Inicio > ESTRELLAS DE LA POLITICA, POLITICA > ROY BEAN (el Juez de la Horca)

ROY BEAN (el Juez de la Horca)

 

 Roy Bean fue un personaje real que vivió en la segunda mitad del siglo XIX  y ejerció como Juez de Paz en el Condado de Pecos. Él mismo se hacía llamar “The Law West of Pecos”, la ley al oeste de Pecos. Dice la historia que impartía justicia de modo un tanto “peculiar”.

John Huston llevó la historia de Roy Bean al cine, a primeros de los 70, con una magnífica película protagonizada por Paul Newman, Jaqueline Bisset, Antony Perkins y Ava Gardner. En fin, un reparto de escándalo.

Dios me libre de comparar a Roy Bean con Baltasar Garzón, pero todo lo que está sucediendo alrededor de BG me ha traido a la memoria al personaje del Juez de la Horca. Cada uno, en su estilo y en su momento, fue rompedor. A Roy Bean le maltrataron hasta casi ahorcarle, en un pequeño pueblo del condado. Volvió para vengarse ya como “Juez de la Horca”……A BG, que ya era juez, le están, según muchos sostienen, maltratando……

No he profundizado en la biografía ni en la trayectoria judicial de Garzón; se lo que la mayoría sabe y trato de no dejarme influir por lo que unos y otros opinan de Garzón y de sus métodos. Creo que ha sido (lo digo en pasado, dado que desde ayer está suspendido como juez) un juez  muy notable. Por notable no digo más que eso: que se ha hecho notar, que es como no decir nada. Incluso quienes le defienden mantienen que es un mal instructor, lo que ya es un elemento muy negativo en un magistrado del juzgado de instrucción, pero también mantienen que es un juez íntegro y, desde luego, valiente; pero no siempre le han defendido. Quienes le atacan, dicen que prevarica, que está al servicio del poder, pero no le han atacado siempre. En bastantes ocasiones, las defensas o los ataques han dependido de cómo juzgaba o instruia los asuntos que juzgaba o instruía, en el sentido no tanto técnico sino en función de los intereses de cada parte.

En mi relativamente poco autorizada opinión (autorizada como ciudadano, poco autorizada como “garzonólogo”, valga el neologismo) creo que BG ha sido un juez excesivamente vanidoso, rayano en la soberbia y ciertamente vengativo frente a quien considera que le ofendió o que le traicionó. Ambas características, impropias de un juez. Cierto es que, a lo largo del tiempo, ha “repartido estopa”, en su competencia judicial, contra todos sin distinguir colores políticos, pero cierto es también que lo ha hecho “por épocas”. Contra el PSOE, a raíz del asunto GAL, al sentirse traicionado por Felipe Gonzalez que truncó su incipiente carrera política a la que él mismo le había invitado a entrar. En aquella época era el propio PSOE quien atacaba a Garzón. Contra el PP, a raíz de la corrupción en el seno de este partido,  por el asunto Gürtel. Contra ETA, y con mucha eficacia, en casi todos los momentos,…….excepto cuando las condiciones políticas (negociación) aconsejaban relajar la presión.

Y ha actuado también contra las dictaduras: la chilena, la argentina, la de Guantánamo y la del franquismo. Valiente y rompedor, desde luego,  ha sido.

En definitiva, BG tiene una extraordinaria personalidad y creo en su integridad como persona. Pero no estoy convencido de que haya sido un buen juez. La vanidad ha podido con él. Ya lo decía Atahualpa Yupanqui en sus “Coplas de un Payador Perseguido”:

La vanidá es yuyo malo
que envenena toda huella.
Es preciso estar alerta
manejando el azadón,
pero no falta el varón
que la riegue hasta en su puerta.

yuyo, hierba

huella camino, trocha

Lo malo de todo es que la situación se ha envenenado. Demasiado partidismo y demasiado apasionado; demasiado bueno para unos, demasiado malo para otros.

Lo malo es que la iniciativa de su encausamiento, que no por eso deja de ser legítima, proviene de querellas de grupos de extrema derecha y de abogados que defienden a corruptos.

Lo malo es que el motivo principal de su suspensión haya sido un asunto jurídicamente interpretable como prevaricación o simplemente como opinión fundada en derecho, pero relacionado con la dictadura franquista. Y este factor ha sido aprovechado y utilizado con demagogia por sus defensores. ¿Habría sido lo mismo si la suspensión se hubiera producido por el asunto de los dineros de Botín? Seguro que no.

Pero, finalmente, hay un elemento determinante: la decisión del Tribunal Supremo ha sido tomada por unanimidad, entre jueces con diferentes sensibilidades políticas. Y no creo que todos ellos hayan prevaricado. Aunque sólo sea por esa razón, debemos dar la decisión de suspenderle por correcta y ajustada a derecho.

Sólo espero que el Consejo General del Poder Judicial no le impida desarrollar su vueva aventura judicial como asesor, o lo que sea, del Tribunal Penal Internacional. Juez BG, ojalá te vaya bien en La Haya.

Y tambien espero que su apartamiento de la audiencia y el asunto de las famosas escuchas no afecte, en lo más mínimo, al asunto Gürtel.

Aquí teneis un “you tube” del Juez de la Horca

Anuncios
    • 16 mayo, 2010 en 12:38 AM

      Pues en lo fundamental, no tenemos demasiado desacuerdo. Pero sí parece que, además de lo demás, ha habido venganza contra quien se vengó. Al menos, por parte de Margarita Robles

  1. tano
    16 mayo, 2010 en 12:04 AM

    Comento con otra imagen. Tambien al oeste de Pecos habia otra ley.A algunos los dejaron sin botas en el desierto y no buscaron retribucion. Siguieron su camino.

    Por que algunos en vez de meternos a todos en lios no aplican la ley de las mañanas de mariposas y las tardes de girasol.?

    Un abrazo
    tano

    • 16 mayo, 2010 en 12:32 AM

      Coño Tano, igual que con el Corsario, telepatía. Llevo dándole vueltas a ver como meto a Cable Hogue y su “butterfly mornings, wild flowers in the afternoon” y no se me ocurría ningún asunto.
      Y vas tu y me la pones en tu comentario. Telepatía pura.
      Preciosa película y precioso tema musical

  2. Lolita
    16 mayo, 2010 en 1:11 AM

    “La vanidad hace siempre traición a nuestra prudencia y aún a nuestro interés”(Jacinto Benavente).

  3. Cosimo Piovasco di Rondó
    16 mayo, 2010 en 12:13 PM

    El problema de Garzón es que tiene más talante de justiciero que de juez y un juez lo que tiene que hacer es aplicar la ley, no tratar de hacer “justicia”. Del dictado de las leyes ya se encarga el legislador. De todas formas hay algo que apesta en todo esto y me apesta en igual medida por la derecha que por la izquierda. Son los políticos y sus intereses partidistas y cínicos lo que apesta. Jaime, qué mérito tienes dedicando tus desvelos a esta pandilla de mamones y sus espurias motivaciones.

    • Cosimo Piovasco di Rondó
      16 mayo, 2010 en 12:27 PM

      …. en el post anterior me referí a los políticos, y olvidé incluir una referencia a sus “huestes” carentes del más mínimo espíritu crítico y a los medios partidarios de uno y otro lado. Españolito que vienes al mundo ….

      Me recuerda a aquella anécdota en un mitin político al que llega tarde uno de los “partidistas”:

      – ¿Qué tal ha estado nuestro lider?
      – Fantástico
      – ¿Qué ha dicho?
      – No sé, pero ha estado fantástico

      Qué malo es seguir un credo que limite nuestro espíritu crítico. En todo.

      • 16 mayo, 2010 en 9:48 PM

        Es esto que dices lo que inicia y “justifica”, al menos para mi, este blog: no hay neutralidad; todo es partidismo, de los políticos, de sus “huestes”, de los medios.
        Tu diálogo, muy del tipo de Groucho, hubiera podido finalizar, sin cambiar el fondo, así:
        -Y ¿quien es nuestro lider?
        -Ah, no se, pero ha estado fantástico.
        La mayoría de la gente (ojalá exagere) tiene posiciones predeterminadas. Dá lo mismo lo que diga el lider, mientras sea el lider. Sólo ahora, después de las medidas de ajuste, parece que las encuestas se han decantado claramente hacia el moreno. Por el bolsillo, no por la ideología. Es tan facil movilizar a la gente….
        Bueno, nos queda la palabra……y la música. Y como de palabra y música se trata este blog, te mando, querido Cosimo, esta joyita de Paco Ibañez (música) y Blas de Otero (palabra)

    • 16 mayo, 2010 en 9:28 PM

      De ahí el símil con Roy Bean. El juez de la Horca era un justiciero; mucho más que BG, naturalmente. Aplicó su justicia, no la Justicia. Y la justicia de cada uno está siempre contaminada por las pequeñas venganzas e inquinas personales.
      Y, tienes razón, todo lo que ha habido alrededor de BG apesta. Lo dije en algún “post” hace tiempo: BG no era el protagonista, ni siquiera la víctima. Era, simplemente, la excusa. La excusa para que unos y otros se pelearan en el lodo, como en esas luchas medio eróticas en las que el ring es un lodazal.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: