Inicio > CULTURA, EDUCACION Y SOCIEDAD, MUSICA, POLITICA > ¿DÓNDE TU CABEZA? (mi querida España)

¿DÓNDE TU CABEZA? (mi querida España)

Hace pocos días se publicó el Informe PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes o “Programme for International Student Assessment”) que elabora la OCDE entre sus estados miembros (33) y otros países asociados. Sesenta y cinco países en total. El informe valora la calidad de la educación a través de la evaluación de en diversas áreas del conocimiento. En función de los resultados, se establece un ranking en tres áreas diferentes: Lectura, Matemáticas y Ciencia.

Como no es muy difícil imaginar España sale, como en la edición anterior, muy mal parada. Notablemente por debajo de la media de la OCDE, ocupa el lugar 26 entre sus 34 estados miembros y entre el 33 y el 36 (según el área) entre los 65; es decir, también por debajo de la media. Se critica por muchos el sistema de evaluación por ser parcial y por ciertas carencias, como la valoración de los docentes. Pero aún así, sus conclusiones no deben ser despreciadas.

Aunque seguramente ya lo habréis leído, os transcribo un ranking resumido, sólo con los 10 primeros y la posición de España. Sorprende ver que Shanghai es líder indiscutible y que Corea, Singapur, Japón y Hong Kong están en puestos destacados. El dominio del Asia “civilizada” es evidente.

-Comprensión de lectura:

1) Shanghai 2) Corea del Sur 3) Finlandia 4) Hong-Kong 5) Singapur 6) Canadá 7) Nueva Zelanda 8) Japón 9) Australia 10) Holanda…
33) España…

-Cultura matemática

1) Shanghai 2) Singapur 3) Hong-Kong 4) Corea del Sur 5) Taiwán 6) Finlandia 7) Liechtenstein 8) Suiza 9) Japón 10)…
34) Italia y España…

-Cultura científica

1) Shanghai 2) Finlandia 3) Hong-Kong 4) Singapur 5) Japón 6) Corea del Sur 7) Nueva Zelanda 8) Canadá 9) Estonia 10) Australia…
36) España…

MINISTRO GABILONDO

Resulta ciertamente triste leer las declaraciones de los responsables y muy especialmente las del ministro Gabilondo (¿dónde está, qué hace este ministro fantasma?). Son declaraciones tan grises y tan neutras como lo debieron de ser las pruebas que han hecho nuestros estudiantes. Y absolutamente faltas de autocrítica a pesar de que los resultados no mejoran desde el año 2000.

Se consuela el ministro diciendo que la situación en que nos encontramos, “…en términos educativos se dice bien, está bien. Bien no es sobresaliente ni notable, pero tampoco aprobado ni suspenso.” Y, añade: “avanzamos, pero también lo hacen los demás países”. ¿Cómo que avanzamos, ministro? El avance es siempre relativo y en este caso ese avance, Gabilondo, es un retroceso; re-tro-ce-so. Es lamentable.

PRESIDENTA AGUIRRE

Como también lamentable es el debate que ha surgido entre las distintas CCAA españolas, cuya

PRESIDENTE GRIÑAN

 posición aparece individualizada en el ranking general. Así, mientras Madrid, Rioja, Castilla León, Cataluña y Aragón aparecen en posiciones relativamente cómodas, Baleares, Cantabria, Galicia, y especialmente Canarias y Andalucía aparecen hundidas, aunque no tanto como Ceuta y Melilla, que agujerean el suelo del ranking. Las primeras presumen de su posición; las intermedias, valoran el hecho de que hay otras peores; y estas última, las peores, o no dicen nada o echan balones fuera.

¿Podéis creer que no he encontrado declaraciones de Griñán, el presidente andaluz sobre PISA?. Tan sólo las de su consejero de educación, Alvarez de la Chica. Y son de este tenor: “hay que mejorar mucho más y más rápidamente”. No se da cuenta de que llevan gobernando Andalucía más de 30 años. Ah!, y también dice que: “Andalucía ha pasado de tener 4.000 centros educativos a 6.197; y de 55.000 a más de 120.000 docentes”. ¿Para qué tantos? ¿para seguir generando parados o funcionarios? No valora los resultados, tan solo dice lo que le conviene.

REBELION EN LAS AULAS

Ni el ministro de educación ni ninguno de los gobernantes autonómicos que han salido mal parados, hacen la más mínima autocrítica. No se les ocurre, ni de lejos, aceptar mínimamente la posibilidad de que estamos fracasando, de que lo estamos haciendo mal; o que la implantación de nuevas asignaturas politizadas o ideologizadas no ayuda a aprender mejor, sino a radicalizarse; o que la imposición lingüística supone una barrera; o que los sistemas educativos se vuelven del revés cada vez que un partido consigue arrebatar al otro el poder; o que el balance entre los “nuevos derechos” y las tradicionales obligaciones del alumnado por un lado y los del docente por otro, se está inclinando peligrosamente a favor de aquel; o que, precisamente por eso, el docente carece de la más mínima autoridad y el alumno se crece en su chulería ante esta debilidad impuesta; o que ya basta de botellones y “fumeteos” en los patios de recreo y de anticipar a edades infantiles lo que siempre se ha aprendido a edades adolescentes; o que es ya tiempo de retomar la valoración del esfuerzo y que no es prudente permitir que los alumnos repitan, repitan y repitan,….precisamente por causa de todo lo anterior y que, aún así, sigan ocupando pupitres y consumiendo presupuesto; o que…

Repito: ninguna autocrítica, ninguna. Sólo con autocrítica, reconociendo que estamos haciendo mal las cosas, podremos reconducir la situación. Como en aquel film de mi época Rebelión en las Aulas (James Clavell, 1967) sólo los buenos docentes, como Sidney Poitier, podrán sacar a la luz todo lo bueno que tienen nuestros malos alumnos. Pero jamás podrá hacerse con políticos ineptos y radicales. 

—————–

Y ¿qué pasa con otras áreas distintas a la educativa? ¿Cómo está España en el conjunto de países de su entorno? Porque si la calidad de la enseñanza –aún siendo un factor estratégico para el futuro de un país– fuera el único área en que España se empobrece, aún podríamos estar razonablemente tranquilos. Pero, tras un deprimente paseo por la red en busca de otros “rankings”, algunos de ellos muy conocidos, constato con horror lo siguiente:

Desempleo. España, con una tasa de paro del 20,5%, ocupa la primera posición en cuanto a desempleo en los países de la OCDE. Nada menos que 12 puntos por encima de la media.

– Creación y desarrollo de empresas. El informe “Doing Business 2011”, que publica el Banco Mundial, clasifica España francamente mal. Utiliza como indicadores para medir la facilidad para hacer negocios los procesos, tiempos, costes iniciales y de funcionamiento de las empresas, gestión de derechos de propiedad, resolución de disputas comerciales, procesos de suspensión de pagos y cierre de empresas, etc. Ocupamos el puesto 49, por detrás de casi todos los países de nuestro entorno más próximo. Como dato curioso, destaco que nos coloca en el puesto 147, casi al final, en la facilidad de creación de empresas y, sin embargo, en el 19 para el cierre de la empresa. ¿Qué lectura hacemos? Dificultades insalvables para la creación y facilidad en el proceso de destrucción.

– Nuevas Tecnologías. España ocupa el puesto 21, entre 30, en penetración de nuevas redes de fibra. Por otra parte, el ADSL –banda ancha- es de los más caros de entre los países de la OCDE y eso provoca que seamos uno de los países con menor número de hogares conectados a la red.

– “NiNi’s” (jóvenes que “ni estudian ni trabajan”). En España, el porcentaje es del 11%, el doble de la media de la OCDE.

– Competitividad. Según las estadísticas que elaboran el Banco de España y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio sobre el ITC (Indice de Tendencia de la Competividad) la posición de España continúa deteriorándose en términos relativos frente a los países de la UE y la OCDE.

– Pobreza infantil. España es el segundo país con la tasa de pobreza infantil más alta (18,5%), solo superada por Portugal, de los 21 países pertenecientes OCDE.

– Tasa de crecimiento. Frente a un crecimiento en 2010 de 1,7% de la UE, España caerá un 0,2%. Para 2011, España se acercará: 0,7% frente a un 1,5%.

– CORRUPCION (esto lo pongo en mayúsculas). Hay una organización, “Transparency International” que, entre otras iniciativas, elabora estadísticas, índices y rankings sobre la corrupción en el mundo. En el último Global Corruption Barometer 2010 Report, que recoge los resultados de una macroencuesta mundial, aparece esta pregunta: ¿Cómo ha variado el nivel de corrupción en su país en los últimos tres años? Las posibles respuestas son: desciende, se mantiene o aumenta.
Las respuestas en el caso de España son: Desciende, 3%; se mantiene, 24%; aumenta, 73%. ¿Os sorprende? Creo que no.
Es doloroso observar que en casi todos los países se produce un aumento de la corrupción, pero aún más doloroso es constatar que, en España, esa tendencia se agudiza notablemente. Más aún que en Argentina; más aún, incluso, que en Italia.

Pues así es como está mi querida España, esa España mía, esa España nuestra. Habrá otros rankings más favorables, pero no los he encontrado.

Y quizá os preguntéis: ¿hay algún área en la que destaquemos? ¿En qué estamos “razonablemente bien”? Veamos:

En esperanza de vida estamos entre los mejores, especialmente para las mujeres.

En tasa de mortalidad por cáncer de mama. La más baja de toda la UE. Supongo que hay otros indicadores de salud, pero este es el primero que he visto.

En tasa de suicidios estamos bastante bien, junto con Grecia e Italia: “bastante bien” significa que nos suicidamos menos.  Curioso ¿no?, a pesar de todo.

Y,  no se si será o no consecuencia de todo lo anterior, pero también es cierto que estamos entre las primeras naciones del ranking en consumo de alcohol; por encima claramente de la media de la OCDE. Para no caer en la tentación del suicidio viéndonos así, conviene adormecerse con algunas dosis más de whisky. Aunque la hostia (perdón por la expresión) vaya a ser igual, el tránsito hacia ella se ve menos negro.

Yo no digo, Dios me libre, que esto sea culpa del gobierno actual. Sin duda, hay muchos factores. Pero, amigos, este gobierno lleva en el poder siete años; los de las regiones más pobres e incultas casi treinta; y los de las más corruptas…esos da lo mismo. En cuanto llegan al poder, muchos se corrompen. ¿Para qué, si no, sirve el poder? Algunos pretenden hacer con él algo bueno para la sociedad; pocos lo consiguen. Otros, simplemente enriquecerse; muchos lo consiguen, pocos van a la carcel. Y el resto… ¿existe?; seguro que sí, que hay políticos honrados y eficientes, pero hay que buscarlos con ahínco.

¿Quo vadis, España? ¿Dónde están tus ojos? ¿Dónde están tus manos? Y, sobre todo, ¿Dónde tu cabeza?

CECILIA

A estas alturas ya sabréis que la música que traigo es de la tierna Cecilia (Evangelina Sobredo Galanes) cantautora de mi época, nacida en el mismo año que yo y muerta, trágicamente, a los 27 años en un accidente de tráfico cuando volvía de un concierto. Una de las estrofas de esta canción dice:

Quiero ser tu tierra,
Quiero ser tu hierba
Cuando yo me muera

Y murió contra “la España profunda”. Su coche se estampó, de madrugada, contra un carro sin luces tirado por bueyes, en una vía urbana sin alumbrado público. Su querida y profunda España.

Con ella os dejo, no sin antes pediros disculpas por lo deprimente quye resulta esta entrada.

 

 


Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

De tu santa siesta
ahora te despiertan
versos de poetas.
¿Dónde están tus ojos?
¿Dónde están tus manos?
¿Dónde tu cabeza?

Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

De las aras quietas,
De las vendas negras
Sobre carne abierta
¿Quién pasó tu hambre?
¿Quién bebió tu sangre
cuando estabas seca?

Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

Pueblo de palabra
y de piel amarga.
Dulce tu promesa,
quiero ser tu tierra,
quiero ser tu hierba
cuando yo me muera

Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.

Anuncios
  1. Lolita
    15 diciembre, 2010 en 6:58 PM

    Hola Jaime,

    Si quieres saber la opinión de alguien treinta años menor, te daré la mía:

    Suelo hablar con personas mayores (a partir de ochenta) y noto la distancia cultural que no separa, observando que no es solo la de la experiencia que da el paso de los años.Los que pasan hoy en día de los 55, aproximadamente, nos superan abismalmente a los que estamos por debajo de ese límite.

    Puede que los de mi generación, de pequeños, hayamos empleado más tiempo en pasar el rato frente a la televisión (o el ordenador) viendo programación “intrascendente”, en los ratos de ocio, que leyendo o incluso aprendiendo cosas nuevas. De modo que cuando dejamos “el BUP” para adentrarnos en el “mundo de la carrera universitaria” comenzamos a “desaprender” de lo general para adentrarnos en una parcela particular.Y en los ratos de ocio…¿Qué hacíamos?Pues hacer el “bobo” con las amigas como si tuviéramos quince años en lugar de 19 (por ejemplo).Puede que la madurez nos haya llegado más tarde que a los de generaciones anteriores.

    Conforme he ido avanzando en edad, también he notado el “sentido común” con el que los “mayores” piensan y resuelven, mientras que nosotros nos empeñamos en buscar la ecuación imposible con nuestra calculadora científica, los mayores pueden resolver lo mismo usando “eso que da nombre a tu blog”.

    No sé lo que se enseñaría en el colegio a los que superan ese límite de los 55, lo que sí puedo deducir es que era mucho más que lo que se nos ha enseñado a nosotros (por lo menos en humanidades), o tal vez haciéndoles desarrollar más su capacidad de razonamiento.

    ¿Y para que sirve ser culto?Pues para poder “relacionar” mejor conceptos en general y para poder acceder a círculos culturales y laborales en los que puedas seguir tu formación a base de compartir conocimientos con los demás.

    Todo se resumiría en estimular a los niños desde su entorno escolar y familiar para que desarrollen inquietudes por algo que les pueda servir en un futuro para crecer personalmente y para no ser “uno más” de la multitud.

    Respecto a la enseñanza universitaria, es dificil encontrar hoy en día profesores que motiven, por lo que se acaba estudiando para aprobar, no para aprender.Con decir que el mejor profesor que yo he tenido jamás lo encontré en un master (tras la universidad)…Era un hombre duro, serio, pero que hacía razonar explicando el origen y motivo de las cosas (de ahí su fama en España).

    Un abrazo.

    • 16 diciembre, 2010 en 7:55 PM

      Hola Lolita
      Has andado escondida últimamente.
      Mucho de lo que dices coincide con una entrada de julio, Iuvenes dum Sumus, en la que hablaba un poco de las tres generaciones: la de mis padres, la mía y la tuya. En términos generales es cierta la diferencia “cultural” de nuestras generaciones. También es cierto que nosotros lo tuvimos más facil que “vosotros”. Teníamos, sobre todo, mayores y mejores expectativas y más facil acceso al mundo laboral. Y también necesitábamos más imaginación para llenar nuestro ocio. Buscábamos cosas que hacer; hoy, con la tele y el ordenador es suficiente. No se lee, se debate poco. En mi generación, las tardes y las fiestas se pasaban fuera de casa, buscando cosas que hacer. Hoy, las tardes y los días se pasan encerrados y las noches de jarana. Son generalidades, pero justifican un poco lo que pasa. Hay, sobre todo, una enorme desmotivación.
      El profesor que yo recuerdo es de 6º de bachillerato (ahora no se a cual corresponde, era el anterior a “preu”, hoy Cou). Era el de latín y griego. Yo me decanté por las “letras” y por eso hasta tarde estudié lenguas muertas; en mi época, a los 13 o 14 años tenías que decidir ciencias o letras, decisión que se tomaba con absoluta inmadurez pero que marcaba tu futuro. Entonces, las únicas carreras que uno de “letras” podía hacer eran derecho y filosofía. En fin, mi profesor, que se llamaba Albistur, era estupendo. Sabía que en la vida te iba a servir mucho más conocer la vida de la Roma y Grecia clásicas y su mitología, que saber mejor latín o griego. Y tenía razón, además de hacer las clases muy interesantes.
      Pero también estudiábamos para aprobar, no para aprender.
      Al principio dije que en términos generales tienes razón. Pero tu no entras en esos “términos generales”
      Besos

  2. Cosimo Piovasco Di Rondò
    15 diciembre, 2010 en 8:50 PM

    Hace pocos días mi hija Blanca (11) me preguntaba por qué los profesores no eran las personas más importantes y famosas de España (imagino que era su forma de referirse al “prestigio”) si en realidad -reflexionaba ella- todos los demás famosos (medicos, abogados, etc..) habían aprendido lo que saben de los profesores. Pregunta ingenua de una niña, pero con una lógica aplastante, como casi todas las preguntas que se hacen los niños. Le di mi explicación y le comenté que en Finlandia las cosas eran como ella creía. Y así le va a Finlandia, donde te encuentras a un ingeniero-top de Nokia y te dice que él se dedicó al mundo empresarial porque sus notas no eran suficientemente buenas para conseguir un puesto de profesor. El prestigio del profesorado en Finlandia es extraordinario. Y esa es la base de la formación.

    Anécdotas aparte, leí los resultados y titulares del informe. No puede ser más desolador. No leí comentarios ni explicaciones y me quedé con una duda que igual tú (o alguno de tus lectores) me sabe responder (por no buscar, digo):

    ¿Las pruebas se hacen solo en los institutos de enseñanza pública o también en colegios privados o concertados? El hecho de que sólo fuera en institutos públicos no serviría de excusa -es más, pondría de manifiesto el déficit de formación-, pero si es cierto que el fenómeno de la inmigración en los últimos 10 o 12 años en España -que se refleja sobre todo en esos centros- puede tener un peso importante. De hecho -al menos en Madrid- sin existir una discriminación abiertamente reconocida, los institutos clasifican a niños por grupos distinguiendo entre aquellos que necesitan “refuerzo” y aquellos que no lo requieren.

    En el caso de que no se incluyeran a los estudiantes de colegios privados/concertados que, insisto, no se si es así o no, quizá -pero no estoy seguro- la media sería algo más alta.

    Y en principio, ambas cuestiones que son cara y cruz de una misma moneda (inmigración/enseñanza público o privada) aplican especialmente a España, donde el fenómeno de la inmigración es más reciente y la enseñanza pública no tiene el prestigio que tiene en otros países motivo por el cual mucha gente opta, si puede, por colegios concertados o privados. Lamentablemente, añado.

    Por cierto, extraña ver a Shangai en el ranking de países ¿no? ¿cuanto han pagado lso chinos?

    Abrazos y siento la longitud del comentario (y los errores de precipitación, que los habrá)

    Cósimo

    • 16 diciembre, 2010 en 8:30 PM

      Hola Cosimo.
      Es que tu hija Blanca es listísima. Lo de finlandia y el ingeniero de Nokia me recuerda a un cuento que tú, lector ávido, conocerás: El Sacristán, de William Somerset Maugham. Un sacristán con bastantes años de iglesia, y feliz con su trabajo, al que despiden cuando se enteran de que no sabía leer ni escribir. Cuando, compungido, va hacia su casa, le sorprende no encontrar dónde comprar un cigarrillo que le apetecía fumar. Dándole vueltas al asunto, pone primero una tiendecita de tabaco y chuches, luego otra y otra y otra,…hasta montar un próspero negocio. Un día que va al banco y tiene que firmar algo, confiesa que no sabe leer. El Director le espeta: caramba, señor, si sin saber leer ni escribir ha montado esta importante empresa ¿dónde estaría ahora si hubiera sabido leer y escribir?. Eso si se lo puedo decir con seguridad, Director; sería sacristán en la iglesia de…..
      Respecto a tu duda, he leído que han participado 910 centros y 27.000 alumnos, todos de 15 años. No se evalúa por grado, sino por edad; y eso ha provocado que en la participación española el 36% fueran repetidores. Supongo que participan centros de todo tipo, públicos, privados y concertados. No lo he visto publicado pero si quienes seleccionan son las CCAA y quieren quedar razonablemente bien en la foto, elegirán una mexcla adecuada (siempre que piensen cono tú, que la enseñanza privada tiene mejor nivel, de lo que yo no estaría tan seguro).
      Yo creo que ni los chinos ni ningún otro de los asíaticos haya pagado. ¡Malpensado!
      Abrazos

      • Cosimo Piovasco Di Rondò
        17 diciembre, 2010 en 11:18 AM

        Pero es que Shanghai no es un país, como los otros, es publicidad subliminal de los chinos. Que lo hagan de toda china y verás los resultados!

        Conozco el cuento, muy bueno. De WSM me gustó muchó “Al filo de la navaja”, una novela de una factura impecable, un buen reflejo de la sociedad de una época, en el WSM es a la vez autor, narrador y personaje, algo muy raro de ver en la literatura.

        Por cierto, nada tiene que ver con todo esto, pero el discurso que hizo Vargas Llosa por el Nobel no tiene desperdicio, una maravilla. Un homenaje a la literatura y a la escritura, un discurso muy humano, y también algo político, es decir, todo lo que encarna VLL con sus luces y algunas sombras (perdon por el off topic).

        Abrazos!

      • 17 diciembre, 2010 en 3:10 PM

        Bueno, tampoco lo es Hong Kong, chino desde 1999. Y Singapur apenas lo es, aunque sea estado independiente.
        Pero son Centros Internacionales muy occidentalizados, homologables con cualquier país de la OCDE.
        Desde luego, China entera no pasaría con nota.
        También era interesante Soberbia, sobre la vida de Paul Gauguin. WSM abarco una época de nuestras lecturas de chavales, con Knut Hamsun, H. hesse y otros.
        No leí el discurso de MVLL, solo retazos en la prensa. Pero ya le han puesto a Parir los nacionalistas y algunos otros progresistas dogmáticos intolerantes, utilizando expresión de Jesus.
        Os dejo por unos días.
        Abrazos

  3. Fabrizio de Corvera
    15 diciembre, 2010 en 10:31 PM

    La educación está desprestigiada, los jovenes no valoran el conocimiento y sus padres, tan incultos como ellos, tampoco consideran que “saber” sirva para algo, pues lo único importante es “trabajar”.
    Las generaciones de los años 40 a 80, hijos de obreros y agricultores, tenían la inquietud de “mejorar” respecto del destino de sus padres; hoy ni eso.
    Los grandes profesionales españoles mayores de 50 años son de origen generalmente humilde y eso tardará mucho en volver a repetirse, el que haya grandes profesionales y el que sean de origen humilde.

    Saluti

    El Principe de salina

    • 16 diciembre, 2010 en 8:55 PM

      Hola Príncipe
      Muy “generalista” tu comentario de hoy, aunque no te falta razón. La educación está desprestigiada con motivo: es pésima. El primer interés de los padres, sean cultos o no es, efectivamente, que sus hijos trabajen. Cuanto antes se quiten de enmedio sus abultados cuerpos y los gastos que generan, mejor. En esas dos cosas, totalmente de acuerdo.
      Yo soy mas bién de los 40 que de los 80 (48, para ser exactos). De familia numerosa, sin riquezas pero sin penurias. Y, como yo, muchos. La mayor parte de los hijos de “obreros y agricultores” no podían estudiar en los 50; más tarde sí. Y entre los que podían, efectivamente la mayoría quería mejorar. Hoy hay mucha más clase media y con la falta de expectativas, muchos hijos ven dificil mejorar la posición de sus padres. Esa es, yo creo, otra de las razones del “pasotismo” de muchos chavales. Hay también bastante acuerdo en esto.
      Tu tercera reflexión es más dificil de aceptar. La mayoría de los “grandes profesionales” de hoy lo son gracias a su esfuerzo, sin duda, pero también gracias a una formación elitista y cara (MAB’s, MIT, Harvard’s, IE, etc.). Eso cuesta mucho dinero. Otra cosa es el éxito empresarial. Una gran parte de las empresas importantes españolas, sobre todo las que están bajo el paraguas del Instituto de la Empresa Familiar (y bastantes de ellas cotizan en bolsa) fueron creadas por emprendedores humildes (algunos de los cuales, y lo digo por experiencia de encuentros profesionales, leía y escribía con dificultad, como el Sacristán). Sus hijos, la segunda generación, ya pudieron estudiar masters y contribuyeron al desarrollo de la empresa. Sus nietos, por el contrario, con todo hecho, se han dedicado a vender la empresa -en bolsa o no- y vivir y a gastar.
      Hay unos cuantos ejemplos de hijos devorando a Saturno (me anticipo a la entrada que colgaré esta noche “Saturno devora a su Hijo”) en este tipo de empresas. Seguramente habréis leido los casos de Eulen de Gullón, de Llongueras,…y algunas otras, en los que esa tercera generación entra en guerra interna y vende o hace quebrar la empresa.
      En fin que me lío.
      Un abrazo

  4. Lolita
    15 diciembre, 2010 en 11:42 PM

    También tengo que decir en descargo de los jóvenes que hoy hay mucha competencia y en ciertas estructuras a veces es imposible llegar al punto que te gustaría.El que no corre, vuela (intentamos coleccionar cursos, masters, licenciaturas).

    Tal vez sea dificil poder dedicarse a la vida “mística” cuando uno ya es mayorcito, por lo que se hace imprescindible que a los niños se les de un buen nivel cultural (pero claro, son niños y no los puedes “torturar” tampoco).

    Un abrazo.

    • 16 diciembre, 2010 en 9:00 PM

      Lolita, sólo puedes saber si es posible o imposible llegar a un punto cuando ya has llegado o cuando, pensando en que es imposible, has dejado de caminar. Si aún no ha pasado ninguna de esas cosas, no puedes saber si llegarás.
      Y ¿a qué llamas “vida mística”? Y ¿qué consideras “mayorcito”?
      Besos

  5. Lolita
    16 diciembre, 2010 en 9:58 PM

    Me refiero a que cuando estás en la vorágine del trabajo y de los treinta (mayorcito) tienes menos tiempo para dedicarte a intentar aumentar tu cultura en materias que no son tu trabajo (por desgracia, aunque se intenta).

    Yo fui de “letras mixtas”

    ¡Un abrazo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: