HEROES DE LEYENDA

En la última entrada sobre el Islam y en el debate posterior, se aludió en diversas ocasiones –para constatar su ausencia o su inexistencia–  a los (verdaderos) Líderes como elemento impulsor necesario, bien para orientar un entendimiento, bien para evitar un conflicto de potenciales desastrosas consecuencias.  Porque los nombres que hoy rondan alrededor del proyecto de la Alianza de Civilizaciones, Sampaio, Zapatero, Erdogán o Ban Ki Moon como potenciales conductores de un proceso,  no parece que tengan capacidad real de impulsarlo, bien sea por falta de fuerza o por falta de influencia. Y en cuanto a los “otros líderes”, los que realmente controlan el poder global o regional, sean Obama, Ahamadineyad, Abdalá, Mubarak u otros Reyes, reyezuelos o jefes de tribu, pueden tener fuerza o influencia pero, quizá, no interés; o su interés es, precisamente, mantener la tensión.

Pero esta entrada no va de Alianzas, va de líderes. Algunos, ya en declive, otros quizá en ascenso. Hoy me centro en dos.

 

NELSON MANDELA (MADIBA).

Para mi es, sin duda, uno de los hombres y políticos más extraordinarios del último siglo. Cuando pienso en Mandela se me representa idealmente el paradigma de la Dignidad. Os voy a pedir disculpas por llevaros a un breve repaso de su biografía que, seguramente, ya conoceréis; pero, como en el chiste de la viejecita que se confiesa de una antigua violación, “me gusta recordarlo”:

Mandela nace en Umtata, Transkei, Sudáfrica, en 1918 de un jefe de la tribu Xosa.  Renuncia a su derecho hereditario a ser jefe de la y prefiere hacerse abogado. En 1944 ingresa en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión de los negros sudafricanos.

En 1948 llega al poder en Sudáfrica el Partido Nacional, que institucionaliza la segregación racial, creando el régimen del apartheid. La reseña biográfica de Mandela aporta los siguientes hitos:

1951-52. Preside la Liga de la Juventud y organiza campañas de desobediencia civil pacífica, siguiendo la doctrina Mahatma Gandhi, contra las leyes segregacionistas.

1952. Mandela preside el ANC del Transvaal y dirige a los voluntarios que desafian al régimen. Se convierte en el líder de hecho del movimiento. Comienza la brutal represión y es detenido y confinado en Johannesburgo, donde establece el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica.

1955. Cumple su condena. Promueve la aprobación de una Carta de la Libertad, en la que se plasmaba la aspiración de un Estado multirracial, igualitario y democrático, una reforma agraria y una política de justicia social en el reparto de la riqueza.

1956. El régimen racista se endurece y aprueba en 1956  el plan del gobierno de crear siete reservas o bantustanes, territorios marginales supuestamente independientes, en los que confinar a la mayoría negra. Ghettos de negros.  El ANC responde con manifestaciones y boicoteos aún pacíficos. Mandela es acusado de alta traición, juzgado y liberado por falta de pruebas en 1961.

1961. Mandela es elegido secretario honorario del ANC de toda África. Ante la ineficacia de los medios pacíficos, se genera un nuevo movimiento clandestino que adopta el sabotaje como medio de lucha contra el régimen de la recién proclamada República Sudafricana. Mandela de encarga de dirigir el brazo armado del ANC (la Lanza de la Nación). Su estrategia se centra en atacar instalaciones de importancia económica o de valor simbólico, excluyendo atentar contra vidas humanas.

1962. A su regreso de una campaña de propaganda y captación de fondos, es detenido y condenado a cinco años de cárcel. En un juicio posterior, en el 64,  se le condena a cadena perpetua. Permanece prisionero durante 27 años en penosas condiciones en la lúgubre prisión de Robben Island. El gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Nelson Mandela se convierte en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, una figura legendaria que representa la falta de libertad de todos los negros sudafricanos.

1984. El gobierno le ofrece la libertad si acepta establecerse en uno de los bantustanes a los que el régimen había concedido una ficción de independencia; Mandela rechaza el ofrecimiento. No pretende su propia libertad, sino la de su pueblo. Finalmente, Frederik De Klerk, presidente de la República por el Partido Nacional, cede ante resistencia pacífica y la dignidad de un solo hombre y abre el camino para desmontar la segregación racial.

1990. Mandela es puesto en libertad tras 27 años de prisión continuada y varios más anteriores a su condena a perpetua. De Klerk  le convierte en su principal interlocutor para negociar el proceso de democratización.

1993. Mandela y De Klerk son galardonados con el Premio Nobel de la Paz.

1994. Mandela es elegido, democráticamente, el primer presidente negro de Sudáfrica; desde ese cargo pone en marcha una política de reconciliación nacional, manteniendo a De Klerk como vicepresidente.

 ———————–

 

Mandela pudo haber elegido vivir con holgura en un país extranjero. Prefirió llevar una vida de penuria en el suyo.

Pudo haber optado por vivir libre en su país. Prefirió vivir en la cárcel, porque dio más importancia a la posible aunque improbable liberación de los suyos que a su segura libertad personal.

Pudo haber decidido  lucha y revancha una vez dejó la prisión y obtuvo el poder. Prefirió conciliación y paz. 

La humanidad le ha agradecido que adoptara las decisiones más difíciles para él pero más nobles para los suyos. Aunque es amigo de la discreción y enemigo de la vanidad, su labor ha sido reconocida con más de 50 doctorados Honoris Causa (de los pocos homenajeados que responden de verdad a la naturaleza del doctorado: “Por Razón de Honor”) y “centenares” de otros galardones y distinciones internacionales.

Su único dolor, intenso, de los que no pasan: la traición de Winnie, su mujer; de una lucha y compromiso compartidos en los inicios, evolucionó hacia una vida de engaños y corrupción.

Yo estuve en Sudáfrica en 1998, cuando Mandela era aún presidente de la república. Andaba a mis cosas, era por junio, pero el hecho es que a las 6 de la mañana ya andaba moviéndome por carreteras y caminos. Me sorprendía y me reconfortaba la visión, a esa temprana hora, de filas de jovencísimos escolares, todos uniformados “british style”, que caminaban por los arcenes de las carreteras hacia la escuela,  próxima al poblado; una de las  primeras decisiones de Mandela fue decretar obligatoria la enseñanza. La revolución que quería Mandela no era ni de sangre ni con urgencia. Era una revolución cultural, en el verdadero sentido del término. Cientos de miles de niños acudiendo a la escuela pronto serán docenas de miles de graduados universitarios que serán capaces, si no traicionan a su Líder, de convertir a Sudáfrica en un país de progreso y de concordia.

Porque sus sucesores en la presidencia de la república, primero Thabo Mbeki y después Jacob Zuma, ambos del ANC, sí que le han traicionado.

Mucho se ha escrito sobre Mandela. Lo último que he leído, El Factor Humano, de John Carlin podéis olvidarlo; no vale nada más que para hacer caja. En la “Wiki” tenéis una relación de trabajos sobre Madiba. Pero olvidadla. Leed uno que ahí no aparece: Un Arco Iris en la Noche, de Dominique Lapierre. No es solo una biografia de Mandela. Es un repaso completo de la apasionante historia de Sudáfrica.  

 

 SAN SUU KYI (LA DAMA)

De San Suu Kyi sé poco; hasta hace semanas muy poco. Pero el hecho de que ya le llamen “La Mandela Birmana” dice mucho en su favor. San Suu ha sido recientemente liberada de su cautiverio, tras casi ocho años en arresto domiciliario. Es cierto que una casa, la suya, no es como la prisión de Robben Island. Pero la pérdida de la libertad es en sí misma suficientemente grave para que los detalles importen menos. Sus primeras declaraciones tras su liberación recuerdan en mucho a Nelson:

“Hay un tiempo para callar y un tiempo para hablar. El pueblo debe trabajar unido. Sólo entonces, podremos lograr nuestro objetivo. Tenemos muchas cosas que hacer”.

La Junta Militar que gobierna desde hace años Myanmar (Birmania) no es muy diferente de los gobiernos sudafricanos anteriores a Mandela. Su respeto por los derechos humanos es muy similar. Reitero mis disculpas, pero la mejor manera de conocer a la persona y su trayectoria es empezando por una breve reseña biográfica.

 

1945. Nace en Rangún (Birmania). Hija de Aung San, héroe nacional que firmó en 1947 el tratado de independencia con el Gobierno británico antes de ser asesinado.

Se diploma en Oxford y empieza a trabajar en la Secretaría de las Naciones Unidas y como profesora en la India. En 1988  regresa a Birmania  y participa en el “segundo combate en pro de la independencia nacional“. Este combate, como en el caso de Mandela,  se inspiró en el ejemplo pacífico de Gandhi y en su fe budista. Su filosofía de lucha: promover una “revolución del espíritu que se manifiesta mediante el reconocimiento de la necesidad del diálogo y la compasión por los más humildes”, basando su lucha en “los principios sagrados de la moral” e insistiendo en la necesidad de reconciliar a las etnias de su país, profundamente divididas.

1989. Es condenada a arresto domiciliario en Rangún. En su encierro, asume la dirección de la Liga Nacional para la Democracia, que gana las elecciones en 1990 por mayoría aplastante. Como las autoridades militares se negaron a tener en cuenta este resultado, su partido no pudo formar un gobierno civil. Aung San Suu Kyi, sujeta a estrecha vigilancia prefiere, como Mandela, permanecer al lado de su pueblo dando testimonio de su fe en “la idea del bien y de lo justo”.

Y, como en el caso de Mandela, su labor es reconocida por el mundo libre y se le concede en 1991 el Premio Nobel de la Paz, galardón que antecede a otros reconocimientos como el Premio Simón Bolívar (1992),  el Premio Thorolf Rafto de defensa de los derechos humanos y el Premio Sájarov de libertad de pensamiento.

 1995. Es liberada gracias a las presiones ejercidas por los Estados Unidos y pronto sometida de nuevo a arresto domiciliario en 1996. Es invitada por la Junta Militar, como lo fue Mandela, a ser liberada y a reunirse con su familia, en Londres. Y, como Mandela, rechaza su libertad si esta es moneda de cambio para no conceder otras. Tras otro periodo de libertad, vuelve a ser enclaustrada en 2003. Las manifestaciones que se convocan en los alrededores de su domicilio motivan que la Junta le traslade, en  2007, a un nuevo recinto penal

San Suu Kyi ha sido finalmente liberada hace unos días, el 13 de noviembre de 2010, tras más de 15 años privada de libertad. Esperemos que esta sea su  liberación definitiva.

—————————-

 

Mandela fue elegido presidente inmediatamente después de su liberación. Nunca antes se le había permitido, ni a él ni a su formación el ANC, participar en unas elecciones. San Suu Ky ya ganó unas elecciones democráticas con su partido, la LND, en 1990, pero los militares truncaron el camino. No es previsible que le suceda como a Mandela pero la vida es larga y las revoluciones de los grandes líderes deben evitar las urgencias si con ello evitan la sangre.

“Larga vida a Aung San Suu Kyi”, como corean a voz en grito sus seguidores.

 

 

Perdonadme el escaso valor añadido de esta entrada. Poco es de cosecha propia y mucho extraído de las fuentes. Pero, cuando se trata de rendir homenaje a los GRANDES, a los hombres y mujeres que han mantenido su DIGNIDAD y sus convicciones por encima de su propio sufrimiento, poco importa de quién sean las palabras. Lo importante es que se digan, que se griten aunque poco eco se tenga. Para que, ojalá, cunda el ejemplo.

Y, enlazando con el principio, este es el tipo de líderes que necesitamos para cualquier cosa importante que la humanidad pretenda. Por ejemplo, para lograr un mayor entendimiento entre aquellos que tienen el poder para movilizar a las masas en nombre de los dineros o de las religiones.

 

En cuanto a música, ¿qué música traer hoy? La primera que me ha venido a la mente es Give Peace a Chance, de John Lennon. Pero, puesto que esta entrada es una derivación de las dos anteriores sobre la Alianza y sobre el Islam, ¿qué mejor idea que traer un solo cantante con doble personalidad –lástima que sea sucesiva y no simultánea– occidental e islámica? Y no se si habrá muchos ejemplos, pero el único que se me ocurre es Cat Stevens….perdón, Yusuf Islam desde 1978.

Y, por aquello de la doble personalidad, os dejo hoy dos canciones, una de cada época. La primera, preciosa, Lady D’Arbanville (1970), de Cat Stevens. Como es (a mí me lo parece) preciosa, y aún a riesgo de cansaros, os cuento la historia –romántica, como su letra– de esta canción, de la que dejo letra en español e inglés.

La historia cuenta, que cuando Stevens estaba en su etapa final de recuperación tras una seria enfermedad, decidió ir a una fiesta en Londres, en la que conoció a una joven preciosa de tan solo catorce años de edad. Su nombre era Patti D’Arbanville. Cat se enamoró perdidamente.
Despues de casi un año de relación, Patty rechaza la propuesta de Cat de formalizar la situación. Despechado y confundido, Cat Stevens escribió los primeros versos de una canción que reflejaba su estado anímico. La tituló simplemente como “Lady D’Arbanville”, contenía un mensaje metaforico sobre la muerte, especialmente la muerte del amor.
Cuando Patti D’Arbanville escuchó la canción se entristeció: “… hablaba de la muerte… ¿de mi muerte?… entendí que para él  era como si yo viviera en un ataúd, y lo decía por que me extrañaba mucho, por la distancia… Es una canción muy triste”. “Lloré mucho cuando la escuché, porque ahí supe que todo habia terminado”.

La otra canción, A is for Allah, de Yusuf Islam, se la escribió a su primera hija, Hasanah, nacida ya bajo su nueva personalidad, y la utilizaba para enseñar a los niños el alfabeto arábigo. A pesar de su conversión, no `puede ocultar su estilo. Os dejo la letra, pero solo en inglés; en árabe no la podríais seguir.

 

Mi dama D’Arbanville
¿Por qué duermes tan silenciosa?
Te despertaré mañana
Y tú serás lo que llenará mi día, si, tú llenarás mi día

Mi dama D’Arbanville
¿Por qué me acongoja tanto?
Pero tu corazón parece tan silente
¿Por qué respiras tan lento?, ¿por qué respiras tan lento?

Mi dama D’Arbanville
¿Por qué duermes tan silenciosa?
Te despertaré mañana
Y tú serás lo que llenará mi día, si, tú llenarás mi día

Mi dama D’Arbanville
Luces tan fría esta noche
Tu piernas se asemejan al invierno
Tu piel se ha vuelto blanca, tu piel se ha vuelto blanca

Mi dama D’Arbanville
¿Por qué duermes tan silenciosa?
Te despertaré mañana
Y tú serás lo que llenará mi día, si, tú llenarás mi día

Mi dama D’Arbanville
¿Por qué me acongoja tanto?
Pero tu corazón parece tan silente
¿Por qué respiras tan lento?, ¿por qué respiras tan lento?

Te amé mi dama,
Aunque en tu tumba descansas
Siempre estaré contigo
Esta rosa nunca morirá , esta rosa nunca morirá

Te amé mi dama,
Aunque en tu tumba descansas
Siempre estaré contigo
Esta rosa nunca morirá , esta rosa nunca morirá

 

My Lady d’Arbanville, why do you sleep so still?
I’ll wake you tomorrow

and you will be my fill, yes, you will be my fill.

My Lady d’Arbanville why does it grieve me so?
But your heart seems so silent.
Why do you breathe so low, why do you breathe so low,

My Lady d’Arbanville why do you sleep so still?
I’ll wake you tomorrow
and you will be my fill, yes, you will be my fill.

My Lady d’Arbanville, you look so cold tonight.
Your lips feel like winter,
your skin has turned to white, your skin has turned to white.

My Lady d’Arbanville, why do you sleep so still?
I’ll wake you tomorrow
and you will be my fill, yes, you will be my fill.

My Lady d’Arbanville why does it grieve me so?
But your heart seems so silent.
Why do you breathe so low, why do you breathe so low,

I loved you my lady, though in your grave you lie,
I’ll always be with you
This rose will never die, this rose will never die.

I loved you my lady, though in your grave you lie,
I’ll always be with you
This rose will never die, this rose will never die

A is for Allah, nothing but Allah;
Ba is the beginning of Bismillah;
Ta is for Taqwa, bewaring of Allah;and Tha is for Thawab, a reward;
Ja is for Janna, the Garden of Paradise;
Ha is for Hajj, the blessed pilgrimage;
Kha is for Khaatem, the seal of the prophethood given to the Prophet, Muhammed (SAW);
Da is for Deen, Al-Islam, religion with Allah since time began;
Dha is for dhikr, remembering Allah;
And Ra is for the month of Ramadhan, ohh Ramadhan;
Za is for Zakat to pure our greed, when we give our money to those in need;
Sa is for Salamu alaikum, peace be with you wa’alaikum assalam;
Sha is for shams, the shining sun, which Allah placed for everyone;
And Sua is for salat, for when we pray facing him, everyday, facing him, till we meet our lord;

Allah there’s only one God and Muhammed is his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah;

Dua is for duha, the morning light, the sun has turned from red to white;
Tua is for tareeq, the path to walk upon;
And Dhua is for dhil, a shadow;
And Aa is for ilm, the thing to know, to make our knowledge grow, in Islam;
Gha is for ghaib, a world unseen and that we know is not a dream;
Fa is for, the Opening, Al-Fatiha;
And Qua for the Qur’an, the book of God;
And Ka is for kalima, a word we’re taught to teach us what is good and what is not;a
Nd La is for the beginning of La ilaha illa’allah;
Ma is for the Messenger Muhammed-ur-Rasoolillah.

La ilaha illa’allah, Muhammed-ur-Rasulilllah;
Allah, there’s only one God and Muhammed is his Messenger.
Allah, la ilaha illa’allah;

Na is for nawm, the sleep God gave to give us rest after the day;
Ha is for the Hijra, the journey that, the Prophet made;
And Wa for wudu before we pray to help us wash our sins away;
And Ya for Yawm-mid-Deen;

Allah, there’s only one God and Muhammed is his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah;
Allah, there’s only one God and Jesus was his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah;
Allah, there’s only one God and Moses was his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah;
Allah, there’s only one God and Abraham was his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah;
Allah, there’s only one God and Noah was his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah;
Allah, there’s only one God and he created Adam, and we are the children of Adam.
Allah,La ilaha illa’allah;
Allah, there’s only one God and Muhammed is his Messenger.
Allah, La ilaha illa’allah.

Anuncios
  1. Lolita
    17 noviembre, 2010 en 1:21 AM

    James (con respeto), “buenisisisima” la de Lady D’Arbanville, la historia me recuerda al poema de Mario Benedetti: “Hombre que mira a una muchacha”, por aquello de “sin herirme, ni herirte”.Dificil cosa los amores “imposibles” (acaban en “muerte segura” con frecuencia, como dice Cat y como suele suceder en las miles de “historias callejeras” que uno escucha de vez en cuando), pero bonita.

    Para mi, una de tus mejores entradas (con mejores comentarios también), la anterior, muy clara.Jesús y Cósimo están “que se salen” ultimamente.

    Hay que ser muy valiente (y poco egoista) para emplear “tu vida” en causas tan nobles y justas como tus dos protagonistas de hoy.Porque estar privado de libertad…tela, telita.

    ¡Abrazos!

    • 17 noviembre, 2010 en 12:49 PM

      Sabía que te gustaría, Lolita.
      Y muchas gracias por tu siempre sabio criterio.
      Besos

  2. Fabricio Corbera de salina
    18 noviembre, 2010 en 3:35 PM

    El honor es el más alto valor que acuna en el alma del hombre y las figuras por ti mencionadas tienen “honor”.
    Y sobre todo “desprecio de su vida” por amor a causas superiores, la libertad del pójimo.
    Me recuerda la descripción de MALCOLM en boca de Shakespeare, hablando de la muerte del Barón de Cawdor: “He died as one that had been studied in his death,To throw away the dearest thing he ow’d As ‘twere a careless trifle.” “Murió como quien hubiera estudiado el momento de su muerte. Despojandose de la cosa más querida como si fuera algo carente de importancia” (traducción libre)

    Saludos

    EL PRINCIPE DE SALINA

    • 18 noviembre, 2010 en 10:12 PM

      Pues utilizando la misma palabra, aunque en diferente acepción, es un honor estar en absoluto acuerdo con el Principe..
      Entraste tarde en el blog, pero también hay algunas entradas sobre el deshonor (el Precio de la Dignidad, 1 y 2).
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: