Inicio > ESTRELLAS DE LA POLITICA, MUSICA, POLITICA > LA CONJURA DE LOS NECIOS (la sucesión)

LA CONJURA DE LOS NECIOS (la sucesión)

La Conjura de los Necios (A Confereracy of Dunces) es el título de una novela póstuma, escrita por John Kennedy Toole en 1962 y publicada tras su muerte, en 1980. Es una obra crítica con la sociedad americana, de poca transcendencia pero de lectura amena cuando la lees de joven. Su personaje central, Ignatius Reilly, es un inadaptado social; un tipo repugnante, gordo, sucio y torpe que a sus casi cuarenta años tiene que buscarse la vida y salir del hogar materno que constituye su guarida. Ignatius emula en cierta manera, al menos en cuanto a sus fracasos personales, a su autor, que decidió suicidarse al ver que no era capaz de convencer a ningún editor para publicar su obra. Muchos años después fue su propia madre la que convenció a una editorial y, más aún, logró el premio pulitzer.

El título de La Conjura de los Necios hace referencia a la cita de un clásico de la literatura satírica, Jonathan Swift: “Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo: todos los necios se conjuran contra él“. Algún mal pensado estará ya interpretando que trato de hacer alegoría o imagen inversa de nuestro ínclito presidente del gobierno en su incómoda y extraña situación actual. Al modo de: “cuando un verdadero necio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo: todos los genios se conjuran contra él”.

Nada más lejos de mi intención. Aunque el presidente de nuestro gobierno sea ocasionalmente objeto de crítica en este blog, ni le considero un necio ni, mucho menos, considero genios a quienes contra él se conjuran. Además, lo que se critica es su acción, no su persona ni su intelecto. Si quisiera comparar de alguna manera a Ignatius con alguno de nuestros representantes políticos, lo haría con ese extraño ministro que se llama Caamaño, aunque solo en su apariencia física.

                             

El diccionario define “conjura” como “conspiración, uniéndose muchas personas o cosas contra alguien, para hacerle daño o perderle”. Pues bien, este preámbulo y esta acertada definición me viene al pelo para comentar sobre este intensísimo y destructivo debate que ocupa cada día docenas de páginas y de minutos en los medios y demasiado tiempo y energía de nuestros políticos, especialmente de los del PSOE, que bien pudieran emplearse con más provecho en tratar de resolver algunos de los problemas que tiene nuestra sociedad. Me refiero, supongo que ya lo habréis adivinado, al debate sobre la sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero.

Antes de entrar en materia, debo decir que no lo entiendo; más aún, que me parece una esquizofrenia colectiva. Casi todos los ministros, todos los “barones” y muchos otros cargos relevantes del partido llevan meses y meses hablando del asunto. Quizá piensen que con ello distraen la mente del elector de los verdaderos problemas de la nación. Yo no lo creo; creo más bien que será visto como un problema más del partido, un problema artificial, extemporáneo y mal gestionado, que reducirá aún más la confianza del votante socialista. Por eso, precisamente, me parece una verdadera conjura de necios.

Muchos, sin embargo, sostienen que es un guión preparado por el mismo partido. Aunque de la muerte política de Zapatero y de la necesaria sucesión se está hablando desde otoño del 2009, no ha sido hasta hace poco, mediados de diciembre pasado, cuando ha saltado a las primeras páginas de la prensa. Y fue el propio Zapatero quien lo lanzó la pelota al aire con aquella declaración críptica: “ya tengo tomada la decisión sobre si seré candidato o no, pero sólo lo saben Sonsoles y un amigo del partido”. El revuelo que se armó. ¿A qué vino tal declaración? ¿Fue premeditada? ¿Qué utilidad pensó que podía tener? Desde entonces, día sí día no, no ha faltado declaración de político relevante, sea Jaúregui, Vara, Barreda, Blanco, Bono, Rubalcaba, Valenciano, Chacón, Gómez o cualquier otro, y sea declaración querida, desliz voluntario o comentario entre líneas.

No les creo tan torpes como para pensar que todo esto no está preparado. Y sin embargo, si lo está, son mucho más torpes aún. Porque no me da la sensación de que esta dinámica beneficie en lo más mínimo al partido, a ZP, o a cualquiera de los potenciales candidatos. Y, hablando de los candidatos, “joder, qué tropa”, como dijo Romanones cuando, después de pedir uno por uno el voto de los académicos para que aprobaran su incorporación a la Real Academia, le dijo el secretario: “no ha sacado usted ni un solo voto, señor Conde”.

 

¿A quién beneficia esto? A los periodistas; hacen su agosto, se ceban en los candidatos sabiendo que no se pueden resistir a un toque de vanidad: “¿Está España preparada para tener una mujer, y además catalana, como presidenta del gobierno?”, le preguntan a Chacón “¿Está España preparada para tener un presidente extremeño?”, inquieren a Fernández Vara. “¿Está España preparada para tener un presidente calvo y con barba?”, bromeó alguien a Rubalcaba. Nadie se ha atrevido a preguntar a Don Pedro Zerolo: “¿Está España preparada para tener un presidente de gobierno homosexual?” A cualquiera que se hubiera atrevido, le habrían tachado de homófobo y facha solo por haber osado hacer la pregunta.

Pero no recuerdo que nadie haya preguntado a ninguno de ellos: “¿Cree que está usted preparado para ser presidente del gobierno de España?” Porque esa es la única pregunta clave.

Beneficia a los “populares” , que están en la gloria asistiendo a esa pelea de grillos interna que socava al oponente; y alentándola. Que si los barones no quieren enseñar a ZP en sus feudos; que si los candidatos disimulan en los carteles electorales la imagen del puño y la rosa; que si la anulación del acto de Vista Alegre encierra una íntima vergüenza del partido por su líder; que si…

La riña de gatos se traslada a los medios “progresistas” (dicho sea sin ánimo de cachondeo). Aunque no pretenden hacer patentes sus preferencias, sus disputas se adivinan entre líneas; es notorio que mientras Prisa apoya a Rubalcaba, Mediapro apuesta por Chacón. Y estas preferencias hacen que, sibilinamente, cada uno ataque al contrario a sus preferencias. Este aún ligero enfrentamiento, que es posible que en unas semanas evolucione a abierta confrontación, afecta no sólo a quién puede ser el candidato, sino al cuándo y al cómo. ¿Debe anunciarlo antes del 22 M, fecha de las elecciones, o después? ¿Por aclamación en el Comité Federal o a través de primarias? Ojo, dicen los pro-Rubalcaba, que ya nos han “mojado la oreja” un par de veces con las puñeteras primarias en Madrid (Gómez vs Trinidad) y en Barcelona (Hereu vs Turra). Pero hombre, replican los pro-Chacón, es que los estatutos son los estatutos y estos exigen primarias.

Así está el patio

¿Que qué pienso yo? Vayamos por partes.

Primera cuestión. Si es o no oportuno anticipar las elecciones. Pero, oportuno para quien: ¿para el país, para el PSOE, para el gobierno, para la oposición?. El PP no deja de insistir en que sí, porque le interesa. Cuanto antes tome el poder, mucho mejor. Los nacionalistas, CiU, PNV y CC prefieren que no, supongo, porque cuanto más tiempo permanezca en el poder este gobierno débil, más necesarios serán sus votos en el congreso, y más tajada sacarán por su venta. Y ¿qué piensa el PSOE? Todo parece indicar que no quiere ni oir hablar de anticipadas. Si alguien me preguntara qué creo yo que es lo mejor para el PSOE, sin duda respondería que sí. Que los meses que quedan no van a ser buenos; que el crecimiento no llega y que el paro va a aumentar; y que la todavía razonable convivencia pacífica dentro del partido se va a convertir en un sálvese quien pueda y en un quítate tu que me pongo yo. No va a haber quien aguante dentro. Algunos pueden pensar que ZP no quiere anticipar porque tiene la secreta esperanza (quizá, incluso justificada) de que el escenario va a cambiar y se va a tornar más amable; y que esta posibilidad, unida a su encanto natural y a la poca ilusión que despierta Mariano, les mantendrá en el poder o les deparará, en el peor de los casos, una derrota dulce.

Yo creo que no; que si el PSOE se aferra a aguantar hasta M2012, es porque 12 meses más de poltrona son mejores que anticipar 12 meses el frío de la calle. Porque, al fin y al cabo, cada uno piensa en lo que es mejor para cada uno. ¿Alguien piensa qué sería bueno para España? Me temo que no.

Segunda cuestión. Si ZP debería seguir hasta el final de la legislatura. Para mí (ojo, solo para mí) no hay opción: sin duda, sí. ZP está ya quemado, amortizado y dominado –o convencido- por los mercados y por Merkel, que para el caso es lo mismo. Es necesario que él se mantenga estos meses para que un gobierno socialista continúe imponiendo medidas de ajuste y reformas liberales. Aún queda la negociación colectiva, una vuelta de rosca más a la reforma laboral, la regulación de la normativa obligatoria sobre límites de déficits, más recortes al gasto público autonómico y unas cuantas cosas más. No tiene sentido que otro presidente socialista queme su potencial futuro asumiendo el papel del Zapatero liberal y, mucho menos, que quiebre la linea de acción. Que se mantenga ZP es bueno para España y para el partido.

Tercera cuestión. ¿Debería intentar ZP una tercera legislatura? Jamás, digo yo; pero esperad, que todavía no está muerto (políticamente, se entiende)

Cuarta cuestión. ¿Cuándo debería anunciar su retirada? “Decidiré pensando en lo mejor para España y para el Partido”, ha dicho Zapatero. Pero su conducta desdice sus palabras. Cuanto más tarde en aclararlo, más daño hará a España y, sobre todo, a su partido. Ayer ya era tarde para anunciarlo. Si él tiene claro que no va a seguir, no entiendo como no lo ha anunciado ya hace meses. ¿Será que no lo tiene claro? ¿Es posible que crea que le van a dejar presentarse otra vez? No lo creo,….pero, como dije al principio, necio no es; y, como acabo de decir, todavía no está muerto.

Quinta cuestión. ¿Primarias o aclamación de sucesor –o de “tamdem”- por el Comité Federal? A mi me divierten las primarias; es un espectáculo. Al partido le viene mejor que no las haya. Rubalcaba no quiere; es más, posiblemente se retire si hay amenaza de primarias. Pero hay muchos, muchos, que no aceptarán un escamoteo; las exigirán.

Y, finalmente, hablemos de los candidatos. Madre mía, qué “ganao”. ¿Es que no tenemos otros? Yo contesto a aquellas preguntas de los periodistas a que antes aludí: España no está preparada para tener un presidente de gobierno mujer y catalana (Chacón), ni extremeño (Vara) ni calvo y con barba (Rubalcaba), ni Zerolo. Porque ninguno de ellos está preparado para ser presidente del gobierno.  Me voy a centrar en los más visibles.

Rubalcaba. Tiene formación (es doctor), nivel intelectual (que en este gobierno es bastante excepcional) experiencia política y es muy inteligente. Estos son sus triunfos. Tiene dos defectos para el cargo: uno, su edad, 60 años, que le colocaría con 65 en un hipotético triunfo del PSOE en 2016, demasiado mayor. Otro, su pasado como ministro de la Presidencia en el último gabinete de Felipe Gonzalez; el gabinete del terrorismo de estado y de la corrupción del socialismo (digo mejor: de muchos socialistas que ocupaban los más altos niveles políticos). Personalmente, me parece manipulador y sectario. En una campaña electoral, tendría muchos flancos débiles.

Chacón. Joven ¿demasiado?; si triunfase en 2012, llegaría a la presidencia a los 41 años (ojo, menos el efímero Calvo Sotelo, todos los presidentes de la etapa democrática han sido jóvenes:  Suarez llegó con 43, González con 40, Aznar con 43 y ZP con 44) ¿por qué, entonces digo que demasiado joven? Pues no lo se ¿machismo?….Carme tiene buena formación y sabe idiomas, ambas virtudes también escasas en nuestra clase política. Personalmente me cae bien, pero su identificación con el catalanismo (no, desde luego, el hecho de que sea catalana) no le va a ayudar precisamente en unas elecciones como cabeza de cartel. Muchos le recordarían ese catalanismo del que ahora aparenta huir y que, incluso, le hizo protagonizar con el PSC aquel acto de desagravio al “hijodemalamadrequeenpazdescanse” (aquí yo si que tomo partido claro) Pep Rubianes -“tots som Rubianes”- cuando fue criticado por sus exabruptos contra España que, por sentido del gusto, prefiero no reproducir. Hoy seguramente, ministra de defensa, no lo hubiera hecho, pero en aquel momento era ya vicepresidenta primera de las cortes. Solo este dato le impediría conseguir cientos de miles de votos que posiblemente mereciera.

Bono. ¿Bono? Dios nos libre. Coincide con Rubalcaba en dos aspectos: su edad y su arte en la manipulación. No es sectario, pero en compensación es un pelota como la copa de un pino. Empalagoso, meapilas, obsequioso, patriotero e hipócrita como ninguno. Pido disculpas por aplicar todos estos epítetos a alguien a quien ni siquiera conozco, como no conozco a ninguno de los anteriores, pero así lo veo. Dios nos libre, repito. Afortunadamente, pocos en el partido le consideran como serio candidato.

 

Y ¿Quién más hay? Ah, si. Algunos hablan de Fernández Vara, de Blanco, de Madina, de un tal Oscar López, de….Yo creo que todos estos actúan como comparsas de ínfimo nivel para que los “titulares” destaquen más. E incluso algunos dicen que la misma Chacón no es más que un torpedo en la linea de flotación de Rubalcaba.

Pero, como clamaba desesperado aquel que estaba agarrado de una rama a punto de despeñarse al vacío y que al pedir socorro escuchó una voz profunda: “hijo mío, soy tu salvador; no te preocupes y confía en mí; suéltate de la rama, abre tus brazos y notarás que te elevas en el cielo,…..”Si, muchas gracias”, contesta el pobre hombre; “pero, por favor, ¿hay alguien más?”.

Pues eso pregunto yo. ¿Es que en el partido más votado en España en las dos últimas legislaturas no hay nadie más que pudiera estar preparado para presidir su gobierno? ¿Es que solo existen Rubalcaba y Chacón? Qué miseria, qué tristeza,…joder, que tropa. Me niego a creerlo. Tiene que haber gente buena. ¿Por qué tienen que ser los más conocidos, aunque no sirvan? ¿Por qué tiene que ser alguien que haya vivido toda la vida en el partido y de la política? Tiene que haber gente que sirva.

Yo buscaría un perfil de mediana edad, algo más joven que Rubalcaba y algo menos que Chacón; digamos 47-48 años. Con elevado nivel cultural; con experiencia internacional, necesaria para un país desarrollado en un mundo globalizado; conocido y valorado tanto en la UE, como en EEUU, en Oriente Medio, en Africa,…en fin, en el mundo. Y que, además, conoce muy, pero que muy bien, las entretelas del poder. Ya lo he citado aquí, en otras ocasiones, como uno de los políticos de mayor potencial en España y fuera de ella. Hoy sólo me conformo con que alguien piense en él como posible candidato en sustitución de nuestro actual presidente. ¿Adivináis a quien me refiero?

Entretanto, Zapatero está mustio, desanimado, aburrido y con ganas de escapar. En esta situación no es capaz de decidir. Otros van a decidir por él.

Me he roto el coco para buscar una canción que vaya a esta entrada. Finalmente me he decidido por Farewell Party (fiesta de despedida), de Gene Watson. Eliminad lo que de tristeza encontréis en esta canción, pues canta el adios definitivo de alguien que se va cansado de la vida. Quedaos con la música, muy dulce, y algunas estrofas que, seguro, coincidirán con algunos de los pensamientos que rondan estos días por la cabeza de nuestro querido presidente.

“Seréis libres cuando termine mi despedida
Pero me iré amándoos”
“Se que disfrutaréis en mi despedida,
Se que os alegraréis, cuando me haya ido”

…joder, vaya tropa.


When the last, breath of life
Is gone from, my body
And my lips, are as cold as the sea
When my friends gather ‘round
For my farewell party
Won’t you, pretend you love me
There will be flowers from those
Who cry, when I’m gone
And leave you in this, world alone
I know you’ll have fun
At my farewell party
I know, you’ll be glad, when I’m gone
Don’t be mad at me, for wanting to keep you
Till my life on this old world is through
You’ll be free at the end of my farewell party
But I’ll go away loving you
There will be flowers from those
Who cry, when I’m gone
And leave you in this, world alone
I know you’ll have fun
At my farewell party
I know, you’ll be glad, when I’m gone
Oh, I know you’ll be glad when I’m gone
[ Lyrics from: http://www.lyricsmode.com/lyrics/g/gene

Anuncios
  1. Cosimo Piovasco Di Rondò
    25 marzo, 2011 en 1:24 PM

    joer brother, como te gusta la politología! Yo no se que va a pasar con las elecciones ni quien va a salir electo, pero nada me ilusiona, es triste pero es así, tengo poca fe en los que políticos. Quizá lo mejor es que cambie lo que hay, me da igual que sean otros del PSOE o los del PP, pero ZP, como referente del gobierto, está amortizado y eso es malo; por errores propios, pero también porque lo han “apaleao” hasta la muerte desde todos los frentes con intereses contrarios (prensa, oposición, anti-partidarios) y le han endilgado errores propios y ajenos. Llueve, porco governo, no llueve, porco governo. La gente no se da cuenta de que apalear sistemáticamente al gobierno es como escupir al cielo, te cae. Si viene el PP le deseo lo mejor a Rajoy y a su equipo, si vuelve el PSOE (improbable), lo mismo, en realidad deseo lo mejor para todo. Este deseo, que parece de perogrullo, seguramente es poco compartido en el fuero interno de muchos, desde luego los del bando contrario y los que les siguen a pies juntillas y con pañuelo en los ojos. Así nos va.

    Por cierto, La conjura de los necios he intentado leerlo hasta tres veces y no he conseguido pasar de la página 20. Es el tono de la narración, no se ….

    ¿Y quien sucederá a ZP? Me gustaría la Chacón, una opinión emocional, como casi todas.

    Por cierto, hablando de opiniones, emociones, crisis y visiones de las cosas. ¡QUé poco venden las buenas noticias y cuanto las malas! El ser humano tiene lo que se llama el sesgo de la negatividad (es una herramienta de la evolución de la especie) que le permite percibir con más intensidad lo negativo que lo positivo. Eso explica que la prensa esté llena de malas noticias y que los fracasos brillen más que los triunfos. En política también.

    Oye, me estoy releyendo lo escrito, y aunque ya se que me dirás lo de excusatio non petita, que te conozco, ya te digo que ninguno de mis comentarios anteriores van por ti, que tu no eres uno de esos.

    Por cierto, que bueno el “parecido razonable” entre Ignatius y Caamaño

    Abrazos,

    Cósimo

    • lolita
      25 marzo, 2011 en 2:37 PM

      Si, Chacón también me gusta a mi, porque es seria y tiene “mala leche” (perdón).

      Y Bono…no sé, a mi me resulta lo más parecido al “príncipe gitano” cantando en inglés(perdón de nuevo, no es mi intención ofender, es solo una broma).

      Pero sigo pensando en Rato como presidente (de España, claro).

      Besos.

      • 27 marzo, 2011 en 10:41 PM

        Hola Lolita
        Nada de perdon. “Mala leche” es puritito castellano, y nada ofensivo. Como tampoco lo es llamar príncipe gitano a don Pepe; algo así le cuadra.
        Y Rato, yo creo que ya no está para esos trotes; ahora le tiran las finanzas. No tuvo su oportunidad en 2004 -no se la dieron-, con 56 años y es muy dificil que en 2016, a los 68, tenga opción. Otra cosa es que pudiera ser presidente de un gobierno de coalición que resultase necesario en una situación de emergencia (algo parecido a lo que tiene que suceder en Portugal). Porque ni ZP, ni Rajoy, ni ninguno de los candidatos que suenan podría serlo; hay demasiado odio entre ellos como para aceptarse. Si en el PP funcionaran las primarias, posiblemente las cosas hubieran sido de otra manera.
        Y, en lo personal, Rato me decepcióno cuando se apeó en marcha del tren del FMI.
        Besos, Lolita.

    • 27 marzo, 2011 en 10:20 PM

      Hombre Cosimo!! Qué alegría.
      La verdad es que no me gusta especialmente la politología, pero este de la sucesión es un asunto que se está poniendo tan pesado en los medios que se me ha ocurrido cronicarlo y “opinarlo”.
      Como a ti, tampoco me ilusiona el asunto; y, como tú, creo que el cambio es necesario, al menos en las CCAA y ciudades que se consideran -y nunca mejor dicho- feudos de unos o de otros por el tiempo que llevan gobernando. Pero lo que de verdad hace falta es un cambio de ética, no de caras.
      Como decía en la entrada, la Conjura de los Necios tiene una edad (o etapa, mejor dicho) para leerla. No es obra maestra, pero si un clásico de la literatura satírica social. A mi, me entretuvo (pero ya te digo,…hace cuarenta años).
      Y el parecido es colosal; si le pones a Caamaño el gorro “sherlockiano” y la gabardina de Ignatius y le das un grasiento perrito caliente chorreando mayonesa por entre sus dedos, no distingues quien es quien.
      A ZP-Presidente le sucederá Rajoy; a ZP Secretario General del Psoe, no creo que ni Rubalcaba ni Chacón. Supongo que tendrán que ir fabricando otra cara poco a poco; menos ideologizada, menos provinciana y más internacional. Del tipo de la que puede derrotar a Rajoy en 2016. La que no menciono en mi post.
      En cuanto a tu último comentario, tienes toda la razón. En lo público, que es lo que venden los medios, hay pocas buenas noticias y muchas malas; si fuera al revés no venderían ni periódicos ni publicidad. Somos -como colectivo- morbosos y nos “alimenta” más lo negativo que lo positivo. Pero es que la actualidad tiene más cosas malas que buenas.
      Lo bueno hay que buscarlo en el círculo íntimo: la familia y los amigos.
      Un abrazo

  2. corsario
    25 marzo, 2011 en 1:27 PM

    la conjura de los necios simplemente genial ¡¡

  3. Ramon
    27 octubre, 2013 en 8:52 AM

    Vuelvo a leer tu escrito y confirmo que no se te da mal el análisis político. Coincido en casi todo contigo (90%). Y Bernardino me parece que tiene un perfil bueno, que dudo yo pueda tener ningún otro de los que aparecen en la prensa o un las conversaciones internas del PSOE. Un abrazo Jaime.

    • 10 noviembre, 2013 en 1:17 AM

      Disculpa el retraso en contestar tu comentario, querido Ramón.
      Apenas entro en el blog. Ando liado con otras avatares literario-familiares.
      Bernardino está olvidado en la pelea por la rosa. Quizá en unos cuantos años…
      En cuanto a los potenciales candidatos…veo muy poquita materia gris y demasiada ideología acomodada.
      Abrazos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: