de mi pensamiento. Comprendo a los que cazan como tú, entiendo que haya ocasiones en que para controlar una población se utilice una caza selectiva, se los beneficios que esta caza pueden reportar a las poblaciones locales, entiendo a los taurinos, mi novio pesca, mis tíos cazan, mi madre adora el toreo….no los cuestiono porque NO ME REPRESENTAN. La conducta “tan ejemplarizante” del Rey es otro de estos casos en los que me planteo¿ a dónde vamos a parar?si nuestros políticos roban,  nuestros reyes cazan rinocerontes, nuestros curas violan…en qué podemos creer y a quien vamos a confiar nuestras instituciones?

        Lo siento por este rollo pero es que últimamente siento que todo se va al carajo y que no existe nadie en quien creer. También yo soy una cazadora de sueños y parece que todos se me escapan.

        Un beso muy fuerte para ti y para el corsario que navega por mares lejanos

      • 28 abril, 2012 en 8:00 PM

        Hola Gretita.
        Las ovejas agradecen que les liberen de su lana en verano, aunque el sistema sea el tradicional de los esquiladores con sus tijeras de esquilar.
        Mi posición sobre la caza ya la conoces. Me abstraigo de planteamientos puramente deontológicos, porque se que matar es intrínsecamente malo y siempre llevaré las de perder si entro al debate ético. Como mucho, me amparo en la similitud, en cuanto al resultado de sangre y sufrimiento, con las matanzas ganaderas.
        Dicho lo cual no puedo estar más de acuerdo contigo. Un mínimo sentido ético, en este segundo plano que se refiere no a “matar”, sino a “matar según qué y cómo”, debería prohibir, condenar y sancionar cualquier conducta agresiva contra animales protegidos.
        Sea Rey o sea súbdito; pero mucho más, si es Rey.
        Hay momentos, especialmente en estos tiempos inciertos en que tanta gente sufre y porque unos cuantos quieren enriquecerse más, que el pesimismo lo envuelve todo.
        No te dejes llevar. Cree en tí y en la vida que te queda por delante. Yo siempre lo he hecho, aunque mi vida sea ahora más de recuerdos que de proyectos.
        Un beso muy fuerte.

  3. Greta
    21 abril, 2012 en 1:16 AM

    Walking along on a path in the mountains

    I saw a bird flying way up high

    Gold were its wings in the sun of the morning

    Flashing at me as it flew through the sky

    It’s beauty was such, and I felt I must have it

    She stood all day, nearly into the night

    Finally angered that I couldn’t catch it

    Determined that I would stop it in flight.

    I found a stone by a mountain stream flowing

    Rounded and smoothed by the water’s fast flow

    It felt so warm and alive in my hand

    It was an arrow, my arm was a bow.

    Then a flashing of wings, and a cry pierced the air

    It fluttered and it fell on the rocks at my feet

    Weeping I left it, the thing that had fallen

    Blood stained my hands and tears wet my cheek.

    Later that night as I lay in my bed

    I heard the sound of wings in the air

    The room became bathed in a warm, golden glow

    I opened my eyes and a woman stood there.

    Did not you know when you hurt me so cruelly

    I was your love, I was your friend. couldn’t stand it that I was so free

    Now you will never see me again.

  4. Inma
    21 abril, 2012 en 9:36 AM

    ¡Absolutamente de acuerdo! El comer carne conlleva que alguien tiene que realizar el sacrificio de un ser vivo, y por lo tanto mientras no tengamos una alimentación vegetariana, que al menos yo no practico, estamos implicados como beneficiarios. En mi caso no me gusta sacrificar un animal y agradezco que alguien lo haga por mi. El comprar en el super en una bandejita de plástico la carne, no excusa.
    Mi convivencia con la caza la canalizaba con la amistad y buenas compañias, y la fotografía del entorno. Por lo que sí conozco ese mundo, y en un viaje a Botswana en el año 2000 puede constatar que en aquel entonces el país soportaba más del doble de población de elefantes que permitía el territorio, debido a la beligerancia de los países conlidantes el instinto animal había llevado a las enormes manadas de elefantes a un país poco poblado, homogeneo en la pertenencia a tribus y con baja beligerancia. El exceso era de varias decenas de miles de elefantes, que tenían que cazar por control. Los elefantes tenían la costumbre de entrar en los bosques y tronchar los troncos como si fuesen palillos y el paisaje era devastador y a la larga representaba la destrución y supervivencia del medio ambiente. Castrar a los elefantes como se hace con los animales de compañia no es viable, por lo que tenían que controlar el exceso con las armas, que bien realizaban fucionarios del estado o se canalizaba con la venta de derechos de caza que generaba trabajo y riqueza a
    una población muy necesitada.
    Recordando a Demos Morris y su estudio de la especie humana, me hace pensar que tal vez el placer de cazar este asociado a la optimización de una actividad necesaria para la supervivencia humana durante toda nuestra evolución, y este fijado en los ADNs, la época que llamamos civilizada apenas representa un pequeño porcentaje del total. Del mismo que el instinto sexual ha ayudado a la reprodución de la especie.
    Gracias Jaime por permitirme escribir en tu espacio estas reflexiones, un tanto extensas, y que puedes aliminar a conveniencia. Abrazos para ti y para Carmen.

    • 21 abril, 2012 en 9:53 PM

      Hola Inma, llevaba mucho tiempo sin verte por aqui. Muchas gracias por seguir leyendo.
      Casi todo lo que dices, antes de leer tu comentario, ya lo he tratado con Greta o con Jaime:
      – La sobrepoblación de elefantes en algunas zonas y el daño a las poblaciones rurales es un hecho cierto, aunque eso pudiera no tranquilizar las conciencias.
      – La voracidad carnívora del hombre nadie se la plantea como consecuencia o causa de la crueldad de los mataderos animales. Pero eso tampoco tranquiliza conciencias.
      – Al final, y lo digo en mi entrada un con mucho escepticismo, la única excusa que nos queda -que tu apuntas- es lo del ADN, el instinto atávico de predador. Tampoco tranquiliza conciencias.
      ¿Qué nos queda, si nada tranquiliza conciencias? Tan sólo convencernos de que la conciencia, la moral, no tienen nada que ver con esto.
      Muchos besos

  5. Inma
    21 abril, 2012 en 10:00 AM

    Con tu permiso añado que la organización del viaje era Johan Calitz en el Delta del Okavango de Botswana, que conozco los métodos de caza, los profesionales y la seriedad con la que trabajan, y que al menos en mi experiencia son impecables con el respeto a la naturaleza.

    • 21 abril, 2012 en 10:05 PM

      Vaya, te veo muy familiarizada con esto. Yo anduve por South Africa, Botswana era demasiado cara. Pero la profesionalidad y el respeto a la naturaleza de estas organizaciones es cierta. Respetan mucho más a los animales, aunque los cuiden para que los maten, que a los negros. Hablo de SA, tierra del appartheid (aunque yo estuve en 1998) y del grandioso Mandela. Quizá en Botswana fuera diferente.
      Además, te diré que no me considero preparado para disparar contra un elefante. No me veo yo acabando de un balazo de 500 rigby a 30 metros con la vida de un Ahmed como el de la reserva Marsabit. De verdad, no me haría ilusión y me causaría infinita tristeza.
      Aunque pueda parecer una pose de cazador que quiere congraciarse con la crítica.
      Besos

      • Inma
        22 abril, 2012 en 8:16 AM

        Como te dije en mi entrada nunca he practicado la caza, ni menor ni mayor, aunque he visitado ese lugar, por lo que obviamente tampoco esta en mi ánimo disparar a un elefante, ni tampoco a una liebre, perdiz o cualquier otro animal.
        Es el absurdo que percibo en la valoración de nuestros hábitos alimentarios, así como las presunciones que se dan en el entorno de esa actividad lo que me ha llevado a exponer mi opinión personal, sin pretender entrar en cuestiones políticas o de imagen de actos singulares.
        Cuando se trata de Botswana (es posible que mucha gente por su poca relevancia desconociera a prioni su situación geográfica) su lejanía y desconocimiento la hace pasto fácil para la manipulación de la imaginación de los receptores de la información, como si se tratara de una película de indios y vaqueros.
        La actividad cinegética no afecta unicamente a la persona que practica la caza, sino a todas las personas que directa o indirectamente trabajan en esas organizaciones: profesionales, funcionarios del estado (lo que en España son los guardas de caza del Medioambiente), guias, ojeadores, ayudantes y trabajadores de la hostelería que se ofrece con dichos servicios, asi como la población que se alimenta de esa carne (el suministro de proteinas a la población de esos países tan pobres proviene en gran medida de la fauna salvaje). Todas los personas implicadas también merecen nuestro respeto. Es una actividad legal, no se trata de tráfico de drogas o armas, y no se les debe menospreciar como si no lo fuera, como no menospreciamos a los carniceros ni a los supermecados que venden la carne.
        Muchas gracias Jaíme por seguir escribiendo, sigo siendo fan de tu blog, y jajaja con lo que me extiendo mejor que conteste pocas veces.

      • 22 abril, 2012 en 7:50 PM

        Querida Inma
        Estoy muy de acuerdo con lo que dices.
        Aunque el negocio de la caza esté -como todos- en manos privadas, beneficia de una manera u otra a gran parte de la población. Como cualquier explotación ganadera, sea porcina, ovina o avícola.
        Botswana es un pais relativamente rico (cuando se independizó de UKera de los más pobres) y pacífico comparado con el entorno. Seguramente porque en lugar de petroleo tienen caza. El petroleo trae guerras y las guerras matan hombres. La caza solo provoca la muerte de animales.
        En fin, da para tanto esto de la caza…
        Yo estuve en SA junto a la frontera con Botswana, en la region de Limpopo, cazando junto a un pueblo que se llama Alldays.
        Un abrazo

  6. Corsario
    22 abril, 2012 en 2:50 PM

    Cazadores ?, sí, cazadores de hombres.
    Estoy transportando una carga valiosa por las zonas conflictivas del cuerno de África, donde se encuentran las bases de Al Qaeda y las de los piratas somalíes, no tienen ninguna relación “comercial” entre ellos, cada uno va a su “negocio”.

    Mi compañía me ha proporcionado una escolta de protección compuesta por sharpshooters ingleses y surafricanos, tipos duros, ex marines y paratroopers que han estado en los conflictos de Sierra Leona, Congo, Irak y Afganistán, se han reconvertido en tipos normales y parecen equilibrados para este tipo de trabajo más tranquilo, tienen un protocolo de actuación muy estricto y solo pueden disparar con mi permiso, eso espero, no son los happy triggers al estilo de los elementos yankies de Blackwater que tiran a todo lo que se mueve.

    Son snipers profesionales, eso lo he podido comprobar, al mejor estilo de Clint Esatwood cuando hacía blanco con su Mallinger a un jinete a dos mil yardas, el mismo que usaron para “cazar” a JFK, así que los piratas lo tienen jodido con estos tipos que fallan poco con sus rifles de gran calibre, a 600 metros me dicen que pueden hacer blanco desde una plataforma en movimiento, me parece una farolada, pero a 300 seguro que si, debe ser jodido cuando un “pirata” ve un puntito rojo oscilando en la frente de su socio y unas centésimas de segundo después, “plow plow” , ya no tiene cabeza.

    Todo esto viene a cuento porque ayer charlaba con el team leader sudafricano sobre caza y me comentaba que también hay leones de “granja” que los crían para los turistas, ojo también muerden pero son menos fieros y más baratos de cazar que los salvajes.

    Pero lo que me dejó helado es cuando me contó que con dinero se puede cazar “de todo”, incluso hombres, por supuesto negros, que los sacan de los townships de Joburg o alrededores y que nadie los echará en falta, y es mucho más barato que cazar un Elefante o un rino, además ni muerden ni arañan, yo le dije que si estaba de coña y me aseguró que era cierto, ingenuo de mí que creía que eso solo ocurría en las películas de Morgan Freeman, en la época del apartheid o en los 50 en los estados sureños americanos .

    Que ocurrirá cuando se acabe la caza mayor ?, seguramente nos cazaremos los unos a los otros.

    Como decía Hemingway

    “Sin duda, no hay cacería como la caza de hombres y aquellos que han cazado hombres armados durante el suficiente tiempo y les ha gustado, en realidad nunca se interesarán por nada más. Hemingway”

    No soy cazador de animales, de peces si, pero como dice Greta con arpón o con anzuelo, y mucho menos de hombres, faltaría más.

    Los “piratas” me caen bien, tienen inteligencia, coraje y valor, pero si me atacan no tendría mas remedio que defenderme aunque se suelen escapar cuando escuchan los warning shots a su alrededor, pero si se acercan con sus RPG o Stingers a menos de 500 metros entonces la cosa se pone seria.

    Habría otro debate sobre quienes son los piratas, ellos o nosotros.

    Ahí queda.
    Abrazos
    Corsario

    • 22 abril, 2012 en 8:23 PM

      Interesante comentario, Corsario.
      Una de las mejores cosas que tiene este blog son sus lectores. Se aprende mucho.
      Dura decisión es la de ordenar matar. Porque el que aprieta el gatillo es sólo instrumento, no actor. Aunque hay una ambigua frontera (moral) entre “disparar con tu permiso” o “disparar bajo tu orden”. Para la conciencia, es mucho mejor lo primero.
      Investigaré sobre la caza de hombres, pero es seguro que existe; me refiero a la que tu te refieres, a la caza “deportiva”, como afición; no a las guerras, declaradas o soterradas.
      Leyendo a Saramago (El Evangelio según Jesucristo), destaqué una frase terrible: “En verdad, en verdad os digo, no hay límites para la maldad de las mujeres, sobre todo de las más inocentes”. Terrible, sobre todo, porque era una reflexión de José, el carpintero, refiriéndose a María, su mujer y madre de Jesús.
      Pero, dejando aparte a María y a las mujeres en general (que, además, son poco cazadoras), es cierto que no hay límite en la maldad del ser humano. Imagino a estos cazadores de hombres (de existir) en su entorno familiar y social, pasando por prohombres o, simplemente, por buena gente.
      Un abrazo Corsario; y que no te veas en la necesidad de dar permiso o de ordenar.

  7. Pachamama
    22 abril, 2012 en 5:16 PM

    Me ha gustado mucho, no mezclas política ni realeza y eres objetivo y sincero.

    Yo también he estado en un Safari (fotográfico) en Sudáfrica y es cierto lo que dices, a los negros los tratan fatal, todavía está latente el apartheid.

    • 22 abril, 2012 en 8:06 PM

      Hola Pachamama, ya tengo a casi toda la familia.
      Cuando yo fui, hacía 4 años que, oficialmente, el apartheid no existía. Mentira, el trato a los negros era terrible. Es cierto que Mandela con su revolución tranquila, pacífica y cultural, mejoró el estatus de la población negra. Me encantaba ver a las 6 ó 7 am las filas de niños negritos en fila y perfectamente uniformados, dirigiéndose a sus escuelas.
      Pero el trato seguía siendo animal. Recuerdo una terrible anécdota, sucedida un mes antes de mi visita, en un rancho junto al que yo estuve cazando unos días. Un cliente regaló unas botellas de whiskey a los negritos auxiliares de la caza.Se emborracharon y pasaron a cuchillo a los afrikaaners dueños del rancho. Por eso te dicen los white hunters que jamás les des alcohol. La bebida hace que los instintos de venganza se liberen y hagan su trabajo.
      Besos

  8. corsario
    25 abril, 2012 en 12:27 PM

    Pais precioso SA

    Recalaba por esas tierras con frecuencia en las épocas en que el apartheid era durisimo, en aquellos tiempos yo era un enamorado del surf , frecuentaba las maravillosas playas de Durban,Porth Elisabeth, Natal,Cape Town y me asombraba que los únicos no blancos eran los que recogían papeles, vendían helados y bebidas, eso sí impecablemente ataviados con ropa blanca de algodón que destacaba con el negro azabache de la piel. Tenían prohibido terminantemente bañarse en playas para blancos, provistas de redes para los tiburones, ellos también tenían las suyas, eso sí, sin redes porque según la leyenda a los escualos no les gusta la carne de negros….

    Recientemente estuve otra vez en, Cape Town, y naturalmente la encontré fenomenal recordando mis experiencias de entonces, sin embargo cuando salías de la ciudad veías que la pobreza existe en forma de enormes suburbios donde viven hacinados los negros.

    En los alrededores de Cape Town se hacen safaris fotografícos pero que yo sepa no se caza.

    Abrazos
    Corsario

    • 28 abril, 2012 en 8:15 PM

      Yo solo conocí el norte, la zona del Limpopo. No se aprecia belleza; demasiado llano.
      Cuando yo estuve, en 1998 y con cuatro años de mandato de Mandela, se veía poca evolución -y ninguna revolución- social excepto en lo que comenté de los negritos yendo a la escuela. Cuando viajamos hacia el norte en coche después de recogerme en el aeropuerto paramos en Pretoria. No se veía ni un blanco por las calles. En las calles domina el negro. Pero donde hay blancos, el negro está humillado.
      Una anécdota refleja la situación. Un amigo -el que me lo contó- que estaba cazando conmigo fue al sur a buscar guepardo. Viajó en avioneta con el dueño del rancho en el que estábamos (Wolfi se llamaba, cacé con él) un afrikaaner fuertote. Hicieron transbordo en el aeropuerto de Joburg. Al sacar e ir a pagar los billetes, el negrito que atendía el desk le dijo que no tenía cambio. Wolfi le dijo que lo buscara, a lo que el negro contestó que no podía dejar su puesto. El hijoputa de Wolfi lo sacó de los pelos y recorrió medio aeropuerto con él en el suelo como un balón de futbol, a patadas.
      Nadie hizo nada.
      Hay un libro de Dominique Lapierre que describe extraordinariamente bien la historia de SA y de Nelson Mandela, el Grande. Buscalo, se llama Arco Iris en La Noche.
      Un abrazo

  9. corsario
    28 abril, 2012 en 10:18 PM

    Yo no hubiera cazado con el HDLGP de Wofi, no me extraña el apodo..espero que le haya dado su merecido una mamba negra o un negro rebelde.

    Leere el libro de DL, acabo de terminar uno de él sobre la India, un gran tipo con una energía contagiosa.

    abrazos

    • 2 mayo, 2012 en 12:41 PM

      Yo cazaba con otro. En el liblo que escribí, con una tirada de tres ejemplares, dedico un capítulo. Te lo mandaré.
      Pero mucho mejor es el de DL. Cuanta la historia de SA y la vida de Nelson mandela como nadie la ha contado.
      Abrazos

  10. tano
    9 diciembre, 2014 en 3:53 AM

    Este comentario va para mi hermanito. como “Los Reyes siempre han sido cazadores desde que tenemos monarquías” pues que sigan cazando me parece muy bien y propio.(sin sarcasmo)

    Otra tradicion que se me ocurre deberian conservar y que da verdadero valor a las monarquias es que en vez de verlos siempre con uniforme de paseo, (asi pintureros y entorchados, copita en la mano y eso),es que continuaran dirigiendo mesnadas y a ser posible que tambien murieran en el campo de batalla muy bien descalabrados .

    Los ingleses no tienen pocos que han seguido la tradicion; por citar unos pocos ,Constantino I, Edward el Viejo, Malcolm I, Indulf, Kenneth III, Duncan I, Macbeth, Harold Godwinson, William I, El conquistador, Malcolm III, Ricardo I,Corazon de Leon, Jaime II, Ricardo III, Jaime III, Jaime IV, etc…

    y en La Peninsula no andamos a la zaga , Viriato Don Rodrigo ,Fruela I. Sancho I de León ( a este lo envenenaron) Sancho Garcés IV (el de Peñalén) o Sebastian de Portugal y la lista sigue…

    Con ello se ganarian nuestro respeto.

    • 9 diciembre, 2014 en 6:14 PM

      Me temo que tu hermanito pasa poco por el blog. Sobre todo por entradas tan antiguas.
      Mándaselo por otro conducto…
      Un abrazo Tano.

  11. Corsario
    12 agosto, 2015 en 1:08 PM

    Cazar para vivir V vivir para cazar

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: