Inicio > EDUCACION Y SOCIEDAD, PERSONAL, POLITICA > A VIVIR, QUE SON DOS DÍAS (¡harto de política!)

A VIVIR, QUE SON DOS DÍAS (¡harto de política!)

TENGO UNA CASA EN EL PUEBLO...

Casi un mes llevo escapando de la política; tanto el blog como yo estábamos saturados.

Durante este mes, he andado por la Antártida con Roald Amundsen y Albert Bosch (Noventa Sur, Cero Cero Oeste); por las islas Stewart en Oceanía, con Yves Parlier, El Extraterrestre; en el Amazonas con Sir Peter Blake y otros Capitanes, Piratas y navegantes; y, finalmente, en los mares de Irlanda con Eric Tabarly  y con Isidoro Arias en el Atlántico sur; con Los que Nunca Volvieron.

Vuelvo ahora, cuando el primer mes de este año –que tan malos presagios augura– está dando sus últimas bocanadas y encuentro lo mismo que dejé. No esperaba otra cosa, dicha sea la verdad, pero en mi optimismo antropológico pensé que algo mejor andaría. No es así; es, más bien, al contrario.

Por ejemplo, la política. Teníamos dos partidos adversarios, ambos fuertes, con ideología diferente pero con similares servidumbres: la gran empresa, el poder financiero y Europa. Porque nadie me negará que ambos sirven, aun con matices, a los mismos señores. Hoy, el partido que antes estaba unido porque ejercía el poder y había sillas para todos, está a punto de la ruptura porque las facciones, comandadas por dos fracasados que desean ser ahora triunfadores, quieren acaparar los escasos sillones que aún quedan. Con la excusa de la regeneración y ausencia palmaria de líderes, el partido socialista está entrando en un túnel cuya luz final tardará años en ser atisbada.

El Partido del Poder, por sus siglas PP, está borracho de él pero algo despistado; la falta de costumbre será. Sus dos estrellas más rutilantes dominan los foros internacionales, WSJ, FT…pero patinan en terreno patrio. El “querido líder” está medio escondido porque sabe que defraudó a muchos y que aún tendrá que seguir defraudando.

...Y LOS LADRIDOS DE UN PERRO, QUE ME SALUDA AL LLEGAR

Por ejemplo, la corrupción. Cuando parecía que estábamos suficientemente  indignados por la vesania de algunos ladrones de fondos públicos, que se apropiaban de los dineros destinados a paliar la pena de los desempleados, nos enteramos con estupor de que parte de esos fondos robados se han esfumado en putas y esnifado en cocaína. Y cuando las fechorías de algunos de los virreyes autonómicos nos aparecían, aún lejanas, en los medios, vemos hoy cómo los felones sientan –por fin– sus posaderas en el banquillo de los acusados y cómo sus miradas destilan humillación, vergüenza o chulería. Y cuando la monarquía aún goza de popularidad e incluso cariño entre gran parte de la sociedad vemos cómo, cada día, aparecen nuevas y sucias golferías perpetradas por uno de sus miembros, con el apoyo de empresas y gobiernos. ¿A qué seguir?

Por ejemplo, la judicatura. El juez juzgado. Roy Bean, el juez de la horca, es decir Baltasar Garzón, también se sienta estos días en el banquillo encausado por tres asuntos: Gurtel, crímenes del franquismo y banco Santander. Acusado de prevaricación y cohecho por, entre otros, varios colectivos ultraderechistas y abogados defensores de empresarios corruptos. Cierto es que Garzón levanta pasiones y genera odios por igual; y el franquismo aflora muchas sensibilidades.  También lo es que las dos asociaciones internacionales de derechos humanos, Human Rights Watch y Amnistía Internacional, así como la Comisión De Juristas Internacionales, han tomado partido a su favor en el asunto de las víctimas del franquismo.

Todos los políticos que se dicen de izquierdas, apoyan al juez no solo en este caso sino también en el Gurtel. El mensaje es claro, facil y directo: “La Justicia procesa al Juez Garzón por luchar contra la corrupción y por investigar los crímenes de un dictador”. Quienes están a su favor no tienen interés alguno en profundizar –porque, saberlas, sí las saben– en las razones de la imputación: vulneración del secreto en las comunicaciones, en un caso; falta de competencia orgánica y ausencia de delitos –por la ley de amnistía– en el otro. Pero ¿qué más da? El objetivo es movilizar, dividir a la sociedad. Porque casi nadie cuestiona el otro asunto, el del archivo de la causa contra el banquero en pago, presuntamente, de favores recibidos.

Bien estaría que todo esto acabe en archivo de las dos causas “políticas” y que el juez sea inhabilitado por la última. Porque yo creo que Garzón está ya, socialmente, inhabilitado como juzgador.

TENGO LA VIDA EN MIS MANOS, Y LAS TECLAS DE UN PIANO DONDE PONERME A CANTAR

Por ejemplo, los medios de comunicación. La crisis de la publicidad y la gratuidad de internet  son dos enemigos declarados de la prensa escrita. Los más fuertes resisten; los más débiles se hunden. Pasó con La Gaceta (Grupo Intereconomía) muy de derechas. Ante la caída de ventas acudió a la sensibilidad y al bolsillo de sus lectores. Fue criticado por muchos y, especialmente, por su oponente del otro extremo: Diario Público (Grupo Mediapro) muy de izquierdas. Hoy es éste el que acude, ante su inminente ruina, a la sensibilidad y la magnanimidad de sus lectores. Naturalmente, arrogándose mayor legitimidad que el oponente; faltaría más. Al fin y al cabo “nosotros luchamos por las libertades y no como estos involucionistas”. Tal para cual.

...TENGO UN AMOR ESCONDIDO, QUE NO LES VOY A CONTAR

Por ejemplo, la crisis. Todos pensaban que el triunfo del PP iba a ser la “purga de Benito”. Que su triunfo y la solución a todo serían uno, que el paro empezaría a acabar, que España a crecer, que los bancos a prestar, que el IBEX a subir, que Merkel a ceder, que la gasolina a bajar, que la gente a sonreir, que…

Pero no. Quienes decían con ironía que lo mejor de 2011 era que sería mejor que 2012 van a tener razón. Las previsiones de crecimiento de la visionaria (hoy desaparecida) Salgado, de 1,3% para 2011 y 2,3% para 2012 (¡vaya ojo!) no es que se derrumben, es que cambian de signo. Tanto el FMI como el BdE auguran decrecimientos (en la neolengua, “crecimiento negativo”) del 1,7-1,5% para 2012. Una vuelta a la recesión cuando aún no vemos luz al final del túnel pone las cosas complicadas. Especialmente en un año en el que los recortes obligados por el déficit sobrevenido van a constreñir aún más la actividad productiva.

Por ejemplo…¿para qué seguir?

Y CUANDO SE ACERCA MAYO, TENGO DOMADO UN CABALLO PARA IR A VERLA A SU ALTAR

Y ya me callo. Lo que quería decir es que después del periplo mundial que me he dado por los hielos y por los mares, siento parecida congoja a la que embargaba mi alma cuando de chaval, después de tres meses de vacaciones que a su inicio me parecían eternos y en los que había sido feliz, regresaba a la casa de Madrid, a las aulas del colegio, al temor a las notas, a la oscuridad de los días cortos de invierno, a los madrugones,… a los negros presagios que reflejaban las blancas sotanas de los curas de los Sagrados Corazones.

Y todo esto me hace pensar en que a lo mejor tengo que dar un tono menos político a este blog. Y contar algo más  de historias, aunque sean inventadas; de sensaciones, aunque no sean sentidas; de experiencias, aunque no hayan sido vividas; de héroes, aunque sean de leyenda; de villanos, aunque fueran triunfadores; de hazañas, aunque sean exageradas; de vilezas, aunque sean justificadas. En fin, de vida.

Aunque de vez en cuando vuelva a caer en la trampa.

Pero, hasta entonces, que vivan los buenos propósitos. “Fuera la monotonía, hay que abrir el corazón“. En la política no podemos influir; tan sólo criticar o alabar, reír o llorar, preocuparnos o pasar. En la vida, en nuestra vida, sí. Podemos hacer que sea mejor.

Este propósito, y las fotos de esta entrada, sugieren un canto a la vida. Una canción que aprecio mucho. La escucho cantar una vez al año, siempre en agosto y siempre en buena compañía; recordando a alguien que quisimos mucho. Es un canto al optimismo, a los sueños, a la bondad de las cosas inmediatas y tangibles, al amor, a la música, a la familia, a la amistad…en fin, a la vida.

TENGO UN CAMINO DE ARENA, HECHO DE LAGRIMAS Y PENA, DONDE PODERLE LLORAR

Esta estrofa resume todo lo que acabo de escribir:

Prefiero seguir soñando
Sin saber que está pasando
En este mundo infernal

Y se la dedico al que me la enseñó. Va por ti, Jaimote.

Escuchadla. Mientras lo hacéis, leed los versos de su letra.

A Vivir, que son dos días. De Rafa Serna y María Jiménez.


Me decían de pequeño
Que vivía siempre en mi sueño
Nunca quise despertar.

Aunque entiendo que la vida
Hay que llevarla vivida
Prefiero seguir igual

Tengo una casa en el pueblo,
y los ladridos de un perro
Que me saluda al llegar.

Tengo la vida en mis manos,
Y las teclas de un piano
Donde ponerme a cantar.

Tengo familia y amigos
Tengo un amor escondido
Que no les voy a contar.

Y cuando se acerca mayo
Tengo domado un caballo
Para ir a verla a su altar.

Tengo un camino de arena
Hecho de lágrimas y pena
Donde poderle llorar.

Prefiero seguir soñando
Sin saber que está pasando
En este mundo infernal

No, no me fue del todo mal
A vivir que son dos dias
La locura del amor
Fuera la monotonía
Hay que abrir el corazón.

Se me hace divertido
Que me tachen de perdido
De bohemio y de holgazán.
Pero sé que solo he sido
El único que ha conseguido
Que así me puedan llamar

Prefiero seguir soñando
Sin saber que está pasando
En este mundo infernal

No, no me fue del todo mal
A vivir que son dos dias
La locura del amor
Fuera la monotonía
Hay que abrir el corazón.

Anuncios
  1. Joselito
    25 enero, 2012 en 1:03 PM

    Hola Jaime,

    Me parece un enfoque muy acertado el que te estás planteando para este blog, pues la política, especialmente en estos tiempos de crisis, cansa un poco.

    Todos estamos necesitados de escuchar – o leer en este caso – historias distintas, que no sean de la crisis, que sean noticias positivas, que nos animen y recuerden todo lo bueno de lo que es capaz el ser humano.

    Hace poco hablaba mi capitana sobre la conveniencia de hacer telediarios SOLO con noticias positivas, para cambiar el chip y construir desde lo positivo…

    Alguna vez leí que ya hay casos de entregas periódicas que van enganchando a quien las lee. Quizás te animes al blog-libro…con alguna historia inventada. Parezco una mosca c…

    Escribas de lo que sea, aquí estaremos

    Un abrazo fuerte

    • 25 enero, 2012 en 7:44 PM

      Hola de nuevo Jose.
      Sí, la política cansa. Prensa, radio, telediarios, tertulias, charlas con amigos. Si no te defiendes, te devora.
      Lo de los sweet telediarios está bien, pero poco éxito tendrían. Los humanos somos morbosos de natural; y bastante perros.
      Exagero, naturalmente. Ni tu, ni yo, ni Guadiana, ni Guadalupe, somos así.
      Abrazos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: