LA CRISIS REAL

Nos hemos acostumbrado a leer y escuchar en los medios noticias, análisis y declaraciones sobre las causas y los efectos de la crisis actual. Pero, a menos que nos afecte severamente, y no me refiero a que nuestra casa o nuestras acciones valgan menos, sino a  la pérdida del trabajo, o en el peor de los casos, esperanza, la vemos como algo que, simplemente, existe y que seguramente pasará.

Hay 4 millones y pico de parados, pero si no nos afecta no es mas que un número estadístico. La crisis de las cajas, el coste de la deuda, los ajustes fiscales, las pensiones, la reforma laboral, los sueldos de los funcionarios, las caídas de la bolsa, etc, son “noticias” que nos alteran, nos preocupan y nos crean estrés. Mientras no descendamos al mundo real, al escaparate humano de la crisis para conocer su efecto en las personas, seguiremos viéndola como algo relativamente ajeno o lejano.

Hoy leo en prensa un caso, terrible, que refleja el efecto individual de esas causas que muchos no comprenden. La historia, resumida, es la siguiente:

Las víctimas: una familia de un pueblito de Almería

La situación previa: familia acomodada; una par de casas, una industria, un trabajo,….un medio de vida digno.

La situación actual: ruina

¿Qué ha habido por medio? Una historia kafkiana; un cúmulo de despropósitos.

Uno de los hijos, Francisco, con su pequeña industria de componentes eléctricos, trabaja para otras empresas que a su vez trabajan para la Administración Pública. La Administración, ya se sabe, paga tarde y mal. Pero cuando los políticos se gastan más de lo que ingresan en, valga el eufemismo, asuntos que poco tienen que ver con los administrados, ese “tarde y mal” se puede convertir en “nunca”. Digo de pasada que, aunque la empresa no cobre su trabajo, el IVA de lo que no cobra lo tiene que pagar a la Hacienda.

Al no cobrar de la Administración, la empresa no tiene dinero para pagar al industrial, de modo que le da unos pagarés. Para poder seguir funcionando y comiendo, Francisco descuenta los pagarés en el banco. Pero resulta que la empresa que emite los pagarés, no hace honor a su pago a vencimiento. Está arruinada porque la Administración sigue sin pagarle. ¿Qué hace el banco? Pues ir contra Francisco y su pequeña industria.

Francisco también esta bastante arruinado, pero resulta que su madre había avalado, con su casa, la refinanciación de la deuda de la pequeña industria de Francisco. Al no poder hacer frente a la deuda, la casa se embarga y sale a subasta. Una entidad financiera se la queda por un valor ridículo, 15 mil euros, menos del 10% de su valor real. Pero no queda la cosa ahí, porque como la casa estaba hipotecada, la Caja de Ahorros sigue ensañándose con la madre para que pague las cuotas de la hipoteca. Aunque ya no sea dueña de su casa.

Esta es la historia. ¿Qué ha fallado? Todo. ¿Qué ha funcionado? Bien, nada.

Lo que se ha producido es una cadena de fraudes protegida y amparada por el Estado; Muchos se han enriquecido un poquito, a costa de la ruina total de una familia. Hay enriquecimiento injusto de la Corporación Pública que no ha pagado sus deudas; hay enriquecimiento injusto del Estado al cobrar el IVA. hay enriquecimiento injusto de la entidad financiera que se queda con la casa en subasta, supongo que amañada. Y la consecuencia, la ruina, más injusta que todas las injusticias anteriores, de una familia. La pérdida de la esperanza y de su fe en la sociedad.

Si las deudas de las corporaciones estuvieran avaladas por el Estado.
Si los gastos de la Administración fueran razonablemente controlados por el Tribunal de Cuentas.
Si la Ley Cambiaria y del Cheque fuera modificada y adaptada a la situación actual.
Si las subastas de activos embargados no estuvieran amañadas.
Si la reglamentación del IVA tuviera cierto sentido de lo que es justo.
Si hubiera un poco, solo un poco de ética, en nuestros administradores y entidades financieras.
Si hubiera un poco, solo un poco de inteligencia en nuestros gobernantes,

Nada de esto hubiera sucedido. Les han dejado sin nada, como en la milonga de Cafrune “YO SOY EL DUEÑO DE TODO”, pero nunca tengo nada.

Como este caso habrá cientos o miles. Pero entonces, ya serán sólo estadísticas.

Anuncios
  1. Cosimo
    3 junio, 2010 en 1:35 PM

    Ya lo dijo Stalin: 1 muerto es una tragedia; 500.000 muertos es una estadística.

  2. JOSELITO
    3 junio, 2010 en 5:12 PM

    Qué razón tienes Jaime ¡¡¡ Con lo fácil que sería arbitrar un nuevo procedimiento que paralizase, al menos en época de crisis, toda la maquinaria legislativa para este tipo de casos… recordarás que hace poco la Ministra de Economía anunció que iba a contratar a unos señores que iban a desbloquear las operaciones de NO crédito para que efectivamente el crédito llegara a los negocios, al haber identificado éste como uno de los graves problemas de la crisis actual. Pues en casos como el que tú describes, que deben de estar ocurriendo a miles, originados por el imago de las Administraciones Públicas, especialmente las Locales, que contraten a unos señores, que certifiquen que es cierto y que, en menos de 15 días, “certifiquen” que no se puede aplicar el proceso normal y que la mora de la Administración no puede propiciar semejante resultado tan injusto.

    Ayer leía que deben más de 30.000 millones de euros y suele ocurrir que sean pequeñas cantidades a Pymes como la almeriense que describes…

    Un abrazo fuerte,

    Joselito

    • 4 junio, 2010 en 2:54 PM

      Hola Joselito, wellcome to the club.
      Mientras los bancos puedan tomar dinero al 1% del BCE y comprar bonos soberanos al 4%, todo eso sin trabajar, ¿cómo van a prestar a la empresa asumiendo riesgo, aunque saquen algo más de spread?
      Hay muchas cosas que son fáciles de arreglar, pero falta coraje. Todos los gobiernos suelen ser fuertes con los débiles y débiles con los fuertes. Y este se lleva la Palma
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: