Inicio > EDUCACION Y SOCIEDAD, LA CRISIS ECONOMICA, MUSICA > EMERGENCIA NACIONAL ¿ALGUIEN SABE QUÉ HACER? (2)

EMERGENCIA NACIONAL ¿ALGUIEN SABE QUÉ HACER? (2)

LAS ACCIONES

Ayer describí, muy someramente, LA SITUACIÓN alarmante del desempleo en España y conté algunas de LAS IDEAS  brillantes que han surgido de mentes pensantes de nuestro envidiable elenco de gobernantes. Parecían de broma pero, desgraciadamente, no es así. Afortunadamente, también se empiezan a acometer algunas acciones (suele ser mejor actuar que idear) dirigidas directamente a la creación de empleo que formarán parte del Plan de Choque que tan extemporáneamente ha anunciado la ministra Salgado: «estamos en estos momentos diseñando un plan de choque para los jóvenes que están buscando su primer empleo y para las personas que llevan paradas mucho tiempo».

Lamentablemente, no son muchas las acciones directas, tan sólo un par de ellas y de escaso contenido a mi parecer. Porque las demás, aún medio anunciadas, se refieren a paliar –muy escasamente– el problema social creado por el desempleo o a tratar de atajar el fraude.

La primera de estas acciones, de momento en proyecto, contempla la bonificación o exención de la cuota empresarial de la seguridad social a las empresas que contraten a jóvenes en determinadas condiciones y a las conversiones de contratos parciales temporales en indefinidos. La medida está bien, mejor que nada es, pero la encuentro escasa; tanto en su contenido como en el ámbito de aplicación temporal: el programa durará tan solo seis meses. ¿Quizá piensa Salgado que dentro de seis meses el problema se habrá resuelto y que las empresas empezarán a demandar empleo?. Hay anunciada una segunda acción, sin detalles aún, que tratará de apoyar a los parados de larga duración mayores de 45 años. Esperemos a ver, pero poco ambicioso me parece el programa de choque.

Las medidas indirectas se centran, por un lado, en el mantenimiento de la ayuda a parados sin subsidio, reducida de 426 a 400 € y vinculada al reciclaje formativo y, por otro, en la investigación fiscal sobre la economía sumergida.

OCAÑA, NO QUIERE VER EL FRAUDE

Ya que hablamos de Plan de Choque, diré que me resulta chocante que la Agencia Tributaria vaya a destinar una parte importante de sus recursos a investigar la economía sumergida tal como la han definido. En palabras de su D.G., López-Carbajo, “este ejercicio nos dedicaremos a los profesionales de la economía sumergida“. Por “profesionales”, quiere referirse a “los parados que se refugian en el empleo irregular como vía para garantizarse unos ingresos alternativos a la limitada prestación por desempleo”, aunque también a las empresas que no dan de alta a sus trabajadores.

(¡A por ellos! A por los desempleados (que ya no se llaman parados). Si cobran 800 euros del paro y 400 de chapuzas varias, ¡a por ellos! Se van a enterar.)

No me parece mal, desde luego, que se persiga el fraude. Pero conociendo como funciona nuestra hacienda, con este plan estelar centrado en el sector de esta reducida economía sumergida es muy posible que descuide otras bolsas de fraude mucho más enjundiosas y más fáciles de detectar, especialmente porque ya conoce la Agencia dónde buscar……, aunque no busque con el ahínco que debería, sea por la política, por las amistades, por las influencias, por los intereses, por la relevancia social del infractor, porque pertenece a este o a aquel partido, por….

Así es. Por que si no, que me expliquen:

¿Por qué se ha tardado tanto en sacar a la luz de la investigación el fraude de los ERE’s y las prejubilaciones en Andalucía, si era casi vox populi?

¿Por qué caen en la impunidad infracciones fiscales millonarias, que las pocas veces que llegan a juicio son tipificadas como delito fiscal pero que, ah amigo, ya prescribieron? No es difícil encontrar asuntos como los de Carlos Fabra (4 delitos fiscales declarados prescritos en diciembre de 2010 por la Audiencia de Castellón), de Artur Mas Barnet -padre de Artur Mas- (noviembre 2010), de Jose Mª Del Nido (el del Sevilla, aún sub iudice). O como el de la empresa Armacentro, que ha provocado una nunca antes vista, ni siquiera imaginada, querella entre inspectores dentro de la Agencia por una presunta prevaricación al paralizarse, por parte de la Delegada de Grandes contribuyentes y otros dos jefes del departamento, la inspección de esta empresa. Los investigadores hablaban de delito fiscal; la delegada y otros jefes, de prescripción. Aquellos perdieron; acabaron expedientados. Estos, querellados. ¿Qué intereses tenían unos y otros?

FABRA, EL PRESCRITO (no el proscrito)

Que se investigue, que se persiga el fraude, pero que se haga con Sentido Común, con criterios de proporcionalidad entre esfuerzo y resultado. Y si hay escasez de inspectores, que se contraten más técnicos. Sobran profesionales bien formados.

LOS FRAUDES

El ESCÁNDALO, con mayúscula, la madre de todos los fraudes, ha estallado. Es de escándalo, de auténtico escándalo, lo que ha pasado en Andalucía. Se habla de Mercasevilla, pero no es solo Mercasevilla. Es Rio Grande, es HITEMASA, es EGMASA, es González Byass, es UNITER, es Vitalia Vida, es….son muchas otras de las que aún no se habla.

LOS NUEVOS SEÑORITOS ANDALUCES

Estamos hablando no de un caso de fraude o corrupción y no de una o unas pocas personas involucradas. Estamos hablando de una trama de –por lo que se está empezando a ver– extraordinaria capilarización en el tejido político y empresarial (empresa pública y empresa privada “amiga”) andaluz. De un “saqueo” de las arcas andaluzas como lo fue el que vació las arcas de la rica Marbella.

El procedimiento, muy sencillo sobre el papel. Una empresa en dificultades, definida como “objetivo” por los ladrones (“brokers”, se llaman), practica un Expediente de Regulación de Empleo (ERE, es decir, despido o suspensión de empleo colectiva). Los ladrones, amigos del Poder Andaluz, logran de manera heterodoxa (es decir, vulnerando o en el mejor de los casos retorciendo el procedimiento estatutario) la autorización de la Consejería y una subvención para financiar el ERE. No es habitual que sea la Junta la que subvencione los ERE’s, pero “todo es cuestión de amistad e influencias”; de Solidaridad Ideológica

Los “brokers”, naturalmente, cobraban pingües comisiones por su gestión mediadora. Pero es que además, y esto es lo más sangrante, incluían como beneficiarios del ERE, a amigos a los que “había que premiar” por razón de amistad, de acción, de silencio, de manifestación o de omisión cuando, para favorecer al poder, hicieron, callaron, hablaron o no hicieron en su momento. Amigos que, por supuesto, jamás habían trabajado en la empresa. Esos “amigos” se pueden clasificar, según va apareciendo la información, en tres grupos: los vinculados al PSOE, los vinculados a los sindicatos y los vinculados a los “brokers”. Y, como beneficiarios del ERE, esos amigos han cobrado, sin derecho, una indemnización y son beneficiarios, sin derecho, de una pensión de “prejubilación” hasta los 65 años, en que pasarán a cobrar su merecidísima pensión.

Y todos esos dineros que, sin derecho, cobran, son los que, ya, no se pueden dar a quienes mayor derecho a ellos tienen.

El importe de las subvenciones se ha cuantificado para los últimos nueve años en 700 millones de euros (con qué facilidad se habla de millones de euros). No quiere decir esto que el fraude ascienda a esta cantidad. De una parte importante se podrá decir que ha sido asignada de manera irregular, con posible prevaricación. Pero el verdadero fraude, el vergonzoso, el impresentable, el que debería marcar de por vida a los involucrados para vergüenza vitalicia, es el de los falsos trabajadores; el de “los compañeros y compañeras“.

Cuando se empezó a hablar del asunto, la Junta negaba, la Consejería negaba. Pero algún “amigo” que no se consideró suficientemente bien tratado, empezó a tirar de la manta. Poco a poco, muy poco a poco, han empezado a reconocer “ciertas ineficiencias” del sistema. Mas tarde, la propia Junta ha empezado a investigar. Mar Moreno, la que más manda después de Griñan, ya ha declarado que hay “otros 37” falsos trabajadores involucrados. Pero en su descargo –y en el de Griñan- dice: “no ha fallado el sistema; no han fallado los controles; lo que pasa es que algunos se han saltado los controles.”

Tan “se han saltado los controles” que en algún caso, como el de González Byass, la ayuda de la Junta se aprobó incluso antes de que la empresa solicitara le extinción de los contratos de trabajo. Claro, que en esta empresa trabajaba –aunque estaba en excedencia- y era por tanto uno de los beneficiarios, el propio Consejero de Empleo a la sazón, Antonio Fernandez.

...Y LOS SANTOS INOCENTES

Alguien, no se quien y no me apetece buscar, ha dicho, con una hipocresía rayana en el pecado, que “los pagos que se han hecho responden a una especie de solidaridad ideológica”.

La música de hoy ha de tener que ver con el trabajo. Ayer traje a Larralde, discípulo de Cafrune, que a su vez lo fue de Atahualpa Yupanqui. Hoy traigo al maestro, al propio Yupanqui, autor de música y letra e intérprete de

TRABAJO, QUIERO TRABAJO

 

Cruzando los salitrales
uno se muere de sed.
Aquello es puro desierto
Y allí no hay nada que hacer.
Trabajo, quiero trabajo
Porque esto no puede ser
Un día veré al desierto
Convertido en un vergel.
El río es puro paisaje,
Lejos sus aguas se van,
Pero mis campos se queman
Sin acequias ni canal.
Trabajo, quiero trabajo,
Porque esto no puede ser,
Un día veré a mi campo
Convertido en un vergel.
Las entrañas de la tierra
Va el minero á revolver.
Saca tesoros ajenos
Y muere de hambre después.
Trabajo, quiero trabajo
Porque esto no puede ser.
No quiero que nadie pase
Las penas que yo pasé.
Despacito, paisanito,
Despacito y tenga fe,
Que en la noche del minero
Ya comienza á amanecer.
Trabajo, quiero trabajo,
Porque esto no puede ser.

Anuncios
  1. Oscar Cantero
    11 febrero, 2011 en 9:59 AM

    Estimado Jaime,
    En primer lugar, me gustaría comentar que hace tan solo cuatro años España tenía pleno empleo o paro friccional con una tasa de desempleo del ocho por ciento(aprox.) y te aseguro que en el sector construcción, servicios u otros era realmente difícil encontrar candidatos(al menos en Cataluña). Lo que quiero expresar que realmente esas cifras actuales no corresponden a la realidad, si no estaríamos como Egipto en estos momentos.Lo que significa que existen grandes bolsas de economía sumergida, siempre con mucho respeto para aquellos que realmente lo están pasando mal y no encuentran trabajo.
    En segundo lugar, tendríamos que hacer un ejercicio de autoreflexión personal y la gente tendría que empezar a cambiar de mentalidad. Detesto ese personaje “ibérico”(incluyo Cataluña para que no haya ningún tipo de duda) que siempre está pendiente de escaquearse, cobrar subsidios o bajas, timar, robar,o simplemente trabajar sin rigor. Si no cambiamos esa mentalidad o actitud no tendremos ningún futuro.
    En cuanto a los políticos no voy a comentar nada más ya que conoces sobradamente mi opinión y son claramente el reflejo de lo que somos como sociedad.
    Saludos y un fuerte abrazo.

    • 11 febrero, 2011 en 5:53 PM

      Hola Oscar.
      Tienes bastante razón. Quizá debo ser más firme cuando digo que me parece bien que se persiga el fraude de la economía sumergida, pero parece que lo digo con “la boca chica”.
      Lo que quería decir es que, sin dejar de lado este, tienen que ser mucho más duros con el “gran fraude” (grandes corporaciones que juegan con el “treaty shopping” y con el “tax avoidance” vs “tax evasion”, artistas y deportistas que juegan con la residencia fiscal, economía negra derivada del narco y del “money laundering”, y cosas parecidas) que con el parado que genera rentas B.
      Es cierto que, aunque nunca hemos tenido “pleno empleo”, lo que tu llamas “paro friccional”, que es una especie de paro estructural o asumido, nunca ha generado grande problema ni riesgo de crisis social. Es un paro “amparado y protegido” por el estado. Más que por el estado, por algunas CCAA. El paro que había antes de la crisis (8-10% o 1,8 millones de personas) estaba concentrado, en su mayoría, al menos el 50%, en Extremadura y Andalucía, las grandes bolsas del clientelismo y el PER. Ese paro no creaba problemas.
      El dañino, es el paro emergente de esta crisis, de estos tres años de malos antecedentes -burbuja inmobiliaria- y de mal gobierno. Este es ql que hay que tratar de combatir.
      La picaresca “spanish style” a que te refieres, es la del paro estructural, el de siempre, el del “pillo”. Me parece bien cambiar esa mentalidad, pero primero, arreglemos el problema de los verdaderos parados.
      Un abrazo

  2. Cosimo Piovasco Di Rondò
    11 febrero, 2011 en 11:36 AM

    Soy ignorante en la materia, pero finalmente he llegado al convencimiento, equivocado o no, de que en este momento las políticas activas de empleo, sean cuales sean, influyen mínimamente en la creación de empleo. El empleo se genera cuando la demanda funciona y ésta es ajena a las políticas de empleo. Cierto que más empleo implica capacidad de consumo y tirón de la demanda, pero es más una “consecuencia” que una “causa” en este huevo/gallina. Hoy es viernes, pero tengo el presentimiento de que hemos llegado al final de un camino y no veo forma de salir de esta con medidas conyunturales de política de empleo. La solución pasa por un cambio de mentalidad y de estructura, ya sea la movilidad geográfica (surfear con la marea que está desplazando la demanda a otros lugares) o un cambio de mentalidad desde el “yo busco trabajo” al “yo creo mi empresa”. No veo otra. Bueno sí, mientras escribo -y que no me oigan los sindicatos-, se me ocurre modificar el Estatuto de los Trabajadores para permitir cierta libertad de negociación entre los pequeños empresarios y los trabajadores en lo que se refiere a la extinción del contrato y su indemnización (no para facilitar la extinción, sino la contratación). La normativa laboral tutela la posición del débil (Juan frente a Telefónica) pero esto no es tan claro que suceda en Manolo frente al Tendero.

    Abrazos,

    Cósimo

    • 11 febrero, 2011 en 6:07 PM

      Tu, Cosimo, eres ignorante en pocas cosas.
      Aunque no estoy de acuerdo en lo que dices. Las políticas activas, si son adecuadas y carentes de dogmatismo ideológico, pueden crear empleo.
      Precisamente porque pueden incentivar la “demanda de empleo”, diferente de la demanda en términos de consumo.
      Al final es un círculo vicioso, como dices. Si hubiera más consumo, habría más producción y esta generaría demanda de trabajadores que, a su vez, impulsarían el empleo.
      El asunto es: ¿por donde se empieza? Como en un motor fueraborda de pequeña potencia, tiene que haber una mano que tire de un cordón que activa un rotor que incinera la bujía que inicia la combustión de la gasolina que mueve el émbolo del pistón que mueve el cigüeñal que hace rotar el eje que activa el giro de la hélice que, finalmente y gracias a esta concatenación de acciones, hace avanzar al barco.
      El pequeño problema es que esa mano que inicia todo tiene que ser activada por unos musculos, etcétera, al final de todo lo cual, en su origen, hay un cerebro pensante que inicia todo.
      Y la manera de romper es, como sugieres, mediante un cambio de mentalidad; un abandono del dogmatismo ideológico y un dejar hacer a los sabios que no son políticos.
      Con la “libertad de negociación” me has leido un poco la mente. Es algo en lo que también he pensado yo.
      Un abrazo

  3. odile
    17 febrero, 2011 en 12:20 AM

    Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado.
    Louis McHenry Howe

    • 19 febrero, 2011 en 10:03 PM

      A veces, Odile, casi no te dejan otra opción que pensar eso.

      Porque el que no es corrupto, y la mayoría no lo son, ve corrupción a su lado, sea económica o “solo” moral. Y si la tolera sin decir nada o, lo que es peor, la defiende, la apoya, la encubre o la disimula, se hace partícipe de esa corrupción. Como el que, en derecho penal, es culpable de cooperación necesaria, complicidad o encubrimiento.

      Y si ese político que no es corrupto, aun en esta situación continúa en la política, seguro que no tiene la conciencia totalmente tranquila.

      Pero yo prefiero no pensar así. Prefiero seguir siendo crédulo e ingenuo y pensar que sólo hay unos cuantos sinvergüenzas y ladrones.
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: