Inicio > CINE, CULTURA, EDUCACION Y SOCIEDAD, MUSICA, POLITICA > MISCELANEA (3) (Esta España nuestra: aterriza donde quieras)

MISCELANEA (3) (Esta España nuestra: aterriza donde quieras)

(Triste epílogo a mi entrada “MISCELÁNEA (1)”, sobre el Plan Energético: mi ahorro de 8 € como premio por reducir la velocidad a 110, se ha convertido finalmente en un extra coste de 92 €. La razón: tan empeñado estaba en no subir de 110, que pasé a 103 frente a un radar que vigilaba una zona de “máximo 80”. Multita de 100 euros)

…………………..

Retomo la “Miscelánea” de Esta España Nuestra; de esas cosas que suceden aquí, pequeñas y sin importancia si las comparamos con los terribles sucesos de Japón o la inquietante evolución de las rebeliones del norte de África pero que, en nuestro “ombliguismo” provinciano, nos afectan sobremanera. Hoy escribiré sobre:

3. Aterriza donde quieras.

La guinda para esta entrada la han puesto dos políticos valencianos. Uno, un presunto corrupto: Francisco Camps; el otro, un corrupto “prescrito”: Carlos Fabra. Ambos aparecen, muy ufanos y orgullosos, en estas fotos de la ceremonia de inauguración del aeropuerto de Castellón. Una obra faraónica, inútil y absolutamente prescindible, que se añade a los innumerables casos similares que están hundiendo a esta España nuestra en la vergüenza, en la miseria moral y en la pobreza real.

Me refiero a la pobreza como colectivo, porque al margen de que es cierto lo que muchos dicen sobre que esta crisis está generando montones de nuevos ricos o, al menos, “acomodados” (emulando la frase que achacan a Botín cuando, contestando a un periodista que se dirigió a él comenzando con “Ustedes los ricos…”, aquel interrumpió y le dijo “Mire joven: ricos-ricos en España solo hay siete… Los demás son acomodados”). Al margen, decía, de los miles de “nuevos acomodados”, España es un país extraordinariamente rico; aunque cada vez haya más parados, cueste más llegar a fin de mes y estemos más y más hundidos en los rankings de pobreza de la OCDE.

Y digo que es rico porque sólo un país que lo es puede despilfarrar como el nuestro lo hace.

Castellón, como he anticipado, tiene nuevo aeropuerto. No tiene, aún, permisos para la navegación aérea –no los ha solicitado-; no tiene, todavía, planes de vuelos. Pero tiene un flamante nuevo aeropuerto.

Carlos Fabra declaró en la inauguración: “Hay quienes dicen que estamos locos por inaugurar un aeropuerto sin aviones, no han entendido nada. Durante mes y medio cualquier ciudadano que lo desee podrá visitar esta terminal o caminar por las pistas de aterrizaje, algo que no podrían hacer si fueran a despegar o a aterrizar aviones”.

Brillante alocución.

Para que el acto de la inauguración tuviera también su brillo, pensaron que sería bueno que hubiera espectadores. Y, para conseguirlo, fletaron casi treinta autobuses para trasladar a más de 1.500 personas (jubilados, como casi siempre), desde distintos municipios de la provincia, atraídos por “bandos municipales” y con el atractivo añadido del bocadillo para el viaje y la merienda posterior.

“Hoy empieza la transformación socioeconómica de Castellón”, dijo uno de estos dos corruptos.

“Lo que nos diferencia a los valencianos es que no nos hemos resignado nunca, ni hemos esperado a que hagan las cosas por nosotros”, dijo el otro.

“En política se está para servir al pueblo”, dijeron ambos al unísono.

Este aeropuerto ha costado algo más de 150 millones de euros. Como, además del coste, su explotación tendrá de por vida pérdidas recurrentes, ninguna sociedad privada aceptará asumir la gestión. Por eso ya está decidido que sea la Generalitat la que costee las pérdidas de la concesionaria que lo explote.

Pero el aeropuerto de Castellón, con todo lo inútil y ridículo que resulte, es sólo uno más de la fantástica red de aeropuertos de que puede presumir esta España nuestra.

El caso más sangrante, y en el que me voy a entretener más, es el del aeropuerto de Ciudad Real. “Una triste desviación de las finanzas públicas”, como tituló el diario “Le Monde”.

Desde el principio, ha sido un despropósito financiero y empresarial, pero con un propósito definido: enriquecer a unos cuantos. Nos ha costado, de momento, 1.100 millones. Hoy, languidece sin apenas actividad.

Hace un año escaso, y justo antes de que la sociedad del aeropuerto entrara en suspensión de pagos, el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, otro político brillante, declaraba a los cuatro puntos de la rosa de los vientos que este aeropuerto, pomposamente llamado el Aeropuerto Central, iba “a despegar” más pronto que tarde; que tenía un “potencial enorme” aunque “hasta ahora no se ha podido desarrollar, entre otras cosas porque ni si quiera se ha concluido por completo” (aunque por esas fechas llevaba operando más de un año).

Los planes megalómanos de los políticos de medio pelo y mucha vanidad, la codicia de los “padrinos” locales, que tienen comprados a aquellos políticos, y las fábricas de estafar que son las Cajas de Ahorros, cuyos consejos controlan los mismos políticos comprados por los “padrinos”, componen ese Triángulo de las Bermudas que engulle, como su homónimo caribeño hace con naves y aeronaves, miles de millones de euros. La diferencia entre ambos fenómenos estriba tan solo en que aquel sigue siendo un misterio indescifrable, mientras que de este, del nuestro, se conoce todo, pero nadie que pudiera hacerlo parece querer detenerlo o desmantelarlo.

El mecanismo es simple. Surge un proyecto extraordinario, que lanzará a Ciudad Real del anonimato al estrellato mundial. Este proyecto se llama El Reino de Don Quijote. El que estaba llamado a ser el resort más grande e importante de Europa; y nada menos que en Ciudad Real, en medio de La Mancha, “in the middle of nowhere” ¿No es mágico?

Por lo chusco que resulta todo esto,   me váis a permitir entretenerme en la descripción del proyecto. El Reino de Don Quijote comprendería nada menos que:

1.- Hotel/Castillo/Casino de 5 estrellas, dentro de una ciudad amurallada. El Casino, del tipo de Las Vegas o Atlantic City, con su centro de convenciones. El recinto mostraría las diferentes culturas establecidas en España, a través de una ciudad en la que se representarían escenas de la Edad Media española, con cafeterías y snack-bar ambientados según la época y espacios abiertos en los que podrían celebrarse  justas, torneos y otras manifestaciones culturales.

2.- Villas del Golf y más hoteles.

3.- Tres Campos de Golf con un “Country Club de La Mancha”, pistas de tenis, paddle, squash…

4.- “Valle de las olas”. Con playa tropical para la práctica del surf, y un “río perezoso” para tranquilos paseos, con canales y las atracciones propias de un Parque acuático.

5.- Otro “Campo de Golf de la Atalaya” y un “Country Club de Calatrava”.

6.- Otro “Hotel Monasterio”, de 5 estrellas, con Salas de Convenciones y un Gran Auditorio.

7.- SPA/Balneario, con “los hervideros del emperador”, situados junto al “Monasterio”. Clínica cosmética y baños termales.

8.- “Rancho de Calatrava”. Dispondría de 200 cabañas rústicas de 2 dormitorios, con 400 camas. Club de deportes naturales, con tiendas de deporte, restaurantes y bares.

9.- “Club de deportes de Calatrava”. Junto al “Rancho”, ofrecería la posibilidad de aprender deportes como cetrería, tiro, equitación, tiro con arco, bicicleta de montaña, pesca, etc.

10.- “Villa de Dulcinea”. En la Laguna Fantástica. Con malecón en la orilla de la Laguna y de los canales. Estaría formada por tiendas, bares, restaurantes, discotecas y terrazas de cara a la Laguna, en situación privilegiada para la observación de espectáculos como las “fuentes danzantes”. “Barco encantado” con restaurante espectáculo, que iría moviéndose alrededor de la Laguna, y paradas puntuales para contemplar “la batalla en la playa de Barcino”, fuegos artificiales, etc. Zona integrada por múltiples unidades de negocio.

11.- Club de deportes náuticos y playa, con multitud de bares-restaurantes, salas de TV y vídeo, salónes de juegos, gimnasios, clubes sociales de residentes. Además, piscina olímpica, nave para almacenamiento de embarcaciones, rampa para entradas y salidas, grúa, surtidor de gasolina… Playa artificial y ruinas arqueológicas en la “Ínsula Barataria”, isla situada frente a la Laguna, comunicada mediante puentes medievales con la zona comercial y el hotel, y con viales para paseos al aire libre.

12. Parque temático “El Reino de Don Quijote”, área donde se desarrollaría la historia de Don Quijote, con atracciones mecánicas, robóticas, de entretenimiento y culturales.

13.- “Villa de Sancho Panza”. Al estilo medieval, contaría con tierras de cultivo, zona comercial, tiendas al por menor, bares, restaurantes, mercado medieval, plaza y minizoco, molinos de viento adaptados para hacer la función de bodegas, e instalaciones donde ser podría ver cómo se fabricaban antiguamente el queso, vino, aceite, pan y embutidos en general. Venta de souvenirs y merchandising.

14.- Otro hotel más, “Hotel la Laguna”. Contaría con 700 suites de dos habitaciones cada una, y estaría ubicado en la “Villa de Dulcinea”, con vistas a la Laguna y los canales.

15.- Y otro más, el “Hotel Venta de Don Quijote”, con el diseño de un castillo con cuatro torres plateadas, tal y como Don Quijote imaginaba a las ventas y posadas que cruzaba en su camino.

¿No es una absoluta locura? Playas, lagunas, olas para el surf, rios perezosos,…en plena Mancha. Y luego dicen que el “aventado” era Alonso Quijano, el bueno.

Con base en este proyecto, que requería miles de millones de capital privado, la máquina (no la de construir, sino la de robar) se pone en funcionamiento. Los grandes inversores extranjeros, antes de anunciar una posible entrada, exigen garantías, avales y, por encima de todo, un aeropuerto ¿cómo va a acudir la gente sin un aeropuerto? El aeropuerto se encomienda a la empresa privada, los “padrinos” locales; los Díaz de Mera, Mateo, Barco, Sanahuja, etc.

Pero, claro, los padrinos necesitan financiación. Para eso está la Caja Castilla la Mancha (CCM) que les “presta” cientos de millones (sin otras garantías que las del proyecto, que para eso están todos en el ajo) para poder pagar las obras que, oh casualidad, llevan a cabo sus propias empresas constructoras. Presupuestos inflados con márgenes extraordinarios y las comisiones de rigor. Al final, el aeropuerto se termina. Aunque los inversores extranjeros hace tiempo que se han echado atrás. El proyecto es irrealizable en tiempos de bonanza, ¿cómo no lo va a ser en tiempos de crisis?.

Pero da lo mismo, a mal tiempo buena cara. El aeropuerto sigue adelante ¿cómo va a pararse con las empresas de los “padrinos” facturando a todo trapo? Y se termina; y se inaugura; y, “ad maiorem Barreda gloriam”, como el de Castellón es “ad maiorem Camps y Fabra gloriam“, se lanzan las campanas al vuelo: El aeropuerto Central, antes aeropuerto Don Quijote, antes aeropuerto Madrid-Sur, es ya una realidad. Es, ya, un real y absoluto escándalo.

¿Qué no genera tráfico? ¿Qué la explotación es una ruina? ¿Qué no hay compañía aérea que quiera volar allí?. Es cierto, pero ¿Qué más da? Los empresarios se han forrado haciendo las obras, los préstamos no se pagan porque el aeropuerto (la sociedad propietaria) no puede. A aquellos les da lo mismo, quedan como morosos sus créditos y, como no pueden pagarlos, dan en pago las acciones de la sociedad. Las cajas se quedan sin el dinero de todos y con acciones que no valen más que para seguir perdiendo dinero. La CCM se hunce. Su presidente Moltó y sus consejeros, de rositas.

¿Quién pierde? Todos los demás ¿A quien le importa? Parece que a nadie.

Un detalle pintoresco para el album de los recuerdos: “el día de la inauguración, la primera aeronave en aterrizar fue un pequeño avión de hélices –un Dash 8– procedente de Barcelona de la compañía Air Nostrum, en el que viajaban 15 personas, todas pertenecientes a diferentes casas regionales de Castilla-La Mancha en la Ciudad Condal. La pista se llenó de políticos que recibieron con fervor a los 15 pasajeros del vuelo. Había más gente esperando en la pista que bajando del avión. No era más que un anticipo de lo que habría de venir. Obtenido el titular en prensa y las fotos de rigor, los políticos pronto se esfumaron, los constructores, hecho el negocio, también. Hoy no queda ni riqueza, ni empleo, ni aviones.”

EL PROYECTO REINO DE D. QUIJOTE

……………….

Estos, Castellón y Ciudad Real, son dos gloriosos o penosos –según sea la perspectiva, del político o del ciudadano– ejemplos de esta magnífica red de aeropuertos con que cuenta España. Cada uno de ellos, una triste historia de codicia, insensatez, vanidad y, sobre todo, corrupción.

Huesca, Albacete, Salamanca, Lleida, Almería, León, Valladolid, Logroño, Vitoria,…son otras ciudades en las que pocos piensan que puedan albergar aeropuertos, algunos de ellos recién construidos. En España hay cincuenta provincias más las dos ciudades africanas. En España hay cuarenta y ocho aeropuertos. ¿Quién da más? Algunos de ellos, con menos viajeros que empleados, con paradas de taxis sin taxis, con líneas de autobuses sin ellos, o con ellos pero sin pasajeros, con planes de vuelo desconocidos para los propios servicios de información de AENA. Tenemos aeropuertos que distan entre sí, en tiempo, media hora escasa; bastante menos de lo que se tarda, en la mayoría de las ciudades europeas, en ir de la propia ciudad a su aeropuerto.

Y todo esto, en un país que tiene una de las mejores infraestructuras de comunicación por carretera y ferrocarril del mundo.

Somos, sin duda, un país rico, extremadamente rico,…en el que, poco a poco, se está extendiendo la pobreza.

……………….

Esta entrada no puede terminar sino con un homenaje al Ingenioso Hidalgo, a Alonso Quijano el Bueno, el único bueno de esta historia: a Don Quijote de la Mancha. Y con todas mis disculpas por este rasgo de vanidad, hoy me voy a superar con la música.

El hombre de La Mancha (Man of  la Mancha) es un musical de Broadway del año 1965, en formato de obra de teatro, representada por Miguel de Cervantes y sus compañeros de prisión, mientras espera una audiencia con la Inquisición española. Está basada en el libro del mismo nombre de Dale Wasserman, las letras de las canciones son de Joe Darion, y la música de Mitch Leigh.

Como es una utopía pensar que la corrupción y la estulticia política pueden acabar en (más bien acabarán con) Esta España Nuestra os dejo, para compensar, con la mejor canción del musical: The Impossible Dream, El sueño imposible. Pero, además, os la dejo en la magnífica versión cinematográfica de El Hombre de la Mancha que dirigió, en 1972, Arthur Hiller. Con los extraordinarios y bellísimos (cada uno en su estilo y sobre todo ella) Peter O’Toole y Sophia Loren, en los papeles de Don Quijote y Dulcinea.

Una recomendación: ved el video mientras la escucháis.

Para vosotros, THE IMPOSSIBLE DREAM.

 

To dream the impossible dream

To fight the unbeatable foe

To bear with unbearable sorrow

To run where the brave dare not go

To right the unrightable wrong

To love pure and chaste from afar

To try when your arms are too weary

To reach the unreachable star

This is my quest

To follow that star

No matter how hopeless

No matter how far

To fight for the right

Without question or pause

To be willing to march into Hell

For a heavenly cause

And I know if I’ll only be true

To this glorious quest

That my heart will lie peaceful and calm

When I’m laid to my rest

And the world will be better for this

That one man, scorned and covered with scars

Still strove with his last ounce of courage

To reach the unreachable star

Anuncios
  1. Oscar Cantero
    31 marzo, 2011 en 9:32 AM

    Jaime,
    Simplemente decirte que el Post es excelente. En el flamante aeropuerto de Lleida ya habido algún vuelo que han devuelto el dinero a los pasajeros antes de subir por la falta de demanda. Algún iluminado creo un vuelo de Lleida-Barcelona que cómo sabes tenemos el AVE y tarda alrededor de una hora, evidentemente duró dos semanas.
    Un abrazo

    • 31 marzo, 2011 en 11:48 PM

      Hola de nuevo, Oscar.
      Todo esto es una locura. Locura de corrupción y de vanidades.
      Entre Madrid y Ciudad Real también hay AVE, con una horita de trayecto.
      A ver si alguien introduce un poco de cordura; nunca es tarde.
      Un abrazo

  2. Sarah Guadiana.
    1 abril, 2011 en 12:08 AM

    Hola Jaime, otra vez ¡¡sin desperdicio!!.

    Me he quedado con cara de incrédula y creo que me va a durar unos minutos.

    No tiene desperdicio el argumento del inefable Fabra “Hay quienes dicen que estamos locos por inaugurar un aeropuerto sin aviones, no han entendido nada. Durante mes y medio cualquier ciudadano que lo desee podrá visitar esta terminal o caminar por las pistas de aterrizaje, algo que no podrían hacer si fueran a despegar o a aterrizar aviones”.
    Es de lo más delirante que he oído /leído, al menos hoy. Ya decía yo que lo único que necesitábamos en este país, lo que nos faltaba para rozar la perfección era la posibilidad de pasear por las pistas de aterrizaje de los aeropuertos……

    Aunque tengo que reconocer que últimamente la mayor parte de las cosas que se pueden leer en los medios lo son (me refiero a “delirantes”) busco el lado positivo y me felicito a mi misma porque todavía tengo capacidad de asombro.
    Y la verdad, la verdad verdad, es que me sigue asombrando la alucinante cara dura que tienen estos elementos y con que soltura van por la vida.

    Estos pájaros se deben creer -o se manejan como si lo creyeran- que el dinero público es algo que cae del cielo en territorio de nadie y que lo puede utilizar el que lo “encuentra” como mejor le parece. Naturalmente no les interesa verlo como que se trata de dinero privado que como tal tiene unos propietarios/beneficiarios de su buen uso, es decir todos los contribuyentes, porque en ese caso tendrían que rendir cuentas – de entrada tendrían que tener las mejores intenciones en su gestión- y eso para ellos sería terrible.

    Moriré sin verlo pero me encantaría poder exigir responsabilidades por lo “mangado” y mal utilizado, pero no, no lo veré estos y otros se irán de rositas, muertos de risa y encantados de la vida.
    Aún así, al menos de vez en cuando, seamos ricos aunque sea en utopías.

    Besos
    Sarah Guadiana

    PD mañana dedicaré un rato “ver” a la parte musical

    • 2 abril, 2011 en 8:59 PM

      Hola Guadiana,
      Muchas gracias por tu comentario. Siento haber alterado tu espíritu con estas crónicas de trileros, corruptos y ladrones. Los habrá justos, pero como en Sodoma y Gomorra no es facil encontralos. Porque tan corrupto es el que roba, estafa o malversa desde el poder, como el que trata de cubrirlo o defenderlo, aunque en nada material se beneficie de este encubrimiento o defensa.
      Trataré de llevar paz a tu espíritu en alguna otra entrada.
      Dime si te gustaron O’Toole y Sofía.
      Muchos besos

      • Sarah Guadiana.
        3 abril, 2011 en 12:58 AM

        No Jaime, no te preocupes,
        mi espíritu está en paz, ya te digo, me gusta ver que a estas altura sigo teniendo capacidad de asombro, aunque en estos casos no admiro lo que me asombra (más bien todo lo contrario).

        De la escena de la película y sus “protas” solo te puedo decir ¡¡maravillosa, maravillosos”.
        Acabo de enamorarme (perdidamente), de ambos, del loco soñador y su preciosa mirada y de la siempre y por siempre maravillosa dama, por todos los dioses, que miradas ¡¡¡que ternura !!!.
        Ves? ya me quedo encantada (mira que fácil).

        Gracias.
        Besos
        Sarah Guadiana

      • 3 abril, 2011 en 8:48 PM

        Sabía que te iba a gustar, Guadiana.
        “El loco soñador y su preciosa -más bien triste, como su figura- mirada”. Bien descrito.
        Y cómo revive con el sueño imposible, antes de derrumbarse del todo.
        Besos

  3. Sarah Guadiana.
    3 abril, 2011 en 1:07 AM

    Me estoy planteando ir mañana a dar un largo y lento paseo por las pistas de aterrizaje del aeropuerto y si alguna autoridad aeroportuaria intenta impedirlo le diré que si en Castellón pueden hacerlo, yo también, aunque solo sea en los intervalos que no haya tráfico…
    que es un uso desaprovechado que el Sr. Fabra ha visto de forma clarividente.
    ¿te imaginas?
    ¡¡la que me liarían!!

    Buenas noches
    S. G.

    • 3 abril, 2011 en 8:49 PM

      Ya me contarás; el de la Triste Figura lo haría. Seguro.
      Besos

      • Sarah Guadiana.
        4 abril, 2011 en 10:01 PM

        Verás, me lo pensé un poco y decidí que no quería darle alas al Fabra, así que borré lo de “aero” y me marché a dar un delicioso paseo por el puerto. Paseo, cañitas, fotos a los barcos y al mar (no necesariamente en este orden), buen día, buena temperatura….en resumen ¡¡¡delicioso!!.

        Lo siento por Fabra, bueno no, no lo siento en absoluto.

        Besos
        S. Guadiana

      • 8 abril, 2011 en 10:31 PM

        ¿Por qué puerto? ¿qué mares habitas?

  4. Sarah Guadiana.
    4 abril, 2011 en 9:55 PM

    ¡¡¡Jaime!!! hoy voy a discrepar (para variar), solo un poquito pero voy a discrepar.

    El loco soñador tiene una preciosa mirada de eso, de soñador, quizá en algún instante refleja tristeza, pero en general refleja que él vive su sueño, vive en su mundo, incluso en algún instante hay algo de pasión en su mirada (me encanta).

    La bella dama es la que tiene la mirada triste, ella vive la realidad y en sus ojos refleja la tristeza de esa realidad.

    (lo que no es de extrañar, a veces la realidad es como para solicitar la inclusión en el club de soñadores por la vía de urgencia, pero…. para eso hay que nacer, jajaja).

    Bueno, ya está, ya no discrepo más.

    Besos.
    Sarah Guadiana

    • Sarah Guadiana.
      5 abril, 2011 en 12:02 AM

      P.D. y ya me callo de una vez.

      Gran despiste lo del control de velocidad -y sus consecuencias-, tan ocupado en no subir de 110 no te diste cuenta de que por momentos había que bajar.
      Viendo el ahorro resultante, será mejor que tome el mando (o el volante) tu directora comunicaciones y suministros energéticos varios ¿ella se despistaría????

      Ya está, ya me callo.

      Besos
      S. G.

    • 8 abril, 2011 en 10:29 PM

      Hola Guadiana, perdona el retraso; cada vez estoy mas vago.
      Acepto absolutamente tu versión. No solo porque eres mas perspicaz analizando sentimientos, sino porque es mucho mas romántico percibir en una mirada el sueño que ver solamente tristeza.
      Besos

  5. Redmond_G
    18 junio, 2011 en 9:47 AM

    Esto del aeropuerto y del “Reino de don Quijote” sospecho que aún no se ha dicho la última palabra y que será el llorar y crugir de dientes de alguno… Pero esta así y se ha desarrollado de esa manera el problema por la “omertá” (silencio) de muchos que no han puesto las cosas en su sitio. Y la complicidad silenciosa de la Sra Cospedal. Veremos qué hace ahora.

  6. Redmond_G
    18 junio, 2011 en 9:49 AM

    Jaime, qué poco actúa la fiscalía de oficio… y dicen que es el Ministerio Público. El Tribuno de la P

    lebe lo era.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: