Inicio > ESTRELLAS DE LA POLITICA, MUSICA, POLITICA > EL LAMENTO DE UN HOMBRE ROTO (2)

EL LAMENTO DE UN HOMBRE ROTO (2)

 El 13 de mayo de 2010, justo después de la comparecencia de Jose Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso para anunciar los terribles recortes que iniciaron su “nueva política social”, escribí una entrada bajo este significativo título: El Lamento de un Hombre Roto. Iniciaba lo escrito así:

 “Cuando las circunstancias te obligan a romper tu palabra, a no hacer honor a tus compromisos y a traicionar a los aliados, el alma se quiebra. Pero se quiebra con más dolor cuando, como ahora,  eres consciente de que tu palabra sonaba a falsa, a oportunista; de que tus compromisos eran incumplibles; y de que tus aliados lo eran sólo para el tiempo que la fiesta durara. Cuando todo esto pasa, el hombre se rompe; y se lamenta.”

Más adelante, en referencia a Mariano Rajoy, que no supo estar a la altura de aquel casi trágico momento, decía:

“…y tu, Mariano, con un 3,08 de valoración personal. ¿Triunfante? En lugar del “sientate a la puerta de tu casa y verás pasar el cadaver de tu enemigo”, en lugar del “ya te lo advertí”, en lugar de enarbolar ahora,  con falsía, la bandera del populismo, siéntate con él; pídeselo, no esperes que lo haga él”.

En aquella situación, Zapatero hizo lo que tenía que hacer; lo que le exigieron hacer. Rajoy hizo justamente lo contrario a lo que debía. Con la excusa de que no podía sostener al gobierno a punto estuvo de hundir a su país.

La escena del hombre roto, y de su lamento, se repitió ayer. Quizá hubiera podido durante el año que transcurrió entre ambos momentos, entre ambos lamentos, recomponer la figura. Sólo habría tenido que ser firme en la dinámica que inició, plantar cara a sindicatos y no comprar con trozos de España y de sus tesoros a los partidos periféricos para que le dieran una mano en momentos de apuro, mientras en la otra mantenían asido el puñal para el siguiente chantaje. Sólo habría tenido que mirar hacia el centro, hacia Mariano. Es lo que a todos –a casi todos- nos habría gustado. Pero el no quiso hacerlo; y si lo hubiera hecho, Mariano habría mirado hacia otro lado. Uno pecó de debilidad; al otro le faltó grandeza.

Nada describe mejor esta situación y lo que ayer sucedió que la viñeta de Peridis (en El País) del sábado pasado:

La mayoría de los políticos piensan que tienen cautivo al electorado, quizá con una fluctuación de 5% entre los partidos centrales y algo menos entre estos y los extremos. Y que esos votos fluctuantes los pueden atraer con milongas de última hora. Las elecciones del 14 de marzo de 2008 probaron que no, aunque el vuelco fue provocado por las circunstancias trágicas que acaecieron. Estas recientes elecciones lo han demostrado por otros motivos; entre ellos:

–  Como sostengo desde hace mucho, ya no existen ideologías. Los políticos las abandonaron hace tiempo para centrarse en la gestión de los recursos. Más tarde abandonaron incluso la gestión para gobernar con base en estrictos criterios electoralistas: conservar o ganar el poder. Los ciudadanos -la mayoría- abandonaron también las ideologías, pero siguen valorando la capacidad de gestión; desprecian las maniobras electoralistas. 

– Los electores aprecian una cierta imaginación y valentía en la labor de gobierno. Pero cuando casi toda la labor de ese gobierno se convierte en pura imaginación y falso progresismo, y se centra en leyes “rompedoras” con la tradición, con las costumbres o con los valores -muchas veces transversales y no por clases sociales- que mantiene una parte importante de la población, lo que esta ve es un intento de división de la sociedad.

– La población, en su inmensa mayoría, ya no es machista. Y no entiende fácilmente que se apliquen forzados criterios de género en todas las esferas y niveles de la gobernación del país, independientemente de la valía de los elegidos.

– Los electores valoran el intelecto en sus gobernantes. Difícilmente aceptan, en el medio y largo plazo, que personas con un notable déficit intelectual para asumir las importantes tareas de gobierno y en ocasiones con una edad en la que aún deben estar formándose, accedan a los sillones ministeriales. Especialmente cuando su experiencia profesional es inexistente o francamente inadecuada para el puesto alcanzado y su único mérito ha sido haber estado al lado del líder o que este mantenga ciertas deudas de lealtad mal entendida con ellos.

– Todos, los que votamos a uno y los que votan al contrario, nos sentimos representados por nuestro líder; aquel que aún sin nuestro voto hemos elegido. Y nos gusta que esa representación se mantenga fuera de nuestra tierra con dignidad, con orgullo y con capacidad de relación.

– De la misma manera, esperamos de nuestro líder lealtad hacia nosotros. Que lo que parece que pretende sea realmente lo que quiere conseguir. Que no nos diga que su postura es A, cuando al final vemos, con dolor y con asombro, que el resultado B es realmente lo que pretendía.

Podría seguir escribiendo sin agotar la idea, pero no quiero arriesgar el agotamiento del lector.

Lo que yo he percibido de la etapa de Zapatero lo comparten muchos. No quiero decir que lo interpreten necesariamente de la misma manera. Pero todos han podido ver que el electoralismo, la división de la sociedad, la falta de formación y de intelecto de los gobernantes, la torpeza en la relación internacional y la falta de lealtad con los votantes han sido elementos que han destacado sobre cualquier otro valor en estos siete años.

Porque es a mi juicio cierto que:

– La ideología de nuestro presidente y de su gobierno ha podido parecer de izquierdas, pero no lo ha sido. Con el cebo de  leyes rompedoras y en apariencia progresistas, pero ciertamente sectarias, ha disimulado su complicidad con los grandes grupos empresariales: mientras cientos de miles de PYMES cierran, el crédito no existe y el paro crece en millones, los bancos son rescatados y los beneficios de las empresas cotizadas apenas se han resentido.

– Las leyes “estrella” de sus dos legislaturas, matrimonio homosexual, ley de aborto, ley sinde, ley antitabaco, leyes económicas regresivas (cheque bebé y 400 €), plan de empleo y otras similares han generado tan terrible confrontación social y tal dispendio inutil de recursos, que han costado, social y económicamente, mucho más de lo conseguido. Las otras, las leyes de desarrollo y de modernización como la laboral, la de energía sostenible, la de financiación autonómica,…en fin, las debieran hacer constituido su verdadero objetivo, o siguen aún atascadas o han sido un desastre en su aplicación. Por no hablar del gitaneo con el que cada año se han aprobado las leyes de presupuestos.

– El nivel intelectual de muchos de los ministros ha sido, por decirlo con bondad, ínfimo. Citaré, aún a riesgo de ignorar o de incluir a alguno indebidamente, a Pajín, Aído, Sinde, Maleni, Calvo, Cabrera, Bibiana, Corredor, entre ellas y, Montilla, Bermejo, Corbacho, Sebastián, Caamaño y Cháves entre ellos. Ninguno de ellos tendría, creo, la más mínima oportunidad de accede a cualquier posición de cierto nivel que hubiera de ser ocupada con criterios de gestión empresarial. 

– La presencia de nuestro presidente en foros internacionales, con crudeza mostrada por los medios, ha sido a menudo lamentable o ciertamente vergonzante.

– Y, “last but not least”, por cerrar los ejemplos, a nadie ha pasado desapercibida la deshonesta jugada que ha perpetrado a última hora con la legalización de las listas de Bildu, por no referirnos a las negociaciones nunca claramente confesadas con los terroristas. Nadie puede convencernos –a la mayoría- de que el gambito de dama de utilizar contra Bildu a la fiscalía y a la abogacía del estado, no era mas que eso, un gambito, para dar el jaque mate con la ayuda, no esperada sino previamente asegurada, del Tribunal Constitucional.

 Jose Luis Rodríguez Zapatero ha hecho, durante siete años, lo que la mayor parte de la población no deseaba. Y por eso ha perdido Zapatero, no por otra cosa.

Pero, como es un iluso, está en su naturaleza, aún está convencido de que él lo ha hecho bien; y no dice, como otros, que el pueblo se ha equivocado. Su mensaje es: “Lo hemos hecho bien, hemos hecho lo que teníamos que hacer; pero no hemos sido capaces de hacérselo entender al electorado”.

El error está, según él, en el mensaje, no en la gestión.

Por eso está roto, por eso se lamenta. Y, sobre todo, porque muchos de los que le siguieron, sufrirán ahora en sus carnes la profecía de Mateo con la que cerré la entrada sobre la campaña:. “Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes”. La tragedia de los miles de “compañeros” que tendrán que abandonar sus despachos en estas próximas semanas.

No se lamentó sólo. Algunos otros lloraron con él.

En aquella entrada de 13 de mayo de2010 ala que me he referido al principio, también escribí:   

“La imagen de Zapatero ayer en el congreso me recordaban al título de aquella preciosa balada de Emmylou Harris, otra de mis favoritas: “The Broken Man Lament” (el lamento del hombre roto)”…

Pues, aunque no acostumbro a repetir canciones, viene tan bien al momento que no me resisto a volver a ponerla. Con ella os dejo. Escuchadla.

I was once a broken man
I was once a broken fool
Lost my wife and children
To one basic broken rule

Now I live my life in silence
Though I’m not quite in a shell
I drink and listen to that song – “A
Whiter Shade of Pale,” Oh,
A Whiter Shade of Pale

I was a good shade-tree mechanic
So I sent myself to school
They smoothed out my rough edges
In my hand they put new tools

The instructor once he told me
I could work on any line
I could tune to make
A diesel sing…
Just like Patsy Cline, Oh,
Just Like Patsy Cline.

Well I met my wife to be
Through my mother’s best friend’s son
She’d been a barroom singer
She was as good as anyone

Well I asked her to stop singing
And the girl she did not flinch
Next day she went and bought that man
A brand new crescent wrench, Oh,
A brand new crescent wrench.

We had three fine children
As eight years went on by
And earned a supervising line
My knuckles stayed bone-dry

But after supper I kept hearing her
By the kitchen radio
Singing sweet, but desperate harmony
A little bit too low, Oh,
A little bit too low.

She left three months later
I’d just come home for lunch
Note said “Easy come, hard go.
“I still love you so much.”

She said I don’t know if I’ll be there
Or if you’ll want me when I come
But if and when that happens, dear,
You’d better let my sweet dream run, Oh,
Let my sweet dream run.

I was a good shade-tree mechanic
So I sent myself to school
They smoothed out my rough edges
In my hand they put new tools

The instructor once he told me
I could work on any line
But now my diesels aint the only thing
That sing like Patsy Cline, Oh,
Sing like Patsy Cline.

I was once a broken man
I was once a broken fool
Lost my wife and children
To one basic broken rule

Now I live my life in silence
Though I’m not quite in a shell
I drink and listen to that song – “A
Whiter Shade of Pale,” Oh,
A Whiter Shade of Pale Oh,
A Whiter Shade of Pale Oh,
A Whiter Shade of P

Anuncios
  1. carmen cacho
    24 mayo, 2011 en 1:45 PM

    No siempre tengo tiempo de leerte y, a veces, me guardo tus escritos para cuando tenga un ratín. Pero quiero decir que tus entradas se ajustan perfectamente al título: “El sentido común” que siempre te acompañó y acompaña y la música que acaricia el alma. Felicidades y gracias por compartir tus talentos. Un abrazo, Carmen

    • 25 mayo, 2011 en 1:53 PM

      Hola querida Carmen.
      Me alegro de que no tengas tiempo para leerme siempre; eso sigmifica que sigues activa. Y me alegro de que me leas cuando tienes un ratin.
      No sabes lo que te agradezco tus comentarios. Viniendo de ti valen mucho. Son una ducha de vanidad.
      Un beso fuerte

    • hector antonio soto criado
      2 junio, 2011 en 1:13 AM

      TAMBIEN ES IGUAL

      Los grandes candidatos generalmente
      Con ese comité de proyección
      Todos prometen a la población
      Los que se entusiasman rápidamente
      Y ante esas promesas muy consecuente
      Sale elegido por su convicción
      Y dentro del cargo…La obligación
      Nunca la cumplirá en forma decente
      Porque el que puso el famoso billete
      Ve que están en contra las nuevas leyes
      Y raudo paga pato el sindicato
      Quitando el aumento que le compete
      Para seguir viviendo como Reyes
      Del trabajador, sin ese sin recato

      zhozhoe@mail.com
      Héctor Soto Criado

      • 2 junio, 2011 en 11:34 PM

        Gracias por escribir un comentario Hector.
        Como es para Carmen, a ella cedo la pluma.
        Saludos

  2. Cosimo Piovasco di Rondò
    24 mayo, 2011 en 1:55 PM

    Un matiz en cuanto a lo de las ideologías, porque posiblemente parte de culpa del estrepitoso fracaso del PSOE la tenga la renuncia a la ideología, o quizá debería decir la “renuncia” impuesta por los acontecimientos.

    Si, porque la derrota electoral estaba escrita. Un partido de izquierdas que no puede desarrollar su programa de (semi)izquierdas (me refiero al plano económico que es el que en este momento tiñe España y digo “semi” porque el PSOE ha dejado de ser un partido verdaderamente de izquierdas hace tiempo) está abocado al fracaso. Siempre perderá votos por su flanco izquierdo (desencantados contrarios al ferreo mandato de los mercados que no renuncian a la ideología y que aspiran a otra cosa) y por su flanco derecho (gente capaz de navegar entre dos aguas pero que, dispuestos a admitir una política de ajuste fiscal, prefieren que lo haga el original -PP- y no la copia -PSOE). A todo ello, por supuesto, se suma el voto de castigo por mala gestión de la crisis -al margen del tanto de culpa que tanto discutimos en otros foros jeje- y la natural alternancia.

    El dilema para el PSOE es grande: virar a la izquierda para recuperar parte de su electorado natural (inviable lo veo en este momento con la presión de los mercados, salvo que cambien mucho las caras) o mantener el rumbo actual. Es lo de la manta que o te tapa los pies o la cabeza, pero no ambos a la vez. Vienen malos años para el PSOE cuyo espacio se achica por su izquiera (IU) y por su derecha (UPyD).

    Es el turno del PP y una oportunidad para presentar su mejor cara y que no olvide la política social; suerte y al toro y espero que el PSOE haga oposición leal.

    Abrazos,

    Cosimo

    • 25 mayo, 2011 en 2:09 PM

      Hola Barón.
      Ya sabes lo que pienso de las ideologias de los dos partidos centrales y de los nacionalistas. Inexistente. Creo que el Psoe no solo ha perdido por su giro hacia posiciones liberales, de mercado, conservadoras o como quieras llamarlas. Como trato de decir en la entrada son muchas otras las razones.
      Los partidos de izquierdas de verdad, en el sentido tradicional o ideologico del termino, tienen poca cabida en el mundo occidental. Podran hacer guiños electorales mas o menos honestos o teatrales, pero viven en un mundo (mercado) global y no pueden aplicar poliricas que si tenian sentido en el desarrollismo industrial o en la tramsicion de regimenes totalitarios a democracias.
      Ni Obama, ni Gordon Brown, ni Schreoders, ni Socrates, oueden presumir de lideres de izquierdas. Quiza Zapatero lo intento, pero toda (no solo el uñtimo año) su trayectoria ha sido una moneda de dos caras: con esta hago guiños al pueblo y con esta otra me acuesto con la gran empresa.
      Veremos en que queda esta refundacion en la que estan metidos. Yo no veo ni al oxidado Rubalcaba ni a la Enigmatica e inquietante Chacon llevando el partido a dique seguro. Veo un fortalecimiento de IU, que deberia refundarse y modernizarse tambien, una socialdemocracia sin veleidades demasiado izquierdistas, un PP mas centrado con su parte derecha escindida en un partido de derecha dura y UPyD que se coloque en cualquiera de los dos. Y me gustaria ver la desaparicion de los nacionalistas.
      Pero se que nada de eso va a pasar. Mientras tanto, veo a Psoe oasando una dura travesia del desierto.
      No, si al final tenemos criterios parecidos.
      Un abrazo

      • Cosimo Piovasco di Rondò
        25 mayo, 2011 en 3:05 PM

        Sí, venimos a decir lo mismo. Lo que pasa es que el votante sí tiene ideología, el votante no está tan de acuerdo con el “sistema” y cree que a lo mejor hay otros caminos y confía o confiaba (de ahí la hostia a ZP) en que un partido que tiene la S y la O tendría que explorar esos otros caminos. ZP no ha desarrollado la política que a él le hubiera gustado (“afortunadamente”, lo más probable, aunque ya sabes que hay voces que consideran que el duro ajuste fiscal va a lastrar a nuestra economía durante lustros y quizá aún siendo la mejor solución para Alemania y Francia no lo será tanto para España. Pero quien sabe, yo sólo presto atención a lo que me suena más bonito.
        Abrazos,
        Cósimo

  3. lolita
    24 mayo, 2011 en 2:21 PM

    En fin, como me he convertido en “tu pesadilla persecutoria” en los últimos días, ya sabes más o menos mi opinión acerca de los últimos acontecimientos, y que van muy en la línea del párrafo de tu entrada que comienza así: “Los electores valoran el intelecto en sus gobernantes…”.Por lo que esta entrada contesta al mail que te envié.

    Respecto a “la imaginación y la valentía”, la veo bien cuando el número de parados es otro o cuando la situación económica es otra.Siempre hay prioridades.

    Solo espero que en ciertas Comunidades Autónomas, de ahora en adelante, no suponga un problema el hecho de que los mismos permanezcan tantos años en el poder.Les pediría que actuasen con honradez y que tanto los puestos de funcionarios, como sus listas, no se basen en criterios subjetivos, que luchen por nuestros intereses con la misma ilusión que en sus comienzos porque queremos políticos de calidad, personas experimentadas y no “trepillas de partido”.

    Quiero políticos cuyo intelecto y cultura me “abrume”, porque de no ser así, cualquiera vale (¿Por qué Pajín?¿Por qué hay que soportar los desvaríos de un Pedro Castro que insulta llamando “tonto de los cojones”?Ya no existe ironía ni en el insulto).

    Cuando tenemos un problema en nuestros asuntos particulares, acudimos a los mejores profesionales, nos cueste lo que nos cueste, de modo que, si los políticos cobran “como profesionales de calidad”, deben actuar como tales.

    Por lo menos sabemos, tras los últimos acontecimientos, que España está viva.

    Y por último, solo decir que, en otros lugares, el simple hecho de falsificar una tesis doctoral, ya es motivo de dimisión.

    Bueno, esto es todo, desde mi más profundo desconocimiento de la política.

    Besos.

    • 25 mayo, 2011 en 2:14 PM

      No pides tu nada, Lolita.
      Que actuen con honradez y que no se guien por criterios subjetivos, no esta en la naturaleza de los politicos. Nos hacen creer que luchan por nuestros intereses pero realmente pelean por los suyos. Por seguir en el poder.
      “Con la misma ilusion que en sus comienzos”. Fijate la ilusion que tiene Sandokan, el constructor corrupto, imputado y pirata, que de la nada ha sacado seis concejales en Malaga. Como Berlusconi en pequeño.
      Presntate en alguna lista para las generales en tu tierra y me cuantas como es desde dentro.
      Besos
      Besos

      • Lolita
        25 mayo, 2011 en 4:04 PM

        Ya, si lo sé.No hace falta hacer la “demostración empírica”.Por pedir, que no quede.

        Hace mucho tiempo, cuando estudiaba la carrera, por aquellos tiempos en los que “estaba buena la Conchita Velasco” (es una broma, el artículo determinante y la expresión), me acerqué con una amiga a la sede de un partido con mucha ilusión.Al minuto uno, antes de firmar “el contrato matrimonial”, papeles en mano, me pregunté lo mismo que se preguntó “Loquillo” en una canción:”¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?¿Qué clase de aventuras, nena, has venido a buscar?”.De modo que, me di media vuelta, me fui.

        Besos.

      • 30 mayo, 2011 en 12:07 AM

        Bueno Lolita, eso fue en “aquellos tiempos”.
        Prueba otra vez, a lo mejor te gusta; al menos, tienes ancestros politicos.

  4. Ramón
    26 mayo, 2011 en 9:54 AM

    Jaime, hace tiempo que pienso que te has cargado de razón. Siempre has tenido sentido común, que como todo el mundo reconoce es el menos común de todos los sentidos. Pero lo que quería comentarte es que en la clase política española, con honradísimas excepciones, no se hace política, sino ejercicio de poder. Me refiero a los conceptos que decía Norberto Bobbio. Política como la acción de analizar lo problemas y buscarles y aplicarles soluciones. Ejercicio de poder el tomar el poder, que es la herramienta para la acción política y emplearlo, no para la política, sino para sacar ventajas, para el partido, para un grupo económico o simplemente personales.
    Te sigo leyendo con atención y aprendiendo de tus experiencias.Un abrazo compa.

    • 30 mayo, 2011 en 12:14 AM

      Tienes razon, Ramon.
      Lo triste es que la mayoria pensamos lo mismo, que son los propios politicos los que han adulterado la politica y se han adueñado del poder para continuar disfrutandolo o para quitarselo a los adversarios. Pero es complicado cambiar la situacion. Pensamos que tenemos democracia, y realmente la tenemos, pero es el tipo de democracia que te concede libertades pero no te da herramientas para modificar sus vicios.
      En fin, a ver si esto del 15M cuaja en algo menos asambleario y mas serio.
      Un abrazo

  5. Lolita
    26 mayo, 2011 en 3:20 PM

    Estoy con Ramón en que hay excepciones en la clase política en relación a todo lo que estamos hablando(como es lógico).Lástima que no sea la regla general.

    Besos.

    • 30 mayo, 2011 en 12:17 AM

      Pero lo que pasa con esas excepciones es que, como se deben al partido que les cobija, no tienen libertad de accion. Desde el momento en que defienden u ocultan la corrupcion (economica o etica) de su partido o de sus correligionarios, se contagian de ella y dejan de ser excepciones.
      Abrazos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: