Inicio > EDUCACION Y SOCIEDAD, MUSICA, POLITICA, RELIGION > LAS TRES MARÍAS (2)

LAS TRES MARÍAS (2)

 

Las Tres Marías que hoy llaman mi atención no son ni las santas damas bíblicas, ni las majestuosas cumbres asturleonesas ni las estrellas de Orión, de las que hablé en la última entrada. Me quiero referir hoy a las otras Tres María; las que , emulando a las tres olas gigantes del Tsunami de Sumatra, amenazan con llevarse por delante toda la costa norte de África. Su origen viene de lejos en el espacio y en el tiempo. La sangrienta colonización europea de África, la desastrosa descolonización y la interesada tutela o, mejor dicho, simbiosis posterior entre las potencias europeas y norteamericanas y los sátrapas africanos y de oriente medio, han enquistado un problema social que tenía que estallar en algún momento.

 

Mucho presume de libertad y democracia el mundo occidental,…siempre que se trate de su propio territorio. Pero, ¿qué más da que en Marruecos, Egipto, Argelia, Túnez y algunos otros “países amigos” se pisoteen los derechos humanos, mientras sirvan como diques defensivos ante el asedio del Islam? ¿Qué importa que los Mubarak, Ben Alí, Mohamed, Buteflika y tantos otros déspotas corruptos figuren entre las mayores fortunas del mundo, mientras crecen los índices de pobreza de sus pueblos, si nos aseguran el suministro de petróleo y la compra de armas?

 

El desarrollo de la conectividad a través de Internet, redes sociales y móviles ha servido de mecha rápida para propagar rápidamente la chispa que estalló hace pocas semanas con la inmolación de un desesperado tunecino: Mohamed Buazizi. Este sacrificio ha sido el detonante para que las Tres Marías se pongan en movimiento. De cómo se controlen –si es que aún pueden controlarse- los acontecimientos inmediatos, tanto por parte de los líderes locales como de las grandes potencias, dependerá si la destrucción se limita a acabar con los dictadores corruptos y sus amigos, o arrasa también con cualquier posibilidad de que, tras la desaparición de estos, renazca la luz de Alnitak, Alnilam y Mintaka en forma de libertad.

 

Porque, si tras la huida o tras el destronamiento de dictadores o monarcas despóticos, viene la falsa liberación integrista islámica de los iluminados de Allah, que dios les coja, y nos coja, confesados. Pero parece que, de momento, no es así; de momento….

 

PAISES AMIGOS….

La primera de las Tres Marías, la que explotó en las costas de ese paraíso del turismo que es Túnez, parece que ha tenido efectos beneficiosos. Esa primera ola, de intensidad moderada pero anuncio de las que llegarán tras ella, encontró condiciones favorables en forma de solidaridad de la población y formó una onda imparable que, en pocas semanas, ha derribado estrepitosamente las defensas del gobierno tunecino.  A la vista de la potencia de la onda, los amigos de Ben Alí no han dudado en traicionarle: su propio gobierno, su país amigo, Francia, y la Internacional Socialista. Ben Alí el fuerte, el corrupto, el amigo de occidente, huyó despavorido, con el oro que pudo llevar consigo, con la familia y los amigos, al país amigo Arabia Saudí. Supongo que le vinieron a la mente las imágenes de Sadam Hussein, Ceaucescu y otros sátrapas caídos y no quiso verse como ellos.

 

La huida del dictador ha calmado la violencia y parece que la regeneración es posible. Hoy existe un gobierno provisional aceptado por la sociedad y se prevén elecciones libres para dentro de seis meses, con una cierta tutela y apoyo del Consejo de Europa. Pero, por si acaso, en vigilia permanente, la gente continúa en la calle.

 

 

…INTERESES COMUNES

La segunda ola del tren de las tres Marías ha pasado de largo por el norte de Libia –ya le llegará otra- y sigue su camino hacia el este, arrasando Egipto. Se necesita mucha mayor fuerza para tumbar a Mubarak. Túnez es un pequeño país de 10 millones de habitantes y un tercio de la extensión de España. Egipto, casi 80 millones, el doble de nuestra superficie, una considerable riqueza y una posición estratégica vital para los intereses occidentales. Mubarak llegó al poder hace treinta años como, según sus propias palabras, «un auténtico defensor de la Democracia». Aseguró no tener intención de monopolizar las decisiones e, incluso, criticó los mandatos presidenciales ilimitados estipulados en la Constitución, asegurando que modificaría la ley para limitarlos a dos. En un ejemplo de coherencia hoy, a sus 82 años, acumula seis mandatos y 30 años como presidente y, más aún, pretendía dejar el poder a su hijo como herencia.

 

Egipto, sin embargo, ha decidido adoptar una estrategia de defensa frente a la amenaza de la ola muy diferente a la de Túnez. Mubarak se ha enrocado y ha creado una “corriente marina contraria” al sentido de la ola. Como esas que mencionaba hace unos días que tienen la propiedad, al acortar la longitud de onda, de incrementar la altura de la cresta  y con ello su velocidad y violencia.  En efecto, Mubarak ha decidido lanzar a hordas de civiles, que se dicen fieles a él, contra los manifestantes pacíficos. Las consecuencias –ya se han empezado a ver- sólo pueden ser catastróficas, porque el desenlace del enfrentamiento civil que ha provocado no va a salvar su presidencia y es posible, por el contrario, que provoque miles de muertos. De momento, las hordas ya han perpetrado agresiones criminales contra observadores y periodistas extranjeros.

 

Mubarak ha creado el caos y justifica su mantenimiento en el poder, precisamente, como única solución para evitar el caos.

 

Parece que la situación no tiene otra salida que su dimisión y salida del País, y la inmediata formación de un gobierno provisional elegido en un entorno de consenso, con la cooperación de las potencias occidentales, de los partidos políticos locales y del grupo de sabios que ya ha sido encargado de establecer los mecanismos de diálogo para ordenar la transición. Políticos e intelectuales. La postura del ejército, aún no desvelada plenamente, es clave para que haya un final feliz, al menos en esta fase de los acontecimientos.

Lo que resulta patético es que las potencias occidentales, EEUU y la UE, no se definan con claridad ni firmeza. No pueden apostar claramente a favor de Mubarak, ya que su previsible caída les dejaría bastante descolocados; tampoco claramente en contra, porque, si no cae, también quedarían con el culo al aire. Por eso, no se definen; todo son ambigüedades.

Con Túnez, en vías de estabilización, Egipto aún en plena vorágine la incógnita es ¿qué va a pasar en los demás países con una situación social y política similar? De momento, los países vecinos más vulnerables han empezado a establecer sus defensas.

Así, en Jordania, el Rey Abdalá II, se ha adelantado al tsunami y acaba de anunciar un cambio de Gobierno. Ya ha destituido a su primer ministro y al gobierno en pleno y nombrado a otro, pendiente aún de aceptación por el partido de la oposición. Aunque de momento es lo que pedían los manifestantes (dimisión del ejecutivo) no servirá de nada si no va acompañado de serias reformas sociales y políticas.

 

Argelia fue el primer país, incluso antes que Túnez, en el que se encendió la chispa de la revolución civil. Hubo manifestaciones con decenas de muertos, que fueron poco a poco languideciendo. Las protestas callejeras se han aplazado a la semana que viene, sin duda para prepararlas mejor a la vista de lo sucedido en otros países. El presidente Buteflika está adoptando medidas y ha anunciado el final del estado de excepción, que dura ya casi veinte años.

En Yemen, uno de los países más pobres de la región, ya se han producido importantes manifestaciones exigiendo que no se modifique la constitución para permitir al cargo vitalicio de presidente al actual dictador. Su presidente, Abdulá Saleh, ha lanzado a la calle, como Mubarak, a sus hordas amigas para enfrentarse a los manifestantes.

Siria, Bahrein, Sudán, Libia, Líbano, Marruecos,… aún no ha empezado el movimiento serio en estos países. Quizá el mayor temor de la población a la represión y la menor capacidad organizativa están demorando el arranque que, sin duda, se producirá. Porque todos estos países comparten con Túnez y con Egipto elementos comunes: corrupción de los líderes, riqueza de los gobiernos y sus amigos, pobreza en la mayor parte de la población, carestía imparable de productos básicos, despotismo o falsa democracia, ausencia de libertades y represión, mucha represión.

Si cae Mubarak, caerán otros, como fichas de dominó. A no ser que adopten medidas sociales radicales que calmen a la población. Como acaba de declarar Hilary Clinton en la conferencia de Munich: “en el mundo árabe se está formando una Tormenta Perfecta”

La tercera ola, la más potente, la más destructiva, está aún por llegar. Su capacidad de devastación vendrá determinada por los efectos de las dos olas que la precedieron. Si estas han dejado las costas sin defensas, la capacidad destructiva de la tercera María no tendrá límites. Será necesaria mucha fuerza y sobre todo imaginación para pararla. Quizá se pueda reconducir, pero no detener. Si los diques del entendimiento, de los intentos de apertura política y de la todavía relativa paz social se rompen de manera desordenada, con luchas internas, represiones sangrientas, falta de firmeza –o intento de aprovechar la situación- de occidente, o si el conflicto se propaga sin control, la Tercera Gran Ola, la Tercera María, la más destructiva de todas, es decir, la dominación de estos países por el integrismo islámico  romperá con violencia en las costas de Europa y del resto del mundo. Cuidado con los Hermanos Musulmanes; permanecen agazapados, a la espera, sin tomar partido….hasta que encuentren el momento.

Y entonces, cuando lo encuentren, ya no habrá remedio.

Mientras tanto, Israel tiembla, el mundo teme,….Irán espera.

 

Como quiso mostrar al mundo el tunecino Mohamed Buazizi, “Antes de ser un esclavo, prefiero yacer en mi tumba”. Así hizo que sucediera. Como en esta canción que os dejo hoy,

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave”

 

Oh Freedom. Canta Joan Baez 

 

Oh freedom, oh freedom, oh freedom over me

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave

And go home to my Lord and be free

 

No more moaning, no more moaning, no more moaning over me

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave

And go home to my Lord and be free

 

No more crying, no more crying, no more crying over me

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave

And go home to my Lord and be free

 

Oh freedom, oh freedom, oh freedom over me

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave

And go home to my Lord and be free

There’ll be singin’, there’ll be singin’, there’ll be singin’ over me

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave

And go home to my Lord and be free

 

Oh freedom, oh freedom, oh freedom over me

And before I’d be a slave I’ll be buried in my grave

And go home to my Lord and be free

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
  1. CHIKY
    5 febrero, 2011 en 11:17 PM

    a mi los islamistas radicales me dan pánico ¡¡

    Espero que no pase lo de Iran, que se fue el sátrapa y vinieron los ayatolahs.

    Yo estuve en Iran cuando el Sha y también despues, desde luego para los extranjeros no hay comparación, con el Sha podías relacionarte con los locales y salir a tierra sin problemas, recuerdo que hacía contrabando de Jonhy Walker, en la isla de Kharg, ahora todos son problemas para los barbaros infieles, además de ser el país donde más ejecuciones de realizan despues de China, el otro día ejecutaron a uno por apóstata…

    Chiky

    • 6 febrero, 2011 en 7:55 PM

      Y a mi; y a cualquiera.
      Irán es un infierno para quienes no comprendemos el Islam y para quienes, aunque lo entiendan e incluso lo practiquen, se desvíen un pelo de la ultraortodoxia de los guardianes de la revolución. Homosexualidad, adulterio, espionaje, trafico de drogas,…pena de muerte. Hace poco leí que a tres rateros carteristas les cortaron la mano derecha por robar y, en cuanto cicatrice la herida, lea amputarán la pierna izquierda por negar su culpa.
      Paraiso…
      Abrazos

  2. Jesús
    6 febrero, 2011 en 12:32 AM

    ¿No crees, sinceramente, que la “TERCERA MARIA” no es sino el espiritu que impregna las dos primeras?
    Creo que occidente se equivocaría si pretendiese, como tu pareces apuntar como la solución razonable, la defensa de la instauración de una democracia, en el sentido que entendemos este concepto en occidente, en los paises del arco islámico mediterraneo y de Oriente medio.
    ¿Acaso el Islam no va a pisotear con mayor vehemencia, y la anuencia de su Dios, la libertad de los individuos?
    Yo creo que con mayor dureza de los que defines como “satrapas” y ahí está el ejemplo de Irán del que habla Chiky.
    Desgraciadamente estoy convencido de que estamos en presencia del primer capítulo de la radical islamización de esos paises que, a fuer de ser dictatoriales, eran efectivamente frontera frente a ese Islam que es amenaza, cierta, contra nuestra sociedad democrática.
    Todo esto me recuerda la película “Algunos hombres buenos” cuando Jack Nicholson, en el papel del Coronel Jessepp dice “…vivimos en un mundo que tiene muros que han de ser defendidos por hombres armados… tu tienes el lujo de que en ese muro estamos quienes defendemos la tranquilidad de tu hogar y de tu sueño”.
    Los “satrapas” forman parte de ese muro, y si el muro se resquebraja Israel y detrás EEUU y la OTAN, se verán abocados a un conflicto de una intensidad y gravedad que efectivamente solo imaginarlo produce miedo. Pero los muros que hay que reforzar nos “..los diques del entendimiento, de los intentos de apertura política y de la todavía relativa paz social…” que tu defiendes en tu escrito, sino los de contención, si hace falta incluso violenta, de quienes desean en el fondo de su alma romper la paz de mi hogar y mi sueño por el mero hecho de considerarme un hereje.

    • 6 febrero, 2011 en 8:16 PM

      El símil de las olas, de las Marías, pretendía indicar fases del proceso. Cada ola tiene su efecto particular pero se aprovecha del efecto causado por la anterior.
      Yo creo, como tu, que hay que defenderse del Islam; del que pueda venir de fuera y del que pueda nacer desde dentro. Cameron se está dando cuenta y acaba de declarar que el multiculturalismo, tal como lo entienden algunos gobiernos, es un peligro potencial; y se refiere a que hay que confrontar y no confraternizar con determinadas costumbres islámicas, especialmente las que atentan contra la dignidad de la mujer y son intolerantes frente a otras creencias. Soy más bien de “talante” (que poco gusta esta palabra ahora) abierto, pero hay cosas que no se pueden aceptar. Estoy de acuerdo con Cameron y no con Zapatero y su alianza. La anecdota (quedó en anécdota, pero consumió hojas de prensa y minutos de TV) del niño gilipoyas moro del colegio que denuncia al profesor por hacer refernecia al jamón, es representativa de esto.
      Bueno, que me enrollo. Estoy de acuerdo en que hay que hacer “casi lo que sea” por defenderse del fundamentalismo islámico. “Casi lo que sea” incluye la política y la guerra.
      Lo que pasa es que lo que está pasando en estos países es distinto. Yo no creo que sea imprescindible, para impedir la expansión del Islam, que occidente permita a una docena de sátrapas robar a manos llenas y abrasar de hambre a su puebo. Seguramente una política inteligente puede conseguir el mismo objetivo sin sacrificar la vida o la libertad de millones de gentes. Y a eso es a lo que me refiero al mencionar “..los diques del entendimiento, de los intentos de apertura política y de la todavía relativa paz social…”. Es decir, la alternativa no es mantrener lo que hay o ceder al Islam. Creo que hay otras, que quizá se descubran despues de esta crisis.
      Un abrazo

  3. Cosimo Piovasco di Rondò
    6 febrero, 2011 en 3:16 PM

    Las revoluciones son mecanismo de autodefensa ante situaciones injustas y, normalmente, insostenibles y esta no es excepción. Internet y las redes sociales son la polvorilla que propaga la llama, pero también los circuitos neuronales que permiten que la información se transmita liberada del control de medios partidistas. Yo quiero creer que los patrones que sirvieron a otras revoluciones (Irán, 1979), no son aplicables al siglo XXI y quiero creer también que la aspiración de quienes ahora salen a la calle en Egipto, Tunez, etc… está más próxima a la Turquia de Erdogan que al radicalismo islámico de Irán; pero es una mera suposición, nadie por ahora lo sabe, ni siquiera los expertos arabistas. Pero dudo mucho, muchísimo, que la cohesión social que hoy existe frente al mal común y que todos hemos visto estos días (Mubarak, Ben Alí etc… y sus regímenes corruptos) pueda repetirse a favor de un radicalismo islámico como auguran quienes defienden el “muro del miedo”. Al contrario, creo que esto es un aviso más, quizá el más serio, de que la sociedad de la información está cambiando la forma en que los ciudadanos se enfrentan al poder político y a sus abusos; y espero que esos “poderes” sean permeables a la presión pública. Con el paso de las semanas iremos viendo que papel juega cada grupo en el nuevo tapete, pero no cabe hacer política en función de meras suposiciones/atribuciones de “miedo”; y menos desde occidente.
    Jesús, opinamos de forma diferente, pero esa es la esencia del debate. El miedo es una de las causas que han servido de justificación para cometer las mayores atrocidades. La otra es el odio. Y en el conflicto oriente/occidente ambos, miedo y odio, están bien enroscados por culpa de unos y otros, por tanto mecanismo de acción-reacción en cadena. Dejando de lado posturas maximalistas que fomentan terrorismo y guerras, las políticas internacionales deberían tender a “descomprimir” esa tensión, y así creo que está sucediendo (Clinton, Obama, Erdogan…).

    Abrazos,

    Cósimo

    • 6 febrero, 2011 en 8:35 PM

      Hola Cosimo.
      A mi me gustaría también creer lo que tu quieres creer. Y es bastante posible que la salida de esto no sea la de los Ayatollah’s de Irán.
      La masa social de algunos de los países norteafircanos es muy diferente de la de los tiempos del Sha. Lo que pasa es que sigue habiendo mucha pobreza y, a pesar de internet, mucha incultura. Los Hermanos Musulmanes están aplicando el proverbio chino “sientate a la puerat de tu casa…”. Llevan años haciendo labor social entre las clases más desfavorecidas, y no sólo en Egipto, sino en muchos otros países. Ahora están agazapados en espera de acontecimientos.
      Pero leo hoy que son los primeros que se han sentado con Suleiman para negociar la transición; y ya están poniendo condiciones.
      Soy optimista. Como tu, no creo que la masa social aceptase hoy el fundamentalismo. Pero sí va a estar sentado en las mesas de negociación y sí va a ser aceptado como partido elegible en las elecciones. No como hasta ahora, que está excluido en muchos países.
      Turquía es un buen ejemplo. Erdogán es inteligente y quiere mantenerse en el poder; con los islamistas no podría, a pesar de que es un país mayoritariamente musulmán.
      Y, hablando de Turquía, sería oportuno que se retomaran las conversaciones sobre su incorporación a la UE, a pesar de que la mayor parte de su territorio no es europeo. Gestionando el problema de su representación en función de la población (no podría aceptarse que tuviera similar capacidad de deciisión que alemania) tener a Turquía como aliado permanente sería clave para mantenerle fuera del islam.
      Como dices, las próximas semanas serán claves. ¡Pero a ver si toman partido claro Europa-USA de una vez!
      Un abrazo

  4. odile
    9 febrero, 2011 en 12:39 AM

    Si los musulmanes en un país dado no son lo bastante fuertes para imponer la ley islámica, pueden aceptar provisionalmente el respetar la ley del país, pero es su deber, en cuanto se juzguen lo bastante fuertes cambiar la ley e imponer la Sharia (la ley islámica que rige todos los aspectos de la vida del musulmán : religiosos, sociales, civiles, militares, económicos).

    • 11 febrero, 2011 en 5:16 PM

      Odile, perdona tanto tiempo sin contestas a tus comentarios. Y muchas gracias por hacerlos.
      Eres como un libro abierto. Tienes citas para casa asunto.
      La tristeza deprime, pero cuando te das cuenta de que la depresión no conduce a nada práctico, excepto a la autodestrucción (que quizá lo sea) tiendes a reaccionar. Y entonces, si muchos te acompañan, puedes hacer cambiar las cosas. Como ahora en Africa. La reacción es valiente; la tristeza, si solo se queda en eso, cobarde.
      Oye, oye, el Leon en Invierno no envejece; reposa, reflexiona, aprende, quizá enseña. Pero no envejece. Las fuerzas se adaptan a los esfuerzos que necesitas hacer. En lo último, tienes razón: la mirada es más libre porque tu vida también lo es. Tienes menos dependencias, menos esclavitudes.
      La definición de “política” es bastante acertada, pero Groucho aún no conocía a nuestros insignes gobernantes. Hoy, quizá, la habría adaptado y definido como: “el arte de crear problemas donde no los había, convencer a la sociedad de que siempre han existido, destinar millonarios recursos a no resolverlos y volver a crear nuevos problemas que nunca existieron”.
      Con Bismark estoy bastante de acuerdo, aunque me supera. Pero tampoco conoció a nuestros políticos. Hoy, da lo mismo lo que digan; harán lo que quieran en función de sus intereses en cada momento, y sea o no coherente con lo que antes dijeron.
      Abrazos, mi querida Odile.

    • 11 febrero, 2011 en 5:19 PM

      Nunca hay que fiarse de los fundamentalistas. Como en la fábula del alacrán y el sapo, no pueden evitar clavarte el aguijón en cuanto ya no te necesiten. Está en su naturaleza.
      Abrazos

  5. CHIKY
    9 febrero, 2011 en 5:10 PM

    yo me acuerdo muy bien de un caso que tuvo mucha repercusión,hace como 30 años, cuando yo cargaba con frecuencia en terminales de Arabia Saudita.

    Un oficial del ejercito se enamoró de una princesa y mantuvieron relaciones secretas, algo totalmente prohibido.

    Despues de un juicio sumarísimo a el se le sentenció y ejecutó cortandole la cabeza en publico, en la plaza donde se “celebran” las ejecuciones, a ella se le lapidó, también publicamente.

    Eso forma parte de la cultura del Islam como ellos dicen….yo soy de los que se opone a que se den permiso para construir mezquitas en España, por mucho que se pregone la libertad de culto ¡

    Chiky

  6. CHIKY
    10 febrero, 2011 en 11:47 AM
    • 11 febrero, 2011 en 5:24 PM

      Es angustioso. Y lo más repugnante es pensar que los que deciden matarla son un putrefacto grupo de ancianos y clerigos, que seguro disfrutarán en su sucia soledad recordando a la adolescente con su espalda desnuda desgarrada.
      En cuanto a las mezquitas, como dije en una antigua entrada, reciprocidad: cuando los paises islamicos autoricen la construcción de iglesias, autoricemos la construcción de mezquitas.
      Pero, siempre,….vigilémosles, porque son peligrosos.
      Abrazos

  7. Virginia lópez-Chicheri
    10 febrero, 2011 en 7:35 PM

    Explendido y trabajado artículo. Estoy de acuerdo en tus conclusiones por muy aterradoras que parezcan

    • 11 febrero, 2011 en 5:31 PM

      Hola Virginita, qué alegría verte por aquí.
      Gracias por entrar.
      Besitos

  1. 31 octubre, 2011 en 11:04 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: