Inicio > EDUCACION Y SOCIEDAD, ESTRELLAS DE LA POLITICA, MUSICA, POLITICA > LA INHIBICIÓN DE LA EMPERATRIZ.

LA INHIBICIÓN DE LA EMPERATRIZ.

 “Soraya Sáenz de Santamaría se inhibirá a la hora de tomar decisiones cuando el Consejo de Ministros aborde asuntos que afecten a Telefónica, la compañía que ha fichado a su esposo, Iván Rosa.”

Uf!, menos mal; eso nos tranquiliza. Ni siquiera el Rey tuvo el detalle de proclamar su intención de “inhibirse” cuando nombraron a su yerno, supuesto corrupto, consejero de Telefónica. Ahora, ya sabemos que Soraya, cuyo marido Iván Rosa ha sido contratado por la operadora, no intervendrá en asuntos que se refieran a esta compañía. Claro que la inhibición de Soraya no implica la inhibición del gobierno que ella “vicemanda”.

No sé cuánto cobrará Iván Rosa en su nuevo puesto. Seguramente mucho más que en su anterior trabajo en la Hacienda Pública. Es, sin duda, una notable promoción. Bien es cierto que Rosa tiene currículo suficiente para cumplir con sus nuevas funciones pues, a más de ser Abogado del Estado, conoce idiomas y tiene experiencia internacional. Desde luego, mucho más currículo que Javier de Paz, niño mimado de Zapatero y, por todo título, diplomado en Información y Publicidad. Javier suma, entre sus múltiples puestos en la operadora, muchos cientos de miles de euros de remuneración, según dicen.

Telefónica ha contratado, al mismo tiempo que a Rosa, a Paloma Villa, la mujer del secretario del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina para su departamento de relaciones internacionales. También tiene experiencia que le faculta para desarrollar tal cargo con dignidad.

Sin embargo, la contratación del marido de Soraya ha provocado un notable revuelo, que no se produjo en los casos de los socialistas mencionados.

¿Quiere esto decir que defiendo la contratación de Iván Rosa por Telefónica? Desde luego que no. Como no defiendo la de Javier de Paz ni la de Paloma Villa; como no defendí la de Solbes, Aznar o González en sus respectivos nombramientos como consejeros de grandes empresas. Todas ellas me parecen mal, francamente mal. Por las “tres efes”: el fondo, la forma y la fecha.

Muchos se preguntarán, con razón: “¿Qué maldición tienen los parientes de políticos en el poder o los ex altos cargos para no poder ser contratados por empresas privadas?”. Y yo pregunto a mi vez, seguramente también con razón: “¿Se les contrata por lo que son o lo que fueron o, más bien, por quienes son o quienes fueron? ¿Se les contrata por lo que saben o valen o, más bien, por los favores que esperan recibir o por los que en su día recibieron de ellos las grandes empresas?”

Las tres preguntas son pertinentes. Las dos últimas, no tienen respuesta clara; y donde no hay respuesta, anida la sospecha.

Lo malo del asunto es que se han producido demasiados casos, en demasiado poco tiempo, tras la conquista del poder. Tal parece que el Partido Popular estaba ansioso de llegar a él para, entre medidas más loables de interés general, adoptar también otras de carácter particular: colocar a algunos de los suyos.

EL NEPOTE ROSA

Y es que, en pocos días, se ha sabido de algunos casos notables:

El marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, fue nombrado consejero de Red Eléctrica; renunció en el mismo día.
– El hermano de Álvaro Nadal Jefe de la Oficina Económica de la Moncloa, corrió la misma suerte.
– El hermano de Cospedal ha estado a punto de ser fichado por la Fundación Carolina, en sustitución de la ex ministra socialista Rosa Conde. Los antecedentes han aconsejado desechar la idea.
– El cuñado de Arias Cañete, ministro de agricultura (Ramón Bujanda) ha sido nombrado presidente de la Sociedad Estatal de Caución Agraria.
– Otro Álvaro, el hijo de la Presidenta de Madrid, ha sido designado asesor del Secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.
Marcelino Oreja, hijo, ha sido designado recientemente presidente de FEVE.

Es tan solo una muestra…

El Partido Popular ha reaccionado parando algunos de los nombramientos, al tiempo que se ha defendido denunciando otros anteriores del PSOE, en lugares donde este partido tuvo, o aún mantiene, el poder. Pero ni la reacción tranquiliza ni la denuncia justifica. Aquella responde al convencimiento de que han actuado con abuso o, al menos, con imprudencia; ésta pretende la justificación de lo hecho.

La Familia es lo primero. Lo dijo Vito Corleone y no le faltaba razón. España, como Italia, como Grecia, es el reino del nepotismo y este es padre de la corrupción, del indulto injustificado de corruptos, del despilfarro del dinero público y del fraude fiscal. Por eso, el nepotismo es detestable.

Y no tranquiliza, no sirve de nada, la inhibición voluntaria de la Vicepresidenta Soraya ni la renuncia forzada del marido de la Presidenta Cospedal. El daño a la confianza del elector ya está hecho. Y el daño al partido se ha visto en las recientes elecciones andaluzas y asturianas porque, sin duda, este ha sido uno de los factores del descrédito tan imprevisiblemente sobrevenido del Partido Popular.

Ojala el anteproyecto de Ley de Transparencia que acaba de aprobar el gobierno ponga coto a tantos desmanes. Mientras tanto, es legítimo pensar que cualquier contratación de familiares de políticos que ostenten poder para puestos relevantes es un acto interesado en el que se busca más “quién es” que “cómo es” el fichado. Sería muy saludable que quienes tienen la opción de ofrecer estos puestos, se abstengan de hacerlo.

JULIO NEPOTE, EL EMPERADOR

Julio Nepote (de quien, dicen, deriva el término “nepotismo”), el último Emperador Romano de Occidente reconocido, fue derrocado y sustituido por Rómulo Augústulo tras un breve reinado. Como se descuiden, como no guarden las formas, igual de breve será el reinado del Emperador Mariano  y de la Emperatriz Soraya.

¡Colócanos Mariano, por tu madre, colócanos!

Sin el gracejo de Emilio el Moro y sin el arte de Carlos Cano, es lo que hoy piden todos al pobre Mariano o, sin que este se entere, a sus peones.

Me han dicho que han puesto en Madrí
Un despacho de mucho postín
Colócanos, colócanos, ay, por tu madre, colócanos.
Colócanos, colócanos, ay, Piti, colócanos.

Viene a cuento traer a esta entrada las grandiosas, socarronas y simpáticas Murgas de Emilio el Moro que cantó el malogrado Carlos Cano en 1984, tras el acceso al poder de Felipe González y el inicio del auge del socialismo. Y muy especialmente porque en estas murgas, tan viejas ya y tan actuales todavía, se vive Andalucía, tan de moda estos días.

La profunda Andalucía, con sus alegrías y sus miserias (“Alegría, alegría tienen las jambres de Andalucía”), sus bases americanas (“Que si bases, que si OTAN, que si Morón, que si Rota”), su corrupción (“Arsa y ole, viva Cái y toa la tribu de Alí-Babá”), sus materias primas y redes comerciales (“Espárragos, caracoles, tagarninas de la Sierra; manojitos, los niños venden por las carreteras”) y su eterno victimismo (“No sé por qué te lamentas en vez de enseñar los dientes; ni por qué llamas mi tierra aquello que no defiendes”).

La Andalucía profunda que, según muchos, ayer se sumergió un poquito más pero, según otros muchos, ayer comenzó de nuevo a resurgir.

No os la perdáis; ni la letra ni la música. Carlos Cano es un lujo que nunca nos debió dejar.


Se fueron los pieles rojas a Jolivú
Vinieron los federales, tatachán
Y en mitad de aquel ziquitaque se lió
Toro Sentado, ohú decía, cuchí la caballería
Y de teniente Glen Ford
Hay que ver, Maribel, la cosa cómo estaría
Que Emilio El Moro salió cantando por alegrías.

Alegría, alegría la traigo a espuertas viene de Cádiz, qué calor.
Alegría, alegría tienen las jambres de Andalucía
Frigoríficos volando, la reconversión naval,
Guardia, no tires pelotas que pa pelotas Puerto Real

Vecina asómate al patio, Maricruz
A ver quién me aclara a mí este rebujar
Que si dentro, que si fuera, tú dirás
Que si bases, que si OTAN, que si Morón, que si Rota
Y el Peñón de Gibraltar
Hay que ver, Maribel, esto sí que es carnaval,
Arsa y ole, viva Cái y toa la tribu de Alí-Babá

Como quieras, como quieras que yo te quiera, ay, yo te quiero, qué valor
Como quieras, como quieras de marinera o de marinero
Salga el sol por Antequera con tal de que salga ya
Que salga por donde quiera lo que hace falta es tiriquitrán

Espárragos, caracoles, tagarninas de la Sierra
Espárragos, caracoles, tagarninas de la Sierra
Manojitos, los niños venden por las carreteras.
Manojitos, los niños venden por las carreteras.

No sé por qué te lamentas en vez de enseñar los dientes
No sé por qué te lamentas en vez de enseñar los dientes
Ni por qué llamas mi tierra aquello que no defiendes
Ni por qué llamas mi tierra aquello que no defiendes

Si en vez de ser pajaritos fuéramos tigres bengala
Si en vez de ser pajaritos fuéramos tigres bengala
A ver quién sería el guapito de meternos en una jaula
A ver quién sería el guapito de meternos en una jaula

Me han dicho que han puesto en Madrid
Un despacho de mucho postín
Colócanos, colócanos, ay, por tu madre, colócanos.
Colócanos, colócanos, ay, Piti, colócanos.

Ay Felipe de la OTAN, cataflota verygüel

Ay Felipe de la OTAN, cataflota verygüel
Llegarás a ser un gran torero como Velázquez y Gregory Peck
Llegarás a ser un gran torero como Velázquez y Gregory Peck

Contra viento, contra viento, yo me muevo contra viento
Y es por mi mala cabeza que me muevo a contra viento
Y me paso de la raya y a mí no me dobla el viento
Y me paso de la raya y a mí no me dobla el viento

Cascarabitos, me los comía y así el hambre se entretenía
No se me vaya a subir la rama del perejil
Si.

Anuncios
  1. andreas guadalupe
    28 marzo, 2012 en 1:42 AM

    Me gusta mucho tu entrada, a ver si de una vez los ciudadanos podemos tener la percepción de la clase política como servidores públicos y no como oficinas de empleo de familiares y amigos. Así no hay quien defienda a la clase política…. Un beso.

  2. 28 marzo, 2012 en 9:38 AM

    Dejando a un lado lo mal que me cae la emperatriz, considero que sus primeros pasos cono PRESIDENTA DEL GOBIERNO (LA VEO MAS PRESIDENTA QUE EL PROPIO PRESIDENTE) están siendo muy acertados.

    Como comentario a tu post me surge una duda ¿que ocurriría si su marido hubiera cambiado de puesto dentro de dos años? ¿se habría causado el mismo revuelo? ¿que hubiera ocurrido si el cambio, en lugar de a telefónica hubiera sido a una empresa mas modesta?¿se habría causado el mismo revuelo?

    En base a estas preguntas me planteo ¿Un familiar de un cargo importante del gobierno no tiene derecho a crecer profesionalmente? si crees que si lo tiene ¿donde está el limite de ofertas que tiene que rechazar para que no se le critique? ¿si hubiera sido contratado por yoigo (compañía más modesta de telefonía movil) no se le habría criticado tanto?

    • 31 marzo, 2012 en 10:12 PM

      Hola Jaime.
      Ya se que me lees, pero me gusta verte por aquí.
      La Vice suele caer mal, por su apariencia de “niña pija” o marisabidilla, pero la verdad es que tiene carácter y es sólida. Maneja las ruedas de prensa con firmeza pero sin autoritarismo y se le ve respetada por los viejos zorros del gobierno. Me gusta mucho más que “la otra diosa pepera”: “la” Cospedal.
      Las preguntas que te haces son muy pertinentes, como las que hago en el artículo. Por eso digo lo de las tres “efes”; la tercera es “la fecha”. Si se produjera dentro de dos años no habría causado similar revuelo, probablemente (la fecha).
      Si le hubiera contratado una empresa más modesta, tampoco (el fondo). Pero telefónica, los bancos y las eléctricas, entre otras empresas, están sometidas no al control público pero sí a la regulación de las agencias públicas (Comisión del mercado de las telecomunicaciones, Comisión de la competencia, Organización del mercado eléctrico, CNMV, etcétera). Las empresas pequeñas, no. A Alierta le puso el PP (Aznar) y fue antes empresa pública. Yoigo es privada, pequeña y su CEO apolítico. Además, hay tanto amigo del poder en Telefónica que Yoigo, aunque hubiera contratado a Iván Rosa, jamás supondría competencia para Telefónica.
      Y, además, esas grandes empresas suelen ser destinos de lujo para promover favores futuros o premiar los pasados. Hay muchos elemplos.
      Los límites están en el pundonor personal y empresarial. Pero como esos límites son lineas difusas y demasiado flexibles, conviene establecer políticas claras. Aunque den lugar a posibles situaciones injustas. La política es un servicio público. La retribución, además de la económica que corresponda, ha de ser la propia satisfacción y el honor de haber servido a tu país. Pero ese es el “debiera ser”. Lamentablemente, la realidad es otra. La clase política se ha convertido según el CIS en el tercer problema para los españoles después de la crisis y el paro.
      Por eso, lo de la mujer del César viene muy a cuento: No solo hay que ser bueno; hay que parecerlo.

      Un abrazo

  3. Sarah Guadiana
    29 marzo, 2012 en 12:04 AM

    Vaya cambiazo de aspecto!!!,
    no rechazo los cambios pero tengo que admitir que me hará falta tiempo para acostumbrarme a esta nueva faz…no sé, le tenía ya cariño al anterior aspecto del blog.

    Respecto a la entrada, ninguna enmienda.
    Efectivamente el tema de las “tres efes” es importante.

    La dichosa codicia que tanto daño ha hecho a la clase política, porque ha hecho mucho daño al país, sigue existiendo y se pone en evidencia de una forma tan impúdica que realmente molesta, incluso diría que puede llegar a ser repugnante y esto no beneficia en absoluto a los partidos gobernantes, aunque la verdad no parecen tenerlo demasiado en cuenta.

    Me parecen también interesantes las preguntas de Jaime “Junior”, yo creo que un familiar de un cargo importante o menos importante tiene tanto derecho como cualquier otro a crecer profesionalmente, pero tiene derecho a hacerlo por sus propios méritos, por su valía, no por ser familiar de alguien.

    Voy a ser terriblemente simple y por lo tanto voy a dar una respuesta muy simple, ¿¿¿si es tan valioso por qué no lo ficharon antes???.

    ¿Cuántas ofertas tiene que rechazar antes de que se le critique?, seguiré siendo simple, creo que si tiene vergüenza e interés en defender su dignidad a nivel profesional y si me apuras personal, debería rechazar todas aquellas que procedan del hecho de ser quienes son, es decir ¡¡¡¡¡todas!!!!, porque de repente hacemos un bucle y volvemos al planteamiento anterior ¿¿¿ por qué no le ficharon antes???

    Si le fichan dos años más tarde porque presenta un perfil y una trayectoria profesional adecuadas no creo que fuese tan criticado ya que estaría avalado por ese perfil y esa trayectoria y tendríamos que pensar que es deseado por esa compañía por esas razones y no por ser pariente de “alguien”, ya que en ese caso lo habrían fichado antes ( sigo siendo terriblemente simple….).

    Y finalmente también creo que si hubiesen sido fichados por compañías más modestas o menos poderosas hubiesen sido menos criticados, bien, ellos seguirían teniendo el mismo grado de parentesco con ese importante cargo, pero aparentarían ( ellos) ser no tan ambiciosos y esas compañías o empresas no tener tantos intereses o aspiraciones…..

    Un abrazo, simple…

    S. Guadiana

    • 29 marzo, 2012 en 12:34 AM

      No!!! Se me ha desconfigurado y no se como volver a “mi ser”. Investigare. Besos

      Jaime lopez-Chicheri Daban Mi blog: SENTIDO COMUN (y música) http://www.jchicheri.wordpress.com

      • Sarah Guadiana
        29 marzo, 2012 en 1:04 AM

        Oh!!! en ese caso suerte en la búsqueda.

      • 7 abril, 2012 en 10:52 PM

        Guadianita. Un amigo me ha reconfigurado el blog.
        Ya está, creo, como la casa que conocías y por la que, cuando deshabitada, merodeabas.
        Besos

    • 31 marzo, 2012 en 10:29 PM

      Yo también le tenía cariño, Guadiana. Pero igual que los hijos se hacen adolescentes, les salen granos y les cambia la voz sin que los padres puedan hacer nada, mi blog ha decidido cambiar por su cuenta. No me gusta su aspecto. Pero nada puedo hacer sin la ayuda de alguien que sepa qué. Mi hijo, al que acabo de responder y que ya perdió los granos y estabilizó su voz, es un “milagrero” de blogs y otras cosas de redes, webs,etc. Estos días los pasará en casa y la bondad de los anfitriones dependerá de su habilidad en saber hacer que todo fuera como antes.
      Esa pregunta entre tres interrogantes es la más pertinente de todas y por eso es oportuno que la hagas dos veces ¿Por qué no se le fichó antes? ¿No era, hace unos meses, tan bueno como parece serlo ahora?
      Seguro que sí. Pero nadie le conocía porque entonces era el marido de Soraya. Tampoco TF sabía que la mujer de ese anónimo abogado del estado sería, en poco tiempo, Vicepresidenta del Gobierno. Ahora, es Don Iván Rosa, un magnífico abogado del estado que trabajó en hacienda y que, casualmente, es el marido de la Vicepresidenta.
      En cuanto al tiempo, dos años más tarde nos parece bien. Pero, en cambio, nos parece mal (a mi al menos) los fichajes de González, Solbes y Aznar com consejeros o asesores de grandes operadores de mercado. Huele a pago de favores pasados.
      Tres simples besos, entre sendos signos de interrogación ¿¿¿Quién, cómo será mi muy querida lectora que vive junto a una ría y que tiene nombre de río??? ¿¿¿Quién, cómo la amiga, también tan querida???
      La belleza de las incógnitas reside en que lo sigan siendo.

  4. 29 marzo, 2012 en 8:20 AM

    Sara, mi pregunta iba dirigida a hacernos pensar sobre cual es la linea que diferencia el oportunismo de lo merecido, es decir ¿¿¿si es tan valioso por qué no lo ficharon antes??? No se el puesto que tenía en Hacienda pero con su perfil no sería bajo

    “todas aquellas que procedan del hecho de ser quienes son” ¿como diferencias eso?

    “Si le fichan dos años más tarde “… tu limite de aceptación puede estar en dos años, el de otro en un año, el de otro en 3 y el de otro no lo consideraría oportuno mientras duere la legislatura ¿donde esta la linea entonces?

    “si hubiesen sido fichados por compañías más modestas” en la linea del parrafo anterior ¿que es modesto para ti? porque cada uno puede tener su propio criterio

    Ojo, a mi también me huelen mal estas cosas, pero siempre trato de ponerme en la situación de todas las partes.

    Por último, estoy seguro de que todo el que critica este tipo de cosas (o una gran parte), si se vieran en la misma situación harían lo mismo. Somo muy éticos cuando vemos las cosas desde fuera…

    Abrazos!

    • 31 marzo, 2012 en 10:47 PM

      “Los límites están en el pundonor personal y empresarial. Pero como esos límites son lineas difusas y demasiado flexibles, conviene establecer políticas claras. Aunque den lugar a posibles situaciones injustas.”
      Esta frase está en mi respuesta a tu anterior comentario y creo que no hay otra. Lo malo de los valores morales, como el pundonor, es que su aplicación, incluso su bondad, está sometida a apreciación personal. Y el juicio sobre si se tuvieron en cuenta o no, a las consecuencias de las conductas, que no siempre son claras.
      Como los “Conceptos jurídicos indeterminados” en la aplicación del derecho.
      Hay cosas que son criticables por la certeza de que se produjeron: la corrupción. Hay otras que lo son tan sólo por la sospecha de lo que producirán.
      Es importante lo que dices al final: el juicio crítico desde fuera.
      La ética no depende de la visión desde fuera o desde dentro; todos tenemos una idea de lo que se puede hacer o de lo que no se debe hacer. Ni de la posibilidad de que el que está hoy fuera pudiera actuar igual si mañana estuviera dentro.
      Critiquemos las conductas de nuestros gobernantes aun a riesgo de excedernos. Si no lo hacemos, cada vez se verán con las manos más libres para hacer a su antojo.
      Y eso no es bueno.
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: