Inicio > CULTURA, EDUCACION Y SOCIEDAD, MUSICA > HEROES DE LEYENDA (2)

HEROES DE LEYENDA (2)

De vez en cuando conviene evadirse de las miserias cotidianas protagonizadas por los pretendidamente grandes hombres (los “líderes”) para fijarse en las grandes hazañas de los pretendidamente “miserables”; de aquellos a los que la diosa Fortuna, la más caprichosa deidad del Olimpo, ha mirado con sus ojos menos amables: los de Fortuna Mala, personalidad menos conocida de la diosa..
Hace unos días inserté una entrada (“Héroes de Leyenda”), en la que pretendía rendir homenaje al honor y a la dignidad de dos extraordinarios personajes, aún vivos pero que ya tienen su lugar en la historia: Nelson Mandela y San Suu Kyi. Hoy también daré noticia, si bien breve, de otros dos héroes; no de la política o de las relaciones sociales, sino de la superación personal, del coraje de vivir; de la lucha por vencer las dificultades físicas que la naturaleza o la mala suerte, en definitiva la diosa Fortuna Mala, les ha deparado. Y del triunfo en esa lucha.
————————

Philippe Croizon (Francia, 42 años) perdió sus brazos y sus piernas hace 16 años como consecuencia de un accidente de esos que jamás se espera que puedan suceder. Mientras trataba de desmontar una antena de televisión, se produjo un arco voltaico entre su cuerpo y un tendido de alta tensión. Las descargas que recibió, superiores a los 20.000 voltios, le quemaron sus cuatro extremidades que hubieron de ser amputados. Supongo que cualquiera en su lugar se habría hundido no solo física, sino también moralmente, para el resto de su vida. Pero Croizon no permitió que eso sucediera. No le pareció suficiente superar su discapacidad para tratar de hacer lo que cualquier persona normal puede hacer. Quiso mucho más; quiso conseguir lo que casi ninguna persona normal puede conseguir.

Y lo consiguió.

Pidió que fabricaran unas aletas adaptables a los muñones de lo que fueron sus piernas y dedicó el tiempo que cualquier otro dedicaría a su trabajo, 35 horas semanales durante dos años, a entrenarse nadando en una piscina. Cuando supo que estaba preparado, que ese sábado 18 de septiembre había llegado su día, se adentró en el mar desde la playa de Folkestone, en el sureste de Inglaterra, con destino a la costa de Wissant, junto al Paso de Calais, en Francia.

Porque el proyecto para el que se había preparado era cruzar a nado el canal de la Mancha. Treinta y tres kilómetros nadando, sin brazos y sin piernas. El tiempo estimado de 24 horas quedó finalmente en poco más de trece horas gracias a que el mar se puso de su parte. Y, seguramente, porque los tres delfines que le acompañaron durante gran parte del trayecto decidieron echarle una mano.

“Lo logré, lo hice, me cuesta trabajo creer, esto es una locura, me siento feliz, espero ser una muestra de que nada es imposible para el ser humano“, dijo nada más conseguir el reto. Solo sus dos hijos estarán más orgullosos de su hazaña que él mismo.

———————–

Liu Wei (China 23 años) tiene piernas, pero no brazos. Los perdió a los diez años cuando, jugando con otros niños, se electrocutó; curiosa coincidencia con el caso de Croizon.
Pero, como aquel, no se dejó derrotar por la desgracia. Trató de llevar una vida normal superando su discapacidad. Aprendió música y es hoy un buen pianista, probablemente el mejor pianista del mundo que no tiene brazos y que ejecuta con los dedos de los pies. Incluso ha ganado un afamado concurso musical de la televisión china, interpretando (y cantándola él mismo) “You’re beautiful”, una canción cuya primera estrofa, paradojas de la vida, canta:

My life is brilliant.
My love is pure.
I saw an angel.
Of that I’m sure.

Mi vida es brillante
Mi amor es puro
Vi un angel
De eso, estoy seguro.

 

“Cuando la vida te presente razones para llorar demuéstrale que tienes mil y una razones para reír”

 

Media hora me he pasado buscando música para esta entrada. Y, como siempre, solo la encuentro entre los míos. Esta vez, Ray Charles con “Take These Chains From my Heart and Set me Free”. Aunque solo sea metafóricamente, pue se trata de una romántica canción de amor (más bien de desamor), su primera frase tiene mucho que ver: Quita estas cadenas de mi corazón y déjame libre. Y, no solo por eso: Ray Charles es otro héroe. Quedó ciego a los siete años y ha sido y aún es uno de los mejores pianistas de Jazz, Soul y R&B. Además de tener una prodigiosa voz de ángel ronco.

Para Philippe, para Liu y para todos vosotros, Take these chains…….

 

Take these chains from my heart and set me free
You’ve grown cold and no longer care for me
All my faith in you is gone but the heartaches linger on
Take these chains from my heart and set me free
Take these tears from my eyes and let me see
Just a spark of the love that used to be
If you love somebody new, let me find a new love, too
Take these chains from my heart and set me free

[Instrumental Interlude – One Full Verse]

Give my heart just a word of sympathy (sympathy)
Be as fair to my heart as you can be (you can be)
Then if you no longer care for the love that’s beating there
Take these chains from my heart and set me free
Take these chains from my heart and set me free (set me free)

Anuncios
  1. 22 noviembre, 2010 en 9:05 PM

    Hola Padre,

    Te dejo un enlace de un “Heroe de Leyenda Anónimo” por si quieres incluirlo en tu próxima recopilación

    • 23 noviembre, 2010 en 11:51 PM

      Gracias hijo, tremendamente emotivo.
      No quiero hacer torpes comparaciones, pero ¡¡no sabes lo que cuesta sacar adelante a los hijos!!
      Besos

  2. Fabricio Corbera de salina
    23 noviembre, 2010 en 5:09 PM

    En la misma linea de lo publicado por su hijo Jaime entiendo que esto tambien es una muestra de afan de superación; heroicidad donde las haya.

    • 24 noviembre, 2010 en 12:12 AM

      Joder, Fabricio, es acojonante; y perdona que diga dos tacos en tres palabras.
      Además, un actorazo.
      No hace falta que lo convierta en video (para los demás lectores, Fabricio me lo pidió en otro mensaje). Aparte de que no se como se hace, no hace falta: al primer click se abre.
      Vedlo todos, merece la pena.
      Thanks, Principe.

  3. Sarah
    26 noviembre, 2010 en 10:24 PM

    Hola otra vez Jaime, emotiva y ejemplarizante entrada.

    En estos estos tiempos cansinamente convulsos política, económica y socialmente, donde todo son pésimas noticias para el ciudadano corriente, donde los que tenemos que llamar políticos (porque son los que hacen ese papel),de todos los colores tan solo saben intercambiar insultos, desacreditaciones, culpabilizaciones, salidas pueriles, siembras de peores temores e incertidumbres y para darle más peso a todo ello, nos permiten ver la ausencia de soluciones o de indicio de ellas.

    Tiempos donde se respira un justificado y generalizado ambiente de pesimismo, inquietud, inseguridad en el presente y todos los futuros imaginables (próximo, lejano e incierto).

    Es conmovedora y fortalecedora esta entrada, tenía noticia de todos estos ejemplos, hay más en la red y realmente creo que ver y prestar atención a estos casos de superación, coraje, confianza en uno mismo y esfuerzo personal sirve para hacernos pensar que simpre se puede hacer algo y que el potencial de las personas es inmenso, eso sí, hay que querer buscarlo, desarrollarlo y ejecutarlo. Nadie ha dicho que la vida sea siempre o a veces fácil, pero podemos hacer mucho más de lo que hacemos para que así sea.
    Muy a menudo nos perdemos en el “no puedo” porque el “sentido común ajeno” nos dice que no podemos, en lugar de buscar nuestro “sí puedo”.

    Bufffffff, creo que me he dispersado un poco y me he liado un mucho.
    Es que creo profundamente en el esfuerzo personal, en la dignidad y el respeto por uno mismo (por supuesto también en el respeto hacia los demás, sobre todo si lo merecen).
    Disculpa el rollazo.

    Saludos
    Sarah

    • 28 noviembre, 2010 en 12:21 PM

      Hola de nuevo Sarah, gracias por seguir leyendo.
      ¿Que puedo decirte? que tienes razón en todo lo que dices. Lo malo es que toda esa energía de superación es individual. Las personas se rebelan cuando hay algo que les afecta personal, injusta y profundamente. ¿Qué posibilidades hay de que un colectivo se rebele -sin violencia, sin revoluciones sangrientas- contra quienes tan mal y tan interesadamente les gobierna?. Pocas, muy pocas. Con el voto como único recurso en un sistema electoral como el que tenemos, no es suficiente.
      ¿Que hacer?
      Bob Dylan: “The answer my friend is blowing in the wind”. Pero tan dificil es encontrar la respuesta, como atrapar el viento.
      Confórmate hoy con escuchar esta maravillosa canción de Donovan: Catch The Wind. Algún día la pondré en una entrada.

  4. Sarah
    26 noviembre, 2010 en 10:40 PM

    Por cierto, me ha encantado el tema de Ray Charles, este no lo conocía.

    Y algo más, cité el esfuerzo, la dignidad y el respeto, omitiendo algo que tiene mucho peso en todo esto, el amor.

    Un abrazo

    • 28 noviembre, 2010 en 12:23 PM

      Ray Charles es muy conocido pero tiene canciones injustamente desconocidas.
      Ya pondré alguna más
      Besos

  5. Sarah
    28 noviembre, 2010 en 5:01 PM

    Creo que la sensación de ir a la deriva y no precisamente hacia lo seguro sino hacia el abismo, es lo que hace que comiencen a removerse conciencias, el sistema ya no proporciona seguridad sino todo lo contrario y aunque el temor,de entrada paraliza, tiene que llegar un momento en que el instinto de supervivencia despierte con fuerza y probablemente no sea el de la gran masa(demasiado estratificada)tendrá que ser partiendo de pequeños colectivos, como tú dices.

    No creo que la rebelión hoy por hoy pudiera ser violenta, de ser tan crítica la situación, con tantos parados, tantos hogares con la mayor parte de sus miembros sin trabajo, ya se hubiera producido,el hambre te da fuerza para todo,o debería hacerlo.

    Cuando no tenemos nada que perder somos incontrolables y arriesgaríamos sin temor, precisamente por eso, porque no tendríamos nada que perder.

    Cuando se ha dado una época en la que “se ataban los perros con longanizas”,en la que cualquiera podía acceder a créditos para poseer una vivienda o dos , un coche o dos, todas las novedades electrónicas, fantásticos viajes, etc. etc, ahí se produjo la “venta masiva de almas al diablo”, la gente se entrampó sin ser consciente de que se estaban convirtiendo en prisioneros de sus pertenencias (que realmente no lo son, realmente son de la entidad financiera de turno.

    A veces pienso que este es el verdadero “sedante” de las conciencias,el temor a perder una serie de objetos y/o estatus, alcanzados con una cierta facilidad sin pararse a pensar que lo que todos estamos perdiendo son derechos, sevicios, garantías y algo para mi igual de importante, tranquilidad.

    Perdona de nuevo si me he liado en exceso

    Precioso tema de Donovan,
    “but I may as well try and catch the wind”,
    yo intentaré atrapar suaves brisas o al menos ayudarme con su impulso buscando algo, por pequeño que sea el indicio, me encantan las cosas que comienzan siendo pequeños pasos.

    Otro abrazo y por cierto, te leo siempre aunque no siempre escriba.

    • 29 noviembre, 2010 en 2:44 PM

      Gracias Sarah por compartir tus reflexiones.
      Es cierto que “las cosas” que tenemos y que no queremos perder, impiden a veces que asumamos riesgos intentando pelear por otra menos materiales. Es pecado -si lo es- colectivo y solo algunos son valientes.
      Así es la vida y es muy dificil que cambie.
      Me alegro que te guste Donovan. Y que tengas suerte en tu búsqueda.
      Besos

  6. Greta
    8 abril, 2012 en 9:55 PM

    Querido tío,
    Otra heroína del mar, Bethany Hamilton.
    Campeona de surf, perdió el brazo izquierdo, y casi la vida, por el ataque de un tiburón tigre, solo tenía 13 años. Increiblemente sigue surfeando de maravilla!
    Otra sirena, otra valiente supermujer!

    Un beso muy fuerte

  7. Corsario
    9 abril, 2012 en 8:52 PM

    http://www.tiramillas.net/2012/04/09/deporte/1333973168.html

    Ya me acuerdo de aquello , hoy aparece en un periodico que harán una pelicula sobre ella : “Soul Surfer”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: