Inicio > MUSICA, POLITICA, REVISTA DE PRENSA > EL MUNDO ESTA LOCO, LOCO, LOCO

EL MUNDO ESTA LOCO, LOCO, LOCO

Quizá recordéis los mayores una divertida película de Stanley Kramer. El Mundo está Loco, Loco, Loco.

El argumento es el siguiente:

En una interminable autopista del desierto, ocho automovilistas y sus respectivas parejas, entre ellos dos camioneros, que van de vacaciones a distintos rumbos y con sus propios problemas, presencian una carrera alocada de un automovilista, quien finalmente sobrepasa las contenciones y se despeña en su automóvil. Dicha situación cambiará sus planes y sus vidas!.

El accidente automovilístico deja como sobreviviente a un desconocido que alcanza a ser asistido por los automovilistas y este deja entrever en sus balbuceos, antes de fallecer, la existencia de un jugoso botín producto de un robo bancario en Santa Rosita, California. Cada uno de ellos entiende el mensaje del difunto, se miran a las caras, y salen corriendo a sus automóviles.

Cada uno de ellos emprende una endiablada desenfrenada carrera por llegar al lugar y hacerse con el botín. Cada uno de ellos intenta desesperadamente llegar al lugar intentando en lo posible atajar al otro produciéndose cómicas situaciones y gags.

Al final, después de recorrer todo el lugar, encuentran en un parque costero bajo una gran W, el lugar del tesoro, este es decomisado por el Capitán Culpepper de la policía de Santa Rosita (Spencer Tracy), quien se fuga con el dinero emprendiendo la carrera por la ciudad. Los automovilistas lo persiguen y lo atrapan en un edificio que está siendo usado como ensayo contra incendios y por una mala maniobra, el dinero se escapa por los aires cayendo encima de todos los presentes para decepción de los atribulados persecutores.

En nuestra realidad actual los términos del argumento varían ligeramente. No vamos en busca del tesoro sino huyendo, en loca carrera, del caos que puede quitarnos el nuestro. Finalmente el policía (ya no es Spencer Tracy, sino la casta política) acaba arrebatándonoslo. En nuestro intento por recuperar lo poco que queda, una racha de viento como un tornado con forma de acrónimos diversos (FMI, UE, BCE, S&P…) se lo lleva y desaparece.

Lo anterior es una burda caricatura. El título de este “post”, no.

Hoy se me ocurren tres locuras, aunque hay muchas, muchísimas más:

1. El President de la Generalitat, en “la Cuarta Página” de El País del día 5 de mayo,  amenaza veladamente al resto del Estado, no sólo con la fuerza de sus propias convicciones y de las resoluciones del Parlament, sino con otro tipo de fuerza: “Las tenemos (las razones), más que nunca. También fuerza, determinación e inteligencia, que vamos a demostrar en todo momento“. ¿Qué querrá decir?

En párrafo anterior afirmaba: “No hay sentencia que pueda juzgar los sentimientos de los ciudadanos de Catalunya ni su voluntad, todavía mayoritaria, de desarrollar su autogobierno en el marco de una España Constitucional.” Me parece, cuando menos, un ejercicio de soberbia y estoy convencido de que no sería éste su planteamiento si se estuviera hablando de los sentimientos de los ciudadanos de otra región.

Como Catalunya, hoy, es un asunto sensible, pido disculpas a mis amigos catalanes, bastantes, a quienes quiero de corazón, si se sienten ofendidos. Sólo critico a Montilla.

2. Mariano Rajoy la mete hasta el fondo. Le importa un carajo lo que diga la justicia: “diga la justicia lo que quiera voy a apoyar a Camps y Camps será el candidato”. Pero ¿es que no podéis callaros nunca? Si todo el tiempo que dedicáis a salir en los medios y a hacer mítines partidistas fuera de campaña, lo dedicárais a trabajar en serio, esto sería otra cosa.

Cuando veo a Camps, a Ricardo Costa y a Rita Barberá no puedo evitar la comparación. Aquellos tan cursis, ésta tan ruda. Si ha sido por intervención de Bibiana, se ha pasado tres pueblos.

3. Wall Street. Esta es la guinda del pastel. Como los mercados financieros no están volátiles, pues vamos a (“volatilizarlos” no sería la palabra adecuada) darles más vidilla. Esto ha debido de pensar un listillo broker americano que, en la sesión de ayer de Wall Street, al dar una orden de venta confundió en el ordenador la “m” de millions con la “b” de billions. Total, que ante una orden de venta de tal magnitud aparente, el “Dow Jones” se desplomó un 9% en minutos. Luego se recuperó, pero solo parcialmente porque la metedura de pata se produjo hora y media antes del cierre.

Pues esto y mucho más pasa. El mundo está, de verdad, loco, loco, loco

Para no deprimirme, hoy cuelgo esta canción: “Que vaya bien el mundo…..cuando yo ya no esté”.

¿De quien?, pues de Pete Seeger, naturalmente, que esta vez interpreta con Arlo Guthrie y Tao Rodriguez.

WELL MAY THE WORLD GO

[Chorus (and after each verse):]
Well may the world go,
The world go, the world go,
Well may the world go,
When I’m far away.

Well may the skiers turn,
The swimmers churn, the lovers burn
Peace, may the generals learn
When I’m far away.

Sweet may the fiddle sound
The banjo play the old hoe down
Dancers swing round and round
When I’m far away.

Fresh may the breezes blow
Clear may the streams flow
Blue above, green below
When I’m far away.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: