Inicio > CULTURA, ESTRELLAS DE LA POLITICA, LA CRISIS ECONOMICA, MUSICA, POLITICA > LA GUERRA DE LOS CIEN DÍAS ¿Waterloo o Jericó?

LA GUERRA DE LOS CIEN DÍAS ¿Waterloo o Jericó?

BATALLA DE WATERLOO

Entre el 8 y el 15 de diciembre del año pasado, días antes del acceso al poder del PP, escribí cinco entradas bajo el mismo título (Esto no está para Cenas) sobre algunas de las medidas que en mi modesta –relativamente– opinión, debería analizar y en su caso adoptar el gobierno de Mariano Rajoy. Cada una se refería a un área concreta:

  1. La crisis de valores
  2. ¿Dónde recorto?
  3. Y ¿de dónde saco?
  4. ¿Reformas?
  5. Al Alba Vinceró

Ya han transcurridos los cien días de gobierno. Procede, pues, el análisis y la crítica.

En lo general, no me ha defraudado. Ha cogido el toro por los cuernos y ha mostrado energía y decisión.

Pero en dos particulares aspectos sí me ha decepcionado. El primero tiene cierta justificación si consideramos que  todos los políticos han pecado de ello en sus programas o en las promesas hechas al electorado antes del decisivo día de las urnas: ha mentido al aprobar algunas decisiones que anunció que no adoptaría. Su excusa (explicada, a mi modo, en la entrada Rebus sic Stantibus): la situación encontrada, aunque sospechada, ha sido mucho más grave que la que nos hicieron creer unos y otros.

El segundo es mucho menos disculpable. Ha jugado con el calendario poniendo en serio peligro la estabilidad del país. Ha demorado demasiado tiempo la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para no asustar a electores andaluces y asturianos antes de los comicios en esas regiones. No hay otra excusa que el puro interés electoral, y por tanto particular, al que ha sometido el interés general. La deslealtad ha tenido su castigo; para él, para su partido, para todos.

Como todos esperábamos, los esfuerzos de estos primeros meses se han centrado en la crisis económica. Cómo gastar menos e ingresar más.

 

TOMA DE JERICO

1. GASTAR MENOS. En medidas de ahorro de gasto público destacan:

–          Recorte de gastos para los distintos ministerios de casi un 17% en el anteproyecto de PGE.

–          Reducción drástica del número de empresas públicas inoperativas o, simplemente ineficaces, que servían de refugio dorado a cientos o miles de ex cargos o amigos del poder.

–          Unificación de Agencias reguladoras y Comisiones Nacionales de coordinación en uno o pocos organismos que aglutinarán sus funciones.

–          Ley de Estabilidad Presupuestaria, que establece límite de gasto para las CCAA.

–          Limitación del sueldo de directivos de bancos que hayan recibido ayudas públicas.

–          Congelación de sueldo de funcionarios y del salario mínimo interprofesional.

A expensas del detalle de los recortes de gasto ministerial, en el que espero encontrar muchas partidas de gasto improductivo con presupuesto “base cero”, aunque sin duda habrá también importantes tijeretazos a la inversión generadora de empleo, el conjunto de medidas me parece oportuno, necesario y coherente.

2. INGRESAR MÁS. Este equipo “conservador” ha adoptado medidas  fiscales “progresistas”  a las que no se atrevió el anterior gobierno socialdemócrata que, aún así, las ha criticado.

–          Incremento del IRPF a las rentas medias-altas y a las rentas del capital. Al margen de lo que supuso de ruptura de promesa, es una medida fiscal con trasfondo redistributivo o solidario: pagarán más quienes tengan trabajo y quienes mayor retribución tengan. Pagarán más los que tengan patrimonio invertido que les generen rentas. El incremento en la imposición directa siempre se ha considerado medida más “progresista” que el de la imposición indirecta.

–          Incremento de la carga fiscal de las grandes empresas a través de la eliminación de gastos fiscales y deducciones derivadas de  planificación fiscal más que de inversión productiva. Las grandes corporaciones pagan pocos impuestos por los enormes beneficios que producen. ¿Tiene sentido que su carga fiscal sea inferior a la de las Pymes  autónomos?

–          Amnistía fiscal para atraer, previo pago de un 10% de impuesto, el patrimonio o rentas opacas al fisco. Quizá sea esta la más cuestionable desde una perspectiva moral. Y, sin duda, es demasiado blanda con los infractores. Pero frente a las ácidas críticas de la oposición, conviene recordar que el PSOE hizo algo parecido en 1984 y 1991 de la mano de Boyer y de Solchaga.

–          Incremento de la carga fiscal del tabaco. Nada que objetar. Malo hubiera sido incrementar impuestos a los carburantes o a la automoción. Que el tabaco cueste más no es malo.

Lamento discrepar de muchos que tienen ideas políticas parecidas a las mías en muchos aspectos. Y no lamento discrepar de quienes opinan de manera muy diferentes,  porque su crítica tiende más que a oponerse porque sí, no por el contenido de las decisiones. Quiero decir que, en lo fundamental, estoy de acuerdo con las medidas. Son coherentes con la situación que tenemos. ¿Qué faltan otras? Sin duda.

 

BONAPARTE

 

3. REFORMAS ECONÓMICAS. En este ámbito, también el PP ha ganado por la mano al PSOE. Ha tenido más imaginación y valentía; claro que también, mayor libertad al no estar condicionado por el chantaje de grupos minoritarios.

–          La reforma financiera, aunque ya se inició en la anterior legislatura, está ya en proceso de conclusión. Cierto es que se echa de menos mucha mayor firmeza frente a los bancos para exigirles la reactivación del crédito.

–          Plan de pago a los proveedores de sus créditos frente a las administraciones públicas con la inyección de 35 mil millones en créditos. Esta medida es una de las más aplaudidas y de las que se espera contenga parcialmente la destrucción de empleo y el cierre de miles de pequeñas empresas.

–          Código de Buenas Prácticas bancarias, con el objetivo de reducir la masacre social que supone el impago de hipotecas y los desahucios de familias. La única objeción es que se queda corta la medida. Una prueba es que la mayoría de los bancos se han adherido.

–          Reforma Laboral. Sin duda la más necesaria y también la más cuestionada. Sin embargo, se ha escorado demasiado hacia los intereses empresariales. El mensaje  de “abaratar la contratación y no el despido” que precedió a la reforma no ha sido honrado. Especialmente en la simplificación de las condiciones del despido por causas objetivas que, al suponer una reducción del coste procedimental y económico, aumentará sin duda el desempleo en el corto plazo.

–          Tasas judiciales. Discrepo, por insolidaria e injusta, de la medida de Gallardón de establecer tasas en casos de apelaciones a tribunales de instancia. Crea desigualdad en el acceso a la justicia en función de la capacidad económica de los litigantes. Intolerable cuando se trata de impartir justicia.

4. REFORMAS SOCIALES. Lo malo de dar una cartera ministerial a alguien es que el agraciado se ve en la obligación de llamar la atención. En mi entrada sobre el asunto dejé claro mi desacuerdo con la idea de dar radical marcha atrás en las reformas del anterior gobierno que, según muchos, supusieron una ruptura social.

Por eso discrepo  en las reformas propuestas a la Ley del Aborto (excepto el asunto de los 16 años) y algunas de educación (con excepción de la sustitución del 4º curso de ESO por un curso de bachillerato). No tiene sentido eliminar Educación para la Ciudadanía; hubiera bastado modificar su contenido en la parte más “visceral”.

Aplaudo la Ley de Transparencia en cuanto establece códigos de conducta y obligaciones de hacer o no hacer a los políticos basadas en principios éticos y en la transparencia de su gestión.

JOSUE

Da para mucho más la historia de estos Cien Días; ya seguiré.

Se llamó el Periodo de los Cien Días al que transcurrió desde que Napoleón Bonaparte regresó de su primer exilio en la Isla de Elba hasta su definitiva abdicación, captura y destierro definitivo a Santa Elena. Al final de esos Cien Días, el soberbio y ambicioso Bonaparte tuvo su Waterloo, su derrota definitiva.

En otra batalla épica, la toma de Jericó, aquel que llevó a su pueblo a la tierra prometida, Josué, derribó las murallas con sólo el estruendo de las trompetas de sus sacerdotes.

Yo espero que Rajoy sea más Josué que Bonaparte. Que sea capaz de derribar las murallas de la crisis con medidas no demasiado cruentas y que, una vez derribadas, nos lleve a la tierra de promisión sin demasiada sangre.

RAJOY

Para que no tenga que decir, como Wellington tras su victoria en Waterloo, ante los miles de cadáveres en el campo de batalla: “Excepto una batalla perdida, no hay nada más deprimente que una batalla ganada.”

Por eso, en lugar de dejaros el Waterloo de ABBA, prefiero esta magnífica música de Gospel: Joshua Fit The Battle Of Jericho. La canta la diosa negra Mahalia Jackson.

Para que se pueda decir de Rajoy, como de Joshua:

I know you’ve heard about Joshua
He was the son of Nun
He never stopped his work until
Until the work was done

(Sé que habéis oido sobre Joshua,

Que fue el hijo de Nun.

Jamás abandonó la tarea,

Hasta que el trabajo quedó acabado)


Joshua fit the battle of Jericho
Jericho Jericho
Joshua fit the battle of Jericho
And the walls come tumbling down

God knows that
Joshua fit the battle of Jericho
Jericho Jericho
Joshua fit the battle of Jericho
And the walls come tumbling down

Good morning sister Mary
Good morning brother John
Well I wanna stop and talk with you
Wanna tell you how I come along

I know you’ve heard about Joshua
He was the son of Nun
He never stopped his work until
Until the work was done

God knows that
Joshua fit the battle of Jericho
Jericho Jericho
Joshua fit the battle of Jericho
And the walls come tumbling down

You may talk about your men of Gideon
You may brag about your men of Saul
There’s none like good old Joshua
At the battle of Jericho

Up to the walls of Jericho
He marched with spear in hand
Go blow them ram horns, Joshua cried
‘Cause the battle is in my hands

God knows that
Joshua fit the battle of Jericho
Jericho Jericho
Joshua fit the battle of Jericho
And the walls come tumbling down

You may talk about your men of Gideon
You may brag about your king of Saul
There none like Joshua
At the battle of Jericho

They tell me, great God that Joshua?s spear
Was well nigh twelve feet long
And upon his hip was a double edged sword
And his mouth was a gospel horn

Yet bold and brave he stood
Salvation in his hand
Go blow them ram horns Joshua cried
‘Cause the devil can’t do you no harm

Joshua fit the battle of Jericho
Jericho Jericho
Joshua fit the battle of Jericho
And the walls come tumbling down

Up to the walls of Jericho
He marched with spear in hand
Go blow them ram horns, Joshua cried
‘Cause the battle is in my hands

Then the lamb ram sheep horns began to blow
The trumpets began to sound
Old Joshua shouted glory
And the walls came tumblin’ down

God knows that
Joshua fit the battle of Jericho
Jericho Jericho
Joshua fit the battle of Jericho
And the walls come tumbling down
Tomado de AlbumCancionYLetra.com

Anuncios
  1. 3 abril, 2012 en 6:12 PM

    Apreciado Jaime,
    Cómo siempre tus reflexiones son excelentes. Siempre te voy leyendo aunque muchas veces no puedo contestarte por falta de tiempo.
    El camino que han tomado es el correcto, con sigilo y determinación aunque todavía tienen muchos complejos de la “derechona rancia” que no les permite hacer acciones más contundentes aparte de los intereses electorales que ya has comentado.
    Otro tema del que no has hablado es el de la gran reforma de las estructuras del estado así cómo del sector público, se ha hecho un cierto maquillaje demagogo pero no han cogido el “bisturí” ni creo que lo hagan.
    Saludos y un fuerte abrazo

    • 6 abril, 2012 en 7:12 PM

      Hola Oscar.
      Bienvenidas sean tus esporádicas apariciones.
      Es un camino hacia adelante, con más luces que sombras, pero muy tardío. Esperar a Andalucía ha sido nefasto.
      Y si, tienes razón, hay mucho complejo de derechona rancia, pero también revanchismo con la izquierda dogmática. Si la derecha renunciara a sus servidumbres (que con 186 diputados podría hacerlo sin problemas) y la izquierda a su dogmatismo histórico-ideológico-pseudo porgresista, se avanzaría mucho.
      El “conjunto de la ciudadanía”, como le gusta decir a Rajoy, estaría feliz con el camino del medio. Ni dogmatismos, ni servidumbres ni arcaicas ideologías que no sirven para el mundo de hoy. Qué facil parece pensar en lo razonable y que dificil es hacer lo razonable.
      En mi última entrada hablo algo sobre las estructuras del estado (recentralización) y sobre la regeneración de la democracia en las instituciones.
      Un abrazo

  2. Greta
    4 abril, 2012 en 12:07 AM

    Querido tío,

    Dicen que si a los 20 años no eres de izquierdas, no tienes corazón,si a los 40 años
    no eres de derechas, no tienes cerebro. A mi me queda poco para cumplir los 30 y cada día que pasa me siento más alejada de la política, de la derecha por supuesto! pero también de la izquierda, del centro, de arriba y de abajo. No entiendo de economía, y desde que el PSOE ayudó a los bancos y recortó los gastos sociales menos aun de signos políticos.

    Que los políticos mientan y no cumplan promesas electorales no es ninguna novedad, así que ni me decepciona ni me sorprende. Que en los nuevos presupuestos se recorten las becas, el I+D, la ley de dependencia, etc…y al mismo tiempo se haga una amnistía fiscal es un misterio del que no espero respuesta. Que se elimine Educación para la Ciudadanía, y se reforme la Ley del Aborto (con 16 años o no, o es que una adolescente puede ser obligada a ser madre?) un paso de gigante pero hacia atrás.

    En donde vivo sopla el viento cada día y el sol brilla más de 300 días al año, y aun así el nuevo Gobierno se empeña en las prospecciones petrolíferas. En un viejo sistema de producción que entre otros desaciertos de la Historia nos ha llevado hasta donde estamos ahora, no hablo solo de la crisis económica sino del hambre mundial, el calentamiento global, etc…

    Han pasado 100 días desde que el PP llegó al gobierno pero todo sigue igual, una carrera por ganar poder.

    Hablando de cientos y de carreras por el poder, hace 100 años que una carrera (en este caso mucho más romántica) entre británicos y noruegos llevó a la conquista del Polo Sur. En el bando de los perdedores Oates se convirtió en una carga para su grupo así que se sacrificó y salió de la tienda ( “I am just going outside and may be some time” ) para morir en soledad. Como sabes, poco ayudaría a su expedición porque poco después murieron todos los demás. Era el día de su 32 cumpleaños y había perdido la fe. Yo aun la conservo, tal vez porque aun no he cumplido los 30…

    Un abrazo muy fuerte, creo que me voy a enganchar a tu blog!
    Besos, Greta

    • 6 abril, 2012 en 7:35 PM

      Hola Greta.
      No sabes la ilusión que me hace verte por aquí.
      Un consejo: no crezcas; mantente como eres, no te dejes influir y disfruta de la pureza de esos aires incontaminados y limpios. Mantente Fuerte y tendrás Ventura de por vida.
      Ni el Psoe es de izquierdas ni el PP de derechas. En este mundo occidental y capitalista, hace mucho que se perdieron las ideologías. Dejaron paso a los modelos de gestión, quizá con una mayor tendencia social de unos que de otros. Pero al final, como los partidos, los mass media y los poderes “de facto” financieros forman una simbiosis de intereses, son nada más que los intereses los que gobiernan. Los políticos solo luchan por ganar el poder o por no perderlo. Los mass media por vivir de la teta de los gobiernos. Y los poderes financieros, por ganar más, sea cual sea el color del gobierno de turno.
      Esa es la triste realidad. Nosotros estamos para sufrirla, disfrutarla, criticarla, alabarla o, en todo caso, contarla para los pocos que nos escuchan.
      Seguramente tu y yo, con la diferencia de edad, de intereses vitales, de entorno y de experiencias, tenemos muchos puntos en común, porque pensamos en que lo razonable es lo que se debería hacer.
      Cien días es poco. Y en cien días se ha hecho mucho. Cosas buenas (al menos necesarias) y cosas estúpidas. Ocho años, como estuvo el anterior gobierno, es mucho. Se hicieron algunas cosas buenas en la primera mitad y se medio destrozó el país en la otra mitad.
      El lo del aborto, ya que tocas un asunto concreto, discrepo en lo de los 16 años; ni puede ser obligada una niña a ser madre ni puede ser inducida a abortar. Pero, seguramente, convendrás conmigo en que la ley no debe excluir la posibilidad de que los padres tengan la oportunidad de convencer, nunca de obligar. Como en todo, es cuestión de sentido común. 16 años son pocos. Para votar, para ser madre (por o sin obligación), para abortar (sin consejo) y para ser encarcelado por un delito como lo pudiera ser un adulto. Hablo en general, porque hay excepciones.
      Tendrás hijas, preciosas como tu, y te gustará que cuenten contigo para las decisiones transcendentales de su vida y que nadie te quite por ley ese derecho. Ya se que estoy estereotipando el ejemplo. Pero a veces, las cosas se explican mejor exagerando.
      Lee cosas más atractivas de mi blog. La política es sucia. Busca con Jessica Watson, Laura dekker, Heroinas del mar, Aung San Suu Kyi, las sirenas,Heroes de leyenda,…te gustará.
      Muchos besos, mi querida Greta.

  3. Greta
    8 abril, 2012 en 9:14 PM

    La política no es sucia, solo puerca, inmunda, altamente contaminada, grasienta, hedionda, fétida, apestosa,indecente,inmoral y obscena. Como dices me daré un paseo por lugares más bellos de tu blog.

    Besos

    • 10 abril, 2012 en 10:57 PM

      Once epítetos muy acertados. Me imagino tu cara de asco mientras los escribías. Los tiempos de la dignidad en la política es dificil que vuelvan.
      Mantente al margen pequeña.
      Besos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: