Inicio > BUROCRACIA Y ADMINISTRACIÓN, LA CRISIS ECONOMICA > MAS CAGA UN BUEY QUE CIEN GOLONDRINAS

MAS CAGA UN BUEY QUE CIEN GOLONDRINAS

Una de las expresiones más escuchadas en estos meses es “esto es el chocolate del loro”. Se refiere este dicho a algo insignificante en términos cuantitativos. Y en el entorno en el que se escucha, nuestra crisis económica, algo poco relevante en comparación con alguna otra cosa que pudiera haberse hecho. La utilizan, en sentido despreciativo, los que no están dispuestos a renunciar, o a que los suyos renuncien, a pequeñas prebendas o privilegios o a la vanidad de poder dar dádivas, limosnas o subvenciones: “pero si esto es el chocolate del loro”, dicen para no hacer.

Hay una frase menos conocida y que, siendo la antitética, me sorprende no habérsela oído a nadie. La escuché en casa, de chaval, creo recordar que a mi madre que es bastante “refranera”, de la ribera Navarra nada menos. “Más caga un buey que cien golondrinas” implica que una sola acción o medida, por su dimensión, vale más que muchas otras de menor relevancia individual.

De la primera, ignoro su origen, aunque ya he oído tres o cuatro versiones diferentes. De cualquier manera, aunque su significado de conoce, es muy poco gráfica. La gente la entiende porque sabe para qué se utiliza, no porque sepa lo que quiere decir. Sin embargo, la del buey es muy gráfica. Basta con imaginarse la bosta de un buey en comparación con la cagadita de una golondrina. Hay una gran diferencia…….cuantitativa. La conexión entre ambos dichos la podemos encontrar en la equivalencia o similitud que existe entre una cagada de golondrina y el chocolate del loro. Quien lo hubiera dicho.

En estas últimas semanas hemos conocido chocolates de loro, cagadas de buey, de golondrinas y, simplemente, cagadas; muchas cagadas.

Son cagadas de buey las medidas de ajuste que adoptó recientemente el gobierno y que aprobó, por los pelos, el parlamento. La rebaja de sueldos del sector público, la congelación de las pensiones, la moratoria en obra pública, la congelación de pensiones, la reducción del gasto en cooperación internacional y los ajustes en otros gastos sociales. La mayoría de ellas necesarias en un contexto como el actual, pero probablemente aún insuficientes.

Son cagadas de golondrina, o chocolates de loro, los incrementos aprobados en algunas autonomías en el tipo marginal del IRPF para ingresos relativamente elevados, las reestructuraciones administrativas suprimiendo consejerías, cargos y sociedades públicas, también en ciertas autonomías. Bienvenidas sean porque, a más de contribuir a la gran cagada de buey que supone la suma de todas, consiguen en parte ese “reparto entre todos” de los sacrificios que necesita este país para salir de la crisis o no caer más profundamente en ella.

Son otras cagadas de golondrina o chocolates de loro, sin que nadie ponga coto a ellas, todos los dispendios que se siguen produciendo por míseros políticos y cutres funcionarios o asesores tanto del gobierno como de las administraciones de menor nivel. En anteriores entradas se han mencionado algunas, pero continúan conociéndose, sin que nadie haga nada, cosas como:

– Las decisiones del tripartito catalán, fundamentalmente pero no solo de ERC, concediendo subvenciones de última hora a fundaciones y asociaciones afines y colocando a los suyos en empresas públicas, porque saben que no van a continuar ni aquellos dando, ni estos recibiendo.
– La permisividad, que a nadie parece interesar restringir, en la contratación de asesores –amigos, se entiende- por parte de cada jefe o jefecillo, sea de gobierno nacional autonómico o local. Leo con estupor, que no asombro, que el ayuntamiento de Alicante (por estas tierras floto ahora) cuenta con 54 “asesores de alto nivel” (un 10% más que hace año y medio). Con razón, uno de la oposición dice para qué quieren asesores si “los funcionarios están a su entera disposición para asesorarles en cualquier tema municipal”. Algo similar sucede en el resto de ayuntamientos importantes. Y lo mejor, la justificación de un portavoz oficial del de Valencia: “Si viéramos las cifras de Madrid, Barcelona o Sevilla, estaríamos por debajo”. No argumenta su necesidad, sino tan solo que no gastan por encima de otros. Aún es más escandaloso este hecho en las Diputaciones Provinciales. Recuerdo que hace pocos días el propio José Blanco cuestionaba su utilidad y se planteaba disolverlas. No sirven para nada, solo para gastar lo nuestro. Pues bien, las diputaciones cuentan con similar número de asesores que los ayuntamientos. Y lo interesante es que los asesores pueden tener otros cargos.
– La sangría en las subvenciones a las TV públicas. ¿Para que sirven las televisiones públicas autonómicas? Solo para publicidad del gobierno que las subvenciona y para colocar, con sueldos astronómicos a los amigos.
– El insostenible coste del boato y de la vanidad de nuestros gobernantes. No solo en sedes y despachos, sino también en gasto corriente: coches, viajes, propaganda. Leo, y la fuente es oficial, de Presidencia de Gobierno que sólo en teléfonos móviles, el gobierno (solo el central) se gasta en los últimos doce meses, la friolera de 105 millones de euros en telefonía móvil. En tres años se ha duplicado el número de móviles adscritos a funcionarios.
– Y las míseras cagaditas, las que gastan poco y joden mucho: La financiación del alcalde de Segovia de un disco de un grupo que incluye canciones llamando hijo puta al rey; La subvención de Carod para la compra de 5000 silbatos para una pitada masiva al rey en la final de la copa; las subvenciones de Igualdad para el estudio de la excitación sexual del clítoris; la subvención de exteriores a Paraguay para la mejora de la salud sexual de sus mujeres; la subvención para un centro de transformación de la cochinilla en Lanzarote; los tres ministros que viajan el mismo día a Bruselas, cada uno en su propio Falcon; lo de los pies zambos de Zimbabue; lo de…..

Y muchas, muchas otras golondrinas haciendo sus cosas. Las golondrinas cagan poco, es verdad, pero ¡hay tantas golondrinas!

Y las grandes cagadas, no de Buey, sino de brontosaurio, las siguen haciendo Rajoy y los líderes sindicales. Cada uno a su manera, quieren cargarse a ZP. Aquel con su no permanente a decisiones que antes exigía, con su “cuanto peor mejor”. Estos, porque sólo conseguirán su razón de ser con un gobierno de centroderecha en el poder. Porque con ZP han comido y vivido bien, pero hoy están hundidos. Como aquella canción protesta de Lluis Llach de tiempos de Franco, “L’estaca”, entre todos y especialmente estos dos, “si estirem tots, ella caurá i mol de temps no pot durar”.

Ahí va esta canción. Pero para relajarme un poco, también cuelgo otra de mi querido Pete Seeger, más adecuada a mi actual estado de ánimo: “The water is Wide”, en una preciosa versión de Karla Bonoff. No os la perdáis.

L’ESTACA
L’avi Siset em parlava de bon matí al portal
mentre el sol esperàvem i els carros vèiem passar.
Siset, que no veus l’estaca on estem tots lligats?
Si no podem desfer-nos-en mai no podrem caminar!

Si estirem tots, ella caurà i molt de temps no pot durar.
Segur que tomba, tomba, tomba, ben corcada deu ser ja.
Si jo l’estiro fort per aquí i tu l’estires fort per allà,
segur que tomba, tomba, tomba, i ens podrem alliberar.

Però, Siset, fa molt temps ja, les mans se’m van escorxant,
i quan la força se me’n va ella és més ampla i més gran.
Ben cert sé que està podrida però és que, Siset, pesa tant,
que a cops la força m’oblida. Torna’m a dir el teu cant:

Si estirem tots, ella caurà i molt de temps no pot durar.
Segur que tomba, tomba, tomba, ben corcada deu ser ja.
Si jo l’estiro fort per aquí i tu l’estires fort per allà,
segur que tomba, tomba, tomba, i ens podrem alliberar.

L’avi Siset ja no diu res, mal vent que se l’emporta,
ell qui sap cap a quin indret i jo a sota el portal.
I mentre passen els nous vailets estiro el coll per cantar
el darrer cant d’en Siset, el darrer que em va ensenyar.

Si estirem tots, ella caurà i molt de temps no pot durar.
Segur que tomba, tomba, tomba, ben corcada deu ser ja.
Si jo l’estiro fort per aquí i tu l’estires fort per allà,
segur que tomba, tomba, tomba, i ens podrem alliberar.

THE WATER IS WIDE

The water is wide, I cannot cross over,
And neither have I wings to fly,
Give me a boat that can carry two,
And both shall row – my love and I.

A ship there was, and she sails the sea,
She’s loaded deep as deep can be,
But not so deep as the love I’m in,
And I know not how, I sink or swim.

I leaned my back up against some young oak,
Thinking he was a trusty tree,
But first he bended and then he broke,
And thus did my false love to me.

I put my hand into some soft bush,
Thinking the sweetest flower to find.
I pricked my finger to the bone,
And left the sweetest flower alone.

Oh, love is handsome, love is fine,
Gay as a jewel, when first it is new,
But love grows old, and waxes cold,
And fades away, like summer dew.

The seagulls wheel, they turn and dive,
The mountain stands beside the sea.
This world we know turns round and round,
And all for them – and you and me.

Anuncios
  1. Lolita
    16 junio, 2010 en 12:22 PM

    Siguiendo la línea “escatológica”…Dejo aquí otra de “brontosaurio”, a la que según he leido por ahí, España no se opondría:

    http://portal.unesco.org/science/es/ev.php-URL_ID=7972&URL_DO=DO_PRINTPAGE&URL_SECTION=201.html

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Unesco/aplaza/premio/Obiang/presion/internacional/elpepuint/20100615elpepuint_13/Tes

    Un auténtico despropósito.

    Por cierto, bonita canción (la versión de Karla Bonoff).

    Lolita.

    • 17 junio, 2010 en 11:21 AM

      Tenemos telepatía. Leí la noticia y pensé inmediatamente en hacer una entrada. Es vergonzoso.
      The Water is Wide la canta su autor, Pete Seeger, pero no encontré el video. Encontré el de otro de los míos, Arlo Guthrie, hojo de Woody, pero no me gustó.
      Me alegro de que te haya gustado la de Karla.

  2. Joselito
    16 junio, 2010 en 8:26 PM

    Tienes toda la razón Jaime, el otro día leía que en España había 30.000 coches oficiales…esto creo que sería Buey y hoy me han mandado un pdf de una “Guía del Culo” pagada con dinero público cuya lectura daba verdadera verguenza….era claramente de golondrina.

    La pena es que no haya un sitio público donde todo esto se vaya acumulando, haciéndose público hasta que a alguien se le ocurra poner en práctica la que considero que sería la única solución, aunque suene muy drástica: empezar de cero; derogar todo lo relacionado con la Administración: privilegios, presupuestos, Ministerios…. TODO-, y darnos seis meses para refundarlo TODO desde cero. Es decir, pinchar, como decía una buena amiga mía, la siguiente “burbuja”, la de la Administración, que es claramente insostenible financieramente a medio y largo plazo.

    Un abrazo y buen viento ¡¡¡

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: