Inicio > CULTURA > POESIAS INEDITAS

POESIAS INEDITAS

Advierto que no son mías. Ya dije que no se poner verso a las palabras.
Pero aseguro que son inéditas. Iré descolgando, poco a poco, algunos poemas.

Quizá, más adelante, desvele al autor.

Esa capacidad de olvidar las palabras
Esa capacidad de olvidar las palabras
La obtuve con el tiempo
Siempre olvidé las cosas
Los nombres
Siempre olvidé parte de los recuerdos

Pero tuve una dicha
La palabra
La palabra con vida
Los silencios

Ahora olvido palabras….

No os preocupéis por mí
Ya las recordaré….
Sólo es cuestión de tiempo

 

Se me rompieron las alas

 Se me rompieron las alas

Al tocar las estrellas

 Como Icaro, no supe retomar el vuelo

 No se quien me castigó

Ni siquiera se si alguien lo hizo

 Sólo se que sin alas

            No se puede vivir

A Bea

 “No existo casi

Tránsfuga de la vida

No dejaré recuerdos ni equipaje”

 ¿Cómo puedo explicarte a ti,

Dura y esquiva,

Que las cosas se rompen porque si?

Que no hace falta nada,

Que a veces nos quedamos

Como polichinelas

            De la vida

 ¿Cómo puedo explicarte

Que el corazón se me perdió

Un buen día?

Que no hubo una razón,

Que solamente fue

            Hartura de la vida

 Se que no quedará rastro de mí

Que volveré a nacer

            Aunque no quiera

A Bea (2)

 ¿Cómo vives?

-Resisto

Pero ¿lloras?

-Lo dudo

¡Ya no eres tú¡

-Difiero. Nunca fui yo,

 Retuve sonrisas que me disteis

Agradecí a la vida

Tristezas y alegrías

 Y….¿quien eres? ¿lo sabes?

-No lo sé,

 Desconozco

Porqué nací y viví

 Porqué, si me quisisteis

Dejasteis que me fuera

Tan lejos y tan hondo

Tan alto y tan oscuro

 ¿Porqué, si me quisisteis,

Dejasteis que muriera?

 

Anuncios
Categorías:CULTURA Etiquetas: ,
  1. 29 abril, 2010 en 10:33 PM

    Ante el “ataque versolari” que te ha entrado, te dedico este poema:

    Te veo amigo muy entregado
    En estas líneas que nos presentas,
    y aunque prosista te nos defiendas
    te reconviertes en gran “versado”

    Escribió Quevedo ante las afrentas,
    que no era muy decente el licenciado,
    cuando en un soneto encadenado
    le dedicó palabras desatentas.

    Gongorilla atacó sin gran respeto
    al poeta que rió con la nariz
    de un hombre que exilió al del soneto

    considerando aquello un gran desliz.
    No quisiera yo verte castigado
    por no saber rimar ¡aún tan feliz”

    • 4 mayo, 2010 en 12:46 PM

      Hola Jesús
      Disculpa el retraso. Ya sabes por nuestras polémicas particulares que a quienes tenemos tiempo nos cuesta encontrarlo.
      Gracias por la dedicatoria del poema. Los versos que colgué no son míos; lo juro por mi honor; no tengo esa sensibilidad. Algún día desvelaré su nombre, o quizá sólo su seudónimo, ya veré. Mientras tanto, iré colgando alguno de vez en cuando.
      Y ya que ayer hablábamos del Gaucho, también colgaré algunos de los grandiosos duelos verbales entre Fierro y el Moreno.
      Un abrazo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: