Inicio > LA CRISIS ECONOMICA, MUSICA, POLITICA > EL HOMBRE DE LA PANDERETA

EL HOMBRE DE LA PANDERETA

Hoy ha expuesto Z su forzado plan de estabilización. He oido muy por encima los comentarios, todos críticos, de los portavoces de los grupos parlamentarios. Cada uno con sus partidistas y poco objetivas razones.

Mi primera sensación es que las medidas son necesarias en la situación actual, pero parciales. Ha tenido poco tiempo ahora, porque la presión de verdad le ha llegado hace un par de días, pero ha tenido mucho tiempo antes porque no me creo que el gobierno no tuviera un plan B de emergencia. En ese sentido me ha parecido un plan muy poco elaborado.

Se ha centrado en el coste laboral del sector público ( a ver como reaccionan Canuto y Canito, Méndez y Toxo), la subvención del cheque-bebé (injusta por indiscriminada), la congelación de pensiones y la reducción de la inversión pública, fundamentalmente.

Hay otras medidas de menor calado, como la reducción de la ayuda al desarrollo. A uno de los comentaristas le he escuchado una frase muy gráfica respecto a la ayuda al tercer mundo: “consiste en quitar dinero a los pobres de los paises ricos, para dárselo a los ricos de los paises pobres”. Probalemente hay algo de verdad, porque la mayor parte de las ayudas se canalizan a traves de la administración o instituciones del país de destino y no va directamente al necesitado. Y, claro, la parte del león se dedica a “engrasar engranajes”.

En fin, son medidas necesarias, y muchas de ellas de rápida implantación y efecto, pero no suficientes. O, dicho de otra manera, posiblemente haya áreas susceptibles de recortes más eficaces y que afectan menos al ciudadano. Y ya que algunas de las adoptadas tienen su efecto en 2011, creo que deberían tomarse, hay tiempo por delante, otras con el mismo horizonte de efecto para que haya tiempo de implantarlas. Muchas de ellas pedidas por varios grupos. Una posible relación:

-Afloramiento dinero nego (hablé ayer de ella)
-Sistema de copago en sanidad pública
-Adelgazamiento real de la Administración central y autonómica (integración de ministerios y consejerías)
-Análisis exhaustivo de subvenciones públicas y eliminación de las ineficaces.

-Eliminación de gastos suntuarios, celbraciones inútiles, publicidad y propaganda de las organismos públicos, en fin, todos estos gastos superfluos.
-Incremento de los impuestos especiales.

Y, por supuesto, acelerar la reforma laboral. A ver si el plazo de fin de mayo lo cumplen de una puñetera vez.

Pero el hecho de que haya otras medidas posibles y necesarias no debe ser aprovechado por la oposición, especialmente el PP para, como única reacción, lanzar piedras al pobre hombre de la pandereta. Coño, Mariano, aprovecha la oportunidad para decir “!!Por fin has reaccionado¡¡ Vamos a seguir trabajando”, en lugar de aprovechar la debilidad del contrario para tratar de hundirle más y con ello consolidar el apoyo electoral del centro derecha, que nunca vas a perder. Con tu actuación, estás alejando al que, con otra conducta más noble y constructiva, podrías ganar. Pídele otra entrevista, siéntate con él y trabajad juntos.

Cito al Hombre de la Pandereta porque, no se cuá es la razón, Z me recuerda en algo al Mr Tambourine Man de Bob Dylan, otro de mis folksingers favoritos y seguramente mucho más conocido por la generación actual que Pete Seeger, Jim Reeves y otros que iréis conociendo.
Ahí va.

MR TAMBOURINE MAN (el Hombre de la Pandereta)Con sus letras, naturalmente.

INGLES
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come followin’ you
Though I know that evenin’s empire has returned into sand
Vanished from my hand
Left me blindly here to stand but still not sleeping
My weariness amazes me, I’m branded on my feet
I have no one to meet
And the ancient empty street’s too dead for dreaming
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come followin’ you
Take me on a trip upon your magic swirlin’ ship
My senses have been stripped, my hands can’t feel to grip
My toes too numb to step
Wait only for my boot heels to be wanderin’
I’m ready to go anywhere, I’m ready for to fade
Into my own parade, cast your dancing spell my way
I promise to go under it
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come followin’ you
Though you might hear laughin’, spinnin’, swingin’ madly across the sun
It’s not aimed at anyone, it’s just escapin’ on the run
And but for the sky there are no fences facin’
And if you hear vague traces of skippin’ reels of rhyme
To your tambourine in time, it’s just a ragged clown behind
I wouldn’t pay it any mind
It’s just a shadow you’re seein’ that he’s chasing
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come followin’ you
Then take me disappearin’ through the smoke rings of my mind
Down the foggy ruins of time, far past the frozen leaves
The haunted, frightened trees, out to the windy beach
Far from the twisted reach of crazy sorrow
Yes, to dance beneath the diamond sky with one hand waving free
Silhouetted by the sea, circled by the circus sands
With all memory and fate driven deep beneath the waves
Let me forget about today until tomorrow
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey! Mr. Tambourine Man, play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come followin’ you

ESPAÑOL
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
No tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
En el cascabeleo de la mañana te seguiré.
Aunque sé que el imperio de la tarde ha vuelto a convertirse en arena,
Se ha desvanecido entre mis manos,
Me ha dejado a ciegas, de pie, pero sin dormirme aún.
Mi abatimiento me asombra, estoy plantado en mis zapatos,
No hay nadie a quien tenga que ver
Y la antigua y vacía calle está demasiado muerta para soñar.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
No tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
En el cascabeleo de la mañana te seguiré.
Dame una vuelta en el torbellino de tu nave mágica
Me han despojado de mis sentidos, mis manos no sienten al apretar,
Los dedos de mis pies demasiado entumecidos para caminar, esperan solo a las suelas de mis botas
Para empezar a vagar.
Estoy listo para ir a cualquier lugar, estoy listo para desvanecerme
En mi propio desfile, lanza el hechizo de tu baile hacia mí,
Prometo seguir bajo él.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
No tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
En el cascabeleo de la mañana te seguiré.
Aunque puedas oír la risa, girando, balanceándose locamente a través del sol,
No está dirigida a nadie, simplemente escapa a la carrera
Y, excepto el cielo, no hay ningún cercado a la vista.
Y si oyes rastros borrosos de un saltarín carrete de poesía
A tiempo con tu pandereta, no es más que un harapiento payaso ahí detrás,
Yo no le prestaría atención, no es más que una sombra lo que ves que él persigue.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
No tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
En el cascabeleo de la mañana te seguiré.
Después llévame desapareciendo a través de los anillos de humo de mi mente,
Hasta las neblinosas ruinas del tiempo, más allá de las hojas congeladas,
Los embrujados, asustados árboles, fuera, a la playa ventosa,
Lejos del estrafalario alcance de la loca tristeza.
Si, a bailar bajo el cielo de diamante, moviendo libremente una mano.
Silueteado por el mar, rodeado por las arenas del circo,
Con todos los recuerdos y el destino conducido profundo bajo las olas,
Déjame olvidarme de hoy hasta mañana.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
No tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey! Mr. Tambourine Man, tócame una canción
En el cascabeleo de la mañana te seguiré.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: