Inicio > GENERAL > POESÍAS INÉDITAS (9)

POESÍAS INÉDITAS (9)

Hace ya casi siete meses. La última entrada de Poesías Inéditas fué el 29 de mayo de 2011. No he vuelto a hablar de ello con mi poetisa. Ni yo le pedía ni ella me daba. Quizá no sean estos los mejores momentos, y menos para poesía tan triste; pero quiero relajar este blog de tanto contenido político como ha tenido estos días.

Con ella os dejo.

Saber que no somos

Si buscar lo que no existe
Nos destroza
Si saber que es mentira
Nos alegra el “no ser”
Y “ser viviendo”

Si saber que no somos
Nos incomoda a veces
Y saber que sí somos
Nos hace vacilar

Y entonces destrozamos
Y hacemos de una piedra
Una roca de pensamientos tristes

 

 

 

 

 

 

Me sobra todo

Me sobra todo lo que no está en mí
Me sobra el tiempo
Y es como si estar dormido
Vida fuera

“Me alimenté de ti por mucho tiempo”
Y al no poder hacerlo
Se me escapó
Y se me perdió sin ser
Lo que no fuimos

 

 

 

 

 

 

 

Se me rompe…

Se me rompe entre los dedos
El sentido de mi vida

Tengo el dolor
Agarrado por dentro
Y no se sacarlo

No puedo más que fingir
Realidades curvas
Y pasadas

Y esconderme en ellas
Olvidando que debo volver
Y no puedo

 

 

 

 

 

 

Estoy tan triste

Estoy tan triste
Tan triste
Que me deshago
Como un helado de chocolate
Bajo el sol

Y me escondo
Detrás de las palabras de los libros
Para no escuchar las mías

No quiero ser
Y soy
Y debo ser

Estoy perdida en un mundo
Que no puedo entender
Y ya ni siquiera lo intento

Nunca he tenido nada
Sólo ficciones leves de las cosas
Que nunca supe hacer

 

 

 

 

 

La Vida

La vida es una enorme musaraña
Hundida en las palabras.

Borges logró encontrar
El laberinto
Que destruye los símbolos
Hundidos en el alma.

Yo se que en el final
Tendré, como Unamuno,
Esa enorme tristeza
De no encontrar a Dios

 

 

 

 

 

 

Hoy empiezo a navegar

Hoy empiezo a navegar
Contra corriente
Sabiendo que poco se avanza
Y que aun las pequeñas olas
Provocan retrasos en las vidas.

Hoy sé que debo abandonar
Los pequeños rencores
Porque no permiten el olvido

Porque nos vence la miseria
De las cosas inanes
Y no podemos ver
La grandeza de ser
Sin haber sido

 

 

 

 

 

 

Silencios rotos

Hemos roto los silencios
Que dormían
Debajo de las olas

Venimos haciendo
Pequeños pasos de arena
Que someten
Los alardes del misticismo

 

 

 

 

 

 

Mayo 2007

Son las tres menos diez.
No se qué día es
Del mes de mayo

Porque estoy en un tiempo
Que no importan los días
Estás conmigo, Abubo*
Y eso es que ya no estás
Con los demás

Quiero que me cuentes
Si es cierto
Aquello de que hablamos

Dices que estás con Ana
Saludando a la gente
Que luego volverás
Cuando sepas más cosas…

Me tienes que dar tiempo
Y contarme las cosas
Que pasan cuando somos
Y no somos aquí.

[* Abuelo]

No hay música. Ya sabéis que nunca la hay cuando mi dulce poetisa habla.

Anuncios
Categorías:GENERAL
  1. 24 diciembre, 2011 en 1:35 AM

    Hola Jaime,

    Aquí estoy después de algún tiempo, ya en mi papel, ya totalmente Guadiana, ahora afloro, ahora desaparezco…..pero hoy quería aflorar un poquito. Como siempre tienes razón, la poesía es un poco triste para estos (y otros) momentos pero eso es lo que quiere o puede contar la poetisa, me han encantado “Se me rompe” y “Hoy empiezo a navegar”, esta última porque en ella he querido ver una pequeña luz en esa enquistada tristeza.
    Te dije en mi último comentario que volvería al “ritmo normal de vida” y la verdad me está costando tanto como dejar el tabaco, he ido leyendo las entradas con un ritmo similar al de mi “deshabituación tabáquica”, es decir lentamente y a trompicones, por eso estoy así de calladita,
    En todo caso hoy no podía dejar de entrar y desearte que pases unas felices fiestas , bueno eso no deja de ser una frase hecha, lo que realmente deseo es que sean como tú quieras y las compartas con los que tú quieres.

    Un afectuoso abrazo y un beso para ti, a compartir con quien tú quieras, Merlin incluido.

    Por cierto!!!has sido “inexacto” en una de tus comentarios, en “Home , sweet home” dices que “a tu capitana no la repartes”, creo que Merlín no está completamente de acuerdo.

    Lo dicho, sed felices o intentad serlo.

    Va ese beso.

    Sarah Guadiana

    PD: me leeré las entradas políticas con calma.

    • 30 diciembre, 2011 en 7:02 PM

      Querida Guadiana, me alegro de este afloramiento.
      La poetisa no es triste, pero destila tristeza cuando expresa sentimientos con la pluma. Te diré que lleva una temporada sin escribir; seguramente eso sea bueno para su estabilidad emocional, pero me deja huérfano de materia prima.
      Lee con calma, pero sobre todo lee lo que te apetezca. No tienes compromiso con este blog…aunque me daría tristeza dejar de leerte.
      Como decía Karen Blixen en Memorias de Africa, “en las tierras altas te despertabas por la mañana y pensabas: estoy donde debo estar”. Es una frase que le gusta mucho a mi poetisa. Pues, como tu me deseas, estas fiestas están siendo como me gusta que sean y con quien quiero que sean. Tu ya conoces a “La Dama”; con ella y su (mi) enorme familia pasamos el 24 y el 25. Y estos últimos suspiros del año, con quien ya sabes: con “La capitana”. Ahora, ya anochecido, frente a la chimenea; ella lee, yo escribo. Y dentro de un rato, contaremos a quien ya conoces, a Merlin, como ha transcurrido el día.
      Bueno Guadiana, que me enrollo como una persiana. Se feliz.
      Un beso muy fuerte

  2. Raymond
    28 diciembre, 2011 en 10:15 AM

    Quien escribió esas hermosas estrofas llenas de sentimiento, le recomiendo la lectura de mi artículo sobre la viola da gamba, instrumento genial para curar la soledad y la tristeza. De cualquier forma haber escrito esos versos manifiesta que el salidero de asuntos gravosos le funciona. Debe ser una buena persona y su sensibilidad, que tanto le hace percibir la malas nuevas, le harán disfrutar mas que a los demas de las buenas. Raymond

    • 30 diciembre, 2011 en 7:06 PM

      Hola Raymond.
      Veo que has tenido un día desocupado y me has visitado. Me alegro.
      Mándame tu artículo o el link; se lo pasaré a la poetisa tras leerlo yo.
      No es mala persona, no, aunque tiene sus prontos. Y te aseguro que disfruta de la vida.
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: