Inicio > EDUCACION Y SOCIEDAD, ESTRELLAS DE LA POLITICA, MUSICA, POLITICA > LOS OTROS (Give my Love to Rose)

LOS OTROS (Give my Love to Rose)

El lamento del hombre roto no ha servido para apaciguar a los buitres, antes amigos, que esperan pacientes a que su cuerpo sea cadáver. De momento, parece que ha logrado detener el ataque del Gran Buitre Negro, Rubalcaba, ofreciéndole el tierno cuerpo de Carmen a cambio de que le deje con vida (con la secretaría del partido) unos meses más. Pero ya casi está muerto; nadie cree realmente que prolongue diez meses más su vida.

Pero hoy hablaré un poco de “los otros”. Tanto, tanto perdió el PSOE, que todos sus adversarios ganaron. No solo, aunque fueron los que más aprovecharon, los de los días de vino y rosas; también los otros ganaron.

Los “otros” son los de su izquierda y los de su derecha. Y también lo son esos bárbaros del norte a los que unos consideran un peligro y otros una esperanza. El tiempo aclarará la incógnita.

Uno de “los otros” es Izquierda Unida. A pesar de su desdibujada campaña, aprovechó sin mérito propio el descontento con el Partido ex Socialista y ex Obrero Español (algunos dirían “expañol”, yo no me atrevo) y se subió a última hora al carro de los indignados acampados. Eso le valió obtener 200 mil votos regalados, un 17% más que en 2007; una barbaridad.

Otro es UPyD, la marea magenta de la brava Rosa, que se presentaba por primera vez a unas elecciones no generales. Lo que para IU fue regalado, Rosa lo ha conquistado a fuerza de corazón. Muchos descontentos con el PSOE han confiado en ella que, al fin y al cabo, de aquel partido vino. Pero a Rosa le concedo más mérito personal en su triunfo que a Lara. Los votos se los ha ganado con un discurso claro y coherente.

Pero hay otros “otros”.

El Foro Asturiano de Cascos es historia menor, cuya máxima expectativa con el tiempo será llegar a lo que UPN es en Navarra; no tiene mayor importancia. Foro no es una criatura política diferente a otras; es el resultado de la lucha entre la vanidad de Cascos y la prepotencia de Rajoy. Y nada bueno puede salir de tales padres.

Y Bildu. Al margen del vuelco electoral en la política nacional, el caso Bildu puede ser lo más grave o lo más esperanzador que ha sucedido en estas elecciones. Si el Foro es criatura nacida de la vanidad y la prepotencia, Bildu es hijo de la lucha por sobrevivir y del engaño. De la lucha de EA por no desaparecer y del engaño del PSOE, yo diría que casi personalmente de Zapatero, manipulando a la fiscalía y al Tribunal Constitucional. Eusko Alkartasuna consiguió en las anteriores elecciones 73 mil votos, es decir al borde de la desaparición. Abrió sus puertas a Bildu y el domingo tuvo 313 mil votos; solo 12 mil menos que PNV. Pero aún así, EA desaparecerá; no olvidada por los electores, sino fagotizada por los amigos del terror.

Si Bildu es ETA, como dicen muchos, aviados estamos. La vida en el país Vasco se va a hacer insoportable aunque no logren gobiernos. Pero si, como sostienen otros, ETA es Bildu, el terrorismo continuará debilitándose y, quizá a la vuelta de unos años, Euskadi será libre del terror. Yo apuesto por lo último; aunque siempre he pecado de ingenuo.

Algunas otras alegrías y sorpresas ha traído el 22. Esquerra se ha derrumbado; bien merecido lo tiene por haber traicionado a sus electores vendiendo su ideología por media docena de cómodos sillones, visas sin límite, coches oficiales y viajes exóticos de sus mandos a medio mundo. Sus líderes bordearon el ridículo nacional e internacional. Como EA, Esquerra desaparecerá y nadie nunca volverá a hablar de ella; aunque el daño que han hecho tardará en cicatrizar. ICV y quizá el PSC, cuando se desvincule un poco más de PSOE, irán absorbiendo el voto perdido por este partido podrido.

El castigo a los corruptos no ha sido homogéneo. Mientras Camps ha hecho lo que ha hecho y aún con eso ha salido reforzado, los ladrones mallorquines de UM han desaparecido. Y ha surgido, de los estercoleros de la basura y gracias a un extraño comportamiento de los electores, un nuevo fenómeno en tierras andaluzas: un tipo con aspecto sucio y de cuatrero al que llaman Sandokán, imputado y acusado en un macro juicio por corrupción. No se si será condenado o no, pero no puedo entender de dónde han podido salir los 25 mil electores que le han dado su voto. Es una locura.

 

Pero es ahora cuando empieza lo interesante; el baile de máscaras: los pactos, la pelea por los sillones que otros van a dejar vacíos.

A Bildu, unos lo quieren y otros lo temen. Entre estos últimos, los propios que les promovieron. Patxi López y Odón Elorza –PSE-, están aterrados con ellos después de clamar en su favor. Temen, con razón, el cierre paulatino de fronteras, el fin de la modernización vasca y la vuelta a la txapela, los bueyes y los aizcolaris.

En cuanto a IU, algo serio está pasando para que el extremeño desoiga a su jefe y se plantee la posibilidad de dejar gobernar a PP en lugar de dar su apoyo a Fernández Vara. O que el PP esté pensando en la alternativa de aupar a IU a la diputación de Huelva. Supongo que no serán mas que movimientos tácticos y que al final, las aguas volverán a su cauce; es decir, a los pactos naturales.

Hay otros, dentro de esos “otros”, que no van a pactar. Al menos, eso es lo que dijeron antes de las elecciones y lo mantienen tras ellas No quieren acuerdos, no darán su apoyo a nadie, no quieren concejalías, no quieren poder. Dijeron y dicen que solo pactarán con quienes luchen con ellos por cambiar la ley electoral. Me refiero a UPyD, el partido de Rosa.

“Nuestro objetivo es cambiar la Ley Electoral y recuperar competencias, como la Educación, para el Estado. Los pactos serán nacionales o no los habrá. Y no estaremos en ningún Gobierno ni en sociedades públicas ni cajas de ahorros ni nada”.

Y de momento, ya veremos después, son los únicos que mantienen la coherencia.

Rosa es mucha Rosa. Tiene carácter, perseverancia y, a mi así me lo parece, honestidad política. Muchos desconfían de ella, pero tampoco aducen razones claras: “no se, no la veo muy claro, no me fío demasiado de ella…”. Yo creo que es la desconfianza natural hacia el político. Yo, personalmente, me fío mucho más de ella y de su partido que de los Zapatero, Rajoy o Lara. Quizá es que aún no ha tocado poder.

Y, hablando de Rosa, había pensado subtitular esta entrada como La Guerra de las dos Rosas, aquella que enfrentó a las Casas de York y Lancaster por el trono de Inglaterra en el siglo XV. Porque hay otra Rosa, la roja, Rosa de Córdoba, que a pesar de que su presencia en el PSOE no ha servido para evitar el hundimiento en su tierra andaluza, hay que reconocerle el mérito de haber triunfado por ausencia. Izquierda Unida, su antiguo partido, que en la mayoría de las circunscripciones ha incrementado votos, en Córdoba se ha hundido más aún que el PSOE; la única explicación es que Rosa de Córdoba dejó el partido.

De Rosas va pues este epílogo. Las dos, a su manera han triunfado y se mantienen lozanas. Hay una tercera rosa que languidece. El puño ya casi artrítico que la aprieta, lo ha hecho con demasiada fuerza y la ha marchitado.

De las tres me quedo, sin duda, con la primera. Con la pequeña gran Rosa. Si mantienes la independencia y la coherencia, tendrás futuro. Y por eso he cambiado mi subtítulo original por este otro: Give my Love to Rosa.

Se trata de una preciosa y muy triste canción de country que, como todas las de este género, cuenta una historia que sucedió. El country, lo he dicho otras veces, no es solo música; sus canciones hablan de amor, de lealtades y deslealtades, de victorias y derrotas, de muerte y de vida. Y como cuentan historias que pasaron, reconocemos en ellas las que están pasando.

Esta que hoy os dejo, Give my Love to Rose, cuenta la tristísima historia de un hombre al que la mala vida empujó a abandonar a su amada Rosa. Ahora, yace moribundo junto a las vías del tren, y pide a quien le acompaña en sus últimos momentos y escucha sus últimas palabras:

“Dile por favor a Rosa que la amo….y dile que trate de encontrar otro amor porque no tengo derecho a pretender que viva en soledad”

Aunque fue Rosa Díez la que abandonó a Zapatero, seguro que este, en su agonía, añora los tiempos en que Rosa aún estaba con él; y quizá, desde el fondo de su corazón, le desea suerte..

La canta mi amigo, al que ya conocéis, Johnny Cash; el de la voz ronca y el alma cálida.

GIVE MY LOVE TO ROSA

 

I found him by the railroad track this morning
I could see that he was nearly dead
I knelt down beside him and I listened
Just to hear the words the dying fellow said

He said they let me out of prison down in Frisco
For ten long years I’ve paid for what I’ve done
I was trying to get back to Louisiana
To see my Rose and get to know my son

Chorus:
Give my love to Rose please won’t you mister
Take her all my money, tell her to buy some pretty clothes
Tell my boy his daddy’s so proud of him
And don’t forget to give my love to Rose

Tell them I said thanks for waiting for me
Tell my boy to help his mom at home
Tell my Rose to try to find another
For it ain’t right that she should live alone

Mister here’s a bag with all my money
It won’t last them long the way it goes
God bless you for finding me this morning
And don’t forget to give my love to Rose

Chorus:
Give my love to Rose please won’t you mister
Take her all my money, tell her to buy some pretty clothes
Tell my boy his daddy’s so proud of him
And don’t forget to give my love to Rose

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: