Inicio > BUROCRACIA Y ADMINISTRACIÓN, MUSICA, POLITICA > BABEL DE NECIOS (y 3)

BABEL DE NECIOS (y 3)

La tropelía se consumó. La Necedad alcanzó su culmen.

En  mi primera entrada sobre este asunto destacaba una declaración de algún representante del PSOE, probablemente de Pajín: El PSOE votará a favor de la iniciativa aunque eso no signifique que esté de acuerdo con el contenido, sino “sólo para permitir que se tramite y se debata en la Comisión de Reglamento”. Sin embargo, es tal la debilidad de nuestro presidente y tan grande su dependencia de los partidos nacionalistas, que ha tenido que transigir y pasar por el aro de sus exigencias: habrá pinganillos y traductores simultáneos en el Senado.

A pesar de que la Constitución (art. 3.1) establece que “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”, los senadores de los partidos nacionalistas podrán hablar en gallego, vasco, catalán o valenciano y los que no entiendan (la mayoría) y quieran entender (quizá unos pocos), a ponerse el pinganillo. A mi me parece una soberana gilipollez, creo que ya lo dije en anteriores entradas sobre este asunto. Y creo que esta opinión es compartida por muchos, incluidos bastantes nacionalistas. Sólo el Presidente y los ministros evitarán personalmente el bochorno, ya que no se aplicará la medida en las sesiones de control aunque, como uno de los imbéciles ha dicho, “esto es sólo el principio; el debate no ha culminado aún”. Por eso, como siga –que seguirá- la dependencia de ZP ante vascos y catalanes, esta creciente torre de babel invadirá todas las instituciones. Van a dejar corta aquella estúpida frase de Aznar cuando dijo, para congraciarse con Pujol,  que en la intimidad hablaba catalán.

El problema no sólo se produce en las sesiones. Las sesiones tienen que plasmarse en actas, y las actas tienen que traducirse a las cinco lenguas. Más coste económico, más coste burocrático en agilidad de procesos. Un único beneficiado: el colectivo de traductores.

 No tienen desperdicio algunas de las declaraciones de responsables políticos posteriores al debate de ayer:

Bofil (ERC): esta reforma es «tímida, un pequeñísimo avance y casi ridícula» y que su propósito es «conseguir la plena normalización». ¿Qué debemos entender por “normalización“? Desde luego, no aquello que predica “lo normal“, sino lo que persigue el establecimiento de “la norma“, aunque su resultado sea “anormal”.

Perez (PSOE): dice que «el pinganillo ya existe en el Senado» y que no será necesario un gasto adicional para pagar a los traductores: «La partida presupuestaria para los traductores ya existe». ¿Es que el hecho de que exista partida presupuestaria no supone que el gasto –estúpido e inútil- no se vaya a producir?.

Perez (PSOE): lo que hemos hecho es «encontrar un campo de entendimiento» para conseguir la unidad de España y que «no es cierto que lo hagamos por electoralismo». ¿Entendimiento? ¿Unidad? ¿Electoralismo? Está claro que no hablamos el mismo idioma o que, aún hablándolo, no atribuimos el mismo significado a estas palabras.

Vindel (PP): «¿por qué nosotros nos tendremos que poner un pinganillo y el señor Zapatero y los ministros no?». ¿Es que eso es lo único que se te ocurre? ¿Te habría parecido bien si también se extiende al gobierno el uso del pinganillo?

Bonet (Entesa Catalana): lo que se ha hecho ayer en el Senado es una «acto de españolidad y de constitucionalismo útil». Está claro que necesitamos traductores ¿qué entiendes por “españolidad” y por “útil”?

En fin, poco más se me ocurre comentar sobre esta estupidez. Tan sólo, lamentarla.

Pete Seeger (cómo no) tiene también su cantar para este asunto. Es una canción que concentra lenguas, no que las separa; que aglutina culturas, no que las divide.

Para todos ustedes, ALL MIXED UP, de Pete Seeger. Tiene varias versiones, una bastante buena y más moderna con Tao Rodríguez, pero he preferido la original.


ALL MIXED UP

You know this language that we speak, 
is part German, Latin and part Greek
Celtic and Arabic all in a heap, 
well amended by the people in the street
Choctaw gave us the word “okay”; 
“Vamose” is a word from Mexico way. 
And all of this is a hint I suspect of what comes next.

Chorus:
I think that this whole world
Soon mama my whole wide world
Soon mama my whole world
Soon gonna be gettin’ mixed up.
Soon mama my whole world
Soon mama my whole wide world
Soon mama my whole world
Soon gonna be gettin’ mixed up.

I like Polish sausage, I like Spanish rice, 
and pizza pie is also nice
Corn and beans from the Indians here 
washed down by German beer
Marco Polo traveled by camel and pony, 
he brought to Italy, the first macaroni
And you and I as well as we’re able, 
we put it all on the table

(Chorus)

There were no red-headed Irishmen 
before the Vikings landed in Ireland
How many Romans had dark curly hair 
before they brought slaves from Africa?
No race of man is completely pure, 
nor is anyone’s mind, that’s for sure
The winds mix the dust of every land, 
and so will woman and man.

(Chorus)

This doesn’t mean we will all be the same,
We’ll have different faces and different names
Long live many different kinds of races
It’s difference of opinion that makes horse races
Just remember the rule about rules, brother
What could be right for one could be wrong for the other
And take a tip from La Belle France: “Viva la difference!”

(Chorus)

Anuncios
  1. Albert Lluch
    22 julio, 2010 en 2:40 PM

    Lamento no estar de acuerdo contigo. Estás hablando del Senado, que creo es la cámara de representación territorial, Estaría de acuerdo si hubieras dicho que puestos a recortar, nos cargemos el Senado total para lo que sireve. Considero que la mejor manera de respetar una lengua es usarla y os guste o no en España hay distintas leguas que deben ser respetadas y usadas, repito estamos hablando del Senado.
    Por la misma regla de tres, en Europa se podría usar una sola lengua y así nos saldría mas barato, pero claro no sería el castellano y eso no nos gusta ¿verdad?
    Seguramente no habrás pasado por la experiencia de tener tu lengua materna pohibida, censurada y perseguida incluso en su propio territorio, ya no hablo de expresarse libremente, que eso lo hemos sufrido todos, hablo de la lengua.
    Lo de la España plural solo nos lo hemos creido durante un tiempo algunos, otros han estado siempre por el pensamiento único, lengua única, y algunos tambien “una grande y libre”.
    Que pena que gente culta no se sienta orgulloso que en su país se hable mas de una lengua y que por supuesto no les merezca ningún interés el conocerlas. Por lo menos se podrían respetar.

    • 26 julio, 2010 en 12:26 AM

      Hola Albert
      Bienvenido al blog; y gracias por participar con tu comentario.
      Me parece estupendo que discrepes de mi opinión, o de mi reflexión. De la discrepancia nace el debate, el acuerdo, la amistad o, simplemente, nada de nada. Continúa la discrepancia y muere el debate.
      Pero, por favor, no discrepes de lo que no digo y de lo que ni siquiera siento. En mi post tan sólo me he referido a la decisión que los senadores, por mayoría, han adoptado: el uso obligatorio de las cinco lenguas nacionales cuando, en mi opinión es absolutamente innecesario (es más, es estúpido), es costoso, es jocoso y hará que el senado sea aún más inútil de lo que es hoy (verás que en esa percepción coincidimos).
      La mejor manera de respetar una lengua es utilizarla con dignidad y sobre todo con libertad; es decir, todo lo contrario de lo que el senado hace: obligando, por mayoría y mediante las correspondientes contraprestaciones políticas, a usarla.
      No me metas, por favor, en esa segunda persona del plural que utilizas en tu comentario; en ese “os guste o no”. No me oirás ni me leerás una sola palabra en contra de Catalunya o de los Catalanes como colectivo; ni lo siento, ni es mi estilo. Respeto a los catalanes y a su lengua, a los vascos y a los gallegos con la suya. También a los valencianos, aunque no estoy seguro de que su lengua sea diferente de la de los catalanes.
      Me parece aberrante, y en eso estoy totalmente de acuerdo contigo, que una lengua sea prohibida o censurada como efectivamente sucedió. Y precisamente por eso, quienes sufrieron esa represión, deberían permitir el uso de otras lenguas con absoluta libertad dentro de sus territorios.
      Es la única manera de respetarnos y de respetar nuestras lenguas: permitir que se hablen con dignidad y libertad; y sin reprimir, condenar o multar a quienes, en uso de su libertad, prefieren expresarse en su propia lengua materna.
      Sea el catalán en Castilla o el castellano en Catalunya.
      En cuanto a la comparación del senado español con el parlamento europeo, no creo que hayas querido establecer la comparación en serio.
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: