DEPORTEES

Deportación. Esta es la realidad que se oculta tras el eufemismo de “repatriación voluntaria” que contempla la Ley que ha impulsado le Presidente francés Sarkozy. Deportación de gitanos.

Bandera Romaní

Afecta esta medida al colectivo gitano de nacionalidad rumana y búlgara y se centra principalmente en aquellos que habitan en poblados ilegales y que no tienen permiso de residencia, que no puede obtenerse si no tienen, a su vez, contrato de trabajo. En definitiva, gitanos sin trabajo.

El gobierno francés justifica esta medida en su legalidad; cumple la ley francesa y la normativa europea sobre libre circulación, ya que Francia aplica una moratoria a la que legalmente tiene derecho. Pero que el hecho de que sea legal no le quita polémica al asunto. Las posiciones ya se han tomado. El Vaticano, en contra de la medida, “la deplora”; el PSOE tilda a Francia de “xenófoba e insolidaria”: la ONU critica a Sarkozy por “incitar el odio contra los gitanos”. ¿Y el PP?, ¡ay el PP!: dice que la medida es legítima, pero que traslada el problema a otros países de la UE; no entra en conceptos ni en sentimientos, tan sólo en intereses.

¿Y Sarkocy? …Sarkozy se fuma un puro. Su popularidad está en mínimos y con esta medida gana votos entre los suyos.

La Federación Internacional de Derechos Humanos declara que Francia estigmatiza a los gitanos. Pero ¿no están ya los gitanos suficientemente estigmatizados?.

El pueblo gitano (o romaní) procede del Indostan, desde donde emigró hacia Asia Menor y Europa a partir del siglo XI. Su carácter nómada y sus costumbres tan diferenciadas de las de los pueblos donde se establecían les ha mantenido siempre en esa marginación con la que se sienten cómodos. Pero esa comodidad no alcanza a la sociedad no gitana, que se esfuerza también por marginarlos. Aquellos no quieren integrarse y estos sí quieren excluirles. Así ha sido siempre y así será. El romaní es mucho más diferente del no romaní de lo que el negro o el moro lo es del blanco.

Y esa diferencia, aparentemente irrenunciable, conduce directamente a la estigmatización. En España, ya los Reyes Católicos, tan proclives a las expulsiones, “dieron a los gitanos un plazo de dos meses para que tomaran un domicilio fijo, adoptaran un oficio y abandonasen su forma de vestir y sus costumbres, so pena de expulsión o esclavitud”. Sabido es que a los gitanos les cuesta adaptarse a un domicilio fijo, dedicarse a un oficio que no sea el de restañador, chatarrero o artista del cante y del baile. Y, mucho menos, es capaz de renunciar a sus costumbres. Por eso, las Cortes de Castilla avanzaron aún más: a finales del XVI “emitieron un mandato tendiente a separar a los gitanos de las gitanas, a fin de obtener la extinción de la raza”. El antecedente directo de las políticas de esterilización que han impulsado, después, otros gobernantes.

Más adelante, a mediados del XVIII, fue Fernando VII el que impulsó una “Gran Redada”, o Persecución General de Gitanos, con el “objetivo declarado de arrestar y finalmente extinguir a todos los gitanos del reino, sin excepción de sexo, estado, edad, o reserva con respecto a refugio alguno al que se hayan acogido.” Poco éxito debió de tener esa Gran Redada para que, muy poco tiempo después, las Ordenanzas de Carlos III establecieran: “Ni gitanos ni murcianos –algunos mantienen que se refería a “murcios”, ladrones- ni demás gente de mal vivir quiero yo en mis ejércitos”. La persecución continúa en España incluso en el siglo XX. El Reglamento de la Guardia Civil de 1943 ordena que los gitanos sean vigilados de forma especial. Hoy, la corrección política imperante impide la persecución, al menos la oficial, pero no la marginación.

Así ha sido siempre y así será. El Romaní no es capaz de renunciar a sus costumbres, a su libertad. Y el que no es romaní, si le afectan por tenerlos cerca, no las acepta. Siceramente creo que ninguno podemos excluirnos de este sentimiento.

Pues todo este asunto me ha traído a la cabeza una canción y la historia que la trajo al mundo. O quizá haya sido al revés. He recordado una canción y la canción me ha hecho pensar en los gitanos. ¿Qué más da?.

De la canción es autor uno de mis mitos: Woodrow Wilson Guthrie, Woody Guthrie, folksinger y cantante social o cantante protesta, americano de Oklahoma, nacido en 1912 y muerto en el 67. Aunque muchos no hayáis oído hablar de él, seguramente todos conoceréis una de sus canciones más emblemáticas: “This Land is your Land”. Pero seguramente muy pocos conoceréis esta otra canción; la que me ha traído a esta historia. Se llama “Deportees”, deportados y, como toda canción de Country o de Folk, tiene detrás una historia, normalmente real, de amor, de tristeza o de heroísmo. Esta es triste.

Woody Guthrie

Woody la escribió en 1948, en memoria de los 28 inmigrantes que murieron, mientras eran deportados de California a México, al estrellarse el avión en que se les trasladaba en el Cañon de los Gatos. Por eso, la canción también es conocida como “Plane Wreck at Los Gatos”. Lo que le motivó a escribirla fue el hecho de que, ni en las noticias de radio o prensa, ni en las necrológicas, ni en los archivos estatales, se mencionaran los nombres de los deportados. Sólo se citaban los de los cuatro americanos que iban a bordo; a los otros 28, solo se les llamaba “deportees”. Aún, hoy, son en su mayoría un número estadístico. Como dice el estribillo de la canción.

You won’t have a name when you ride the big airplane
All they will call you will be deportees
.

(No tendrás un nombre cuando subas al avión
Tan solo te llamarán deportado)

América era su esperanza; fue su tumba. Como esperanza de tantos y tantos es Francia, España, Europa. Que tengan suerte.

Es fácil desde un ordenador, desde la lejanía del problema, hablar de estos asuntos. Es fácil criticar al que presumimos racista por serlo o por decir que lo es. Yo no creo serlo pero, ¿sería capaz de convivir en un entorno de inmigración, junto a un colectivo gitano? Sin duda, tampoco.

No he sido capaz de encontrar una versión original de Woody, probablemente porque no exista. Pero encontré una de su hijo, Arlo Guthrie que, en homenaje a su padre, os dejo. Y también una versión muy buena de The Kingstone Trio. Es más fiel la de Arlo, pero la del Kingstone Trio es preciosa. Ya opinaréis. Pero leed la letra mientras la escucháis.

Por los Gitanos.

DEPORTEE (PLANE WRECK AT LOS GATOS)

The crops are all in and the peaches are rotting,
The oranges are packed in their creosote dumps.2.
They’re flying ‘em back to the Mexico border
To take all their money to wade back again.
Goodbye to my Juan, goodbye Rosalita,
Adios mis amigos, Jesus y Maria.
You won’t have a name when you ride the big airplane,
All they will call you will be “deportees.”
My father’s own father, he waded that river.
They took all the money he made in his life.

My brothers and sisters came workin’ the fruit trees,
They rode the big trucks ‘till they laid down and died.
Goodbye to my Juan, goodbye Rosalita,
Adios mis amigos, Jesus y Maria.
You won’t have a name when you ride the big airplane,
All they will call you will be “deportees.”
The skyplane caught fire over Los Gatos Canyon,
A fireball of lightnin’ an’ it shook all the hills.
Who are these comrades, they’re dying like the dry leaves?
The radio tells me, “They’re just deportees.”
We died in your hills and we died in your deserts,
We died in your valleys, we died in your plains.
We died ‘neath your trees and we died ‘neath your bushes,
Both sides of the river we died just the same.
Goodbye to my Juan, goodbye Rosalita,
Adios mis amigos, Jesus y Maria.
You won’t have a name when you ride the big airplane,
All they will call you will be “deportees”
Is this the best way we can grow our big orchards?
Is this the best way we can grow our good fruit?
To die like the dry leaves and rot on my topsoil
And be known by no name except “deportee.”
Goodbye to my Juan, goodbye Rosalita,
Adios mis amigos, Jesus y Maria.
You won’t have a name when you ride the big airplane,
All they will call you will be “deportees.”
All they will call you will be “deportees.”
________________________________________

Anuncios
  1. Belén
    20 agosto, 2010 en 10:18 PM

    Como era de esperar (y por lo que nos toca…), he acudido rauda y veloz a intentar despejar el enigma del significado de la palabra “Murcia”, sin obtener demasiados resultados.

    Por un lado dices que al parecer “murciar” significa robar (verbo y no sustantivo-gentilicio) y por otro a mi me parece extraño que Carlos III dedicase esas “bellas palabras” al murciano (sustantivo) cuando José Moñino y Redondo (murciano) fue su Secretario del Despacho de Estado (Ministro de Exterior) y casualmente muchas batallas contra los árabes las ganaron ejércitos murcianos que se desplazaban a la zona de Granada para defender territorios (Ejemplo: Martín Carreño, el tuerto), lo cual no es ninguna honra, simplemente historia e imagino que gran suerte, en lo que a limpieza se refiere, para nuestro “monarca ilustrado” si seguimos la línea de pensamiento de los anteriores (igual me equivoco, ya que éste fue hijo del primer Borbón, Felipe V ¿No?Y puede que fuera más condescendiente.Como hablo desde el desconocimiento más absoluto, no sabría descifrar el enigma).No olvidemos el trabajo por la cultura de Alfonso X, el Sabio (aunque era “amiguico” de Jaime I el Conquistador).

    Al parecer, Menendez Pidal tiró la toalla diciendo: “El nombre de Murcia, es el mayor tormento de los etimólogos”.

    Así pues, lo único que nos queda es el término “Mursiya”, que unos dicen que significa: “aguas tranquilas, perezosas, estancadas”, otros que viene de “Mirtya” (tierra de mirtos)…Vaya usted a saber.Lo que sí es cierto es que fue fundada en el 825 sobre un asentamiento hispano-romano y que espero que “murciar” (verbo) no tenga nada que ver con Murcia ni murciano.

    Como dicen en la película “la vida es bella”, yo voy a escribir un cartel que diga: “prohibida la entrada a las arañas”…”y a los visigodos”!!!

    Un abrazo.

    • 22 agosto, 2010 en 7:57 PM

      Veo que te has documentado. Yo me he limitado a citar lo que parece que recogían las ordenanzas (“murcianos”) y a acotar que “algunos mantienen que se refiere a murcios“. Parece que en la época, muchos ladronzuelos procedían de Murcia y de ahí la referencia a los murcianos.
      Por otro lado, el DRAE recoge el sustantivo “murcio” y el verbo “murciar”, en referencia a ladrones o rateros y a robar.
      No me inclino especialmente por ninguna de las versiones; el significado o la intención de la ordenanza es el mismo con cualquiera de ellas. Y, ademas, tampoco tiene mayor importancia.
      Abrazos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: